En sus primeros días de gobierno, Biden da un respiro a los Dreamers, pausa deportaciones y detiene la construcción del muro

Revertir las políticas represivas en materia de inmigración de la administración anterior, ha sido una de las prioridades del nuevo gobierno americano.

A pocas horas de ocupar su puesto en la Casa Blanca, Joe Biden comenzó por revertir algunos de los muchos intentos del gobierno anterior por frenar la inmigración a ese país, además de detener el maltrato y la persecución que han estado sufriendo los inmigrantes durante los años recientes.

Positivos cambios en políticas de inmigración, en los primeros días del gobierno de Biden

Poco después de su juramentación como el 46°presidente de Estados Unidos, Joe Biden firmó varias órdenes ejecutivas destinadas a contrarrestar las acciones que había emprendido la administración anterior en varias materias clave, entre las cuales está la de la inmigración.

Los “Dreamers” o DACA

Biden aprobó una orden para preservar el programa de Acción Diferida para los Llegados durante la Infancia (conocida en inglés como DACA).

Esta acción se da en el contexto de los primeros pasos para su reforma migratoria, que fuera parte importante de la campaña electoral de Biden, un plan que incluiría un proceso bien definido para la obtención de la ciudadanía estadounidense y la implementación de diversos programas para mejorar la vida de los inmigrantes, y que afectará a unos 11 millones de personas que se encuentran en ese país sin estatus legal.

El programa DACA, creado durante la administración de Barack Obama, para proteger de la deportación a los niños y jóvenes hijos de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos (un estimado de 700 mil jóvenes, conocidos como “Dreamers”), estuvo bajo amenaza el año pasado, tras el intento de Donald Trump de ponerle freno, que luego fuera detenido por una decisión de la Corte Suprema.

Detenida construcción del muro

Biden también tomó acciones para poner fin a la declaración de emergencia nacional que le permitió a Trump obtener más fondos para la construcción del muro en la frontera con México, y detuvo su construcción, al menos hasta hacer una revisión más profunda del tema.

Publicidad


 

Esta acción pone un freno a lo que fuera un símbolo del rechazo del anterior presidente de cara a la inmigración.

Las personas que sean arrestadas en la frontera mexicano-estadounidense no serán obligadas a permanecer en México mientras sus procesos legales tengan lugar, y los inmigrantes indocumentados dejarán de ser una prioridad en arrestos para las autoridades de Inmigración y Aduanas, tal como habían sido declarados en 2017.

Otras acciones inmediatas de Biden en materia de inmigración

El presidente Biden también comenzó a emprender acciones para frenar la prohibición de entrada a territorio estadounidense impuesta por Trump e instruyó al Departamento de Estado a reemprender el procesamiento de visas para los ciudadanos de los países afectados.

Quizá la acción más importante dentro de estas primeras que emprende Biden sea la de introducir en el Congreso una legislación integral en inmigración, que comprenderá un proceso acelerado para que los trabajadores del sector agrícola, los Dreamers y quienes posean un TPS puedan optar por la ciudadanía.

El proyecto de ley pretende también acelerar los procesos de obtención de visas, mejorar las cortes de inmigración y aprobar fondos para tecnología de punta en las fronteras, así como una dotación de 4 mil millones de dólares para El Salvador, Guatemala y Honduras.

La modernización del sistema de inmigración es una tarea prioritaria que está pendiente desde hace muchos años y aunque algunas acciones en materia de inmigración podrán resolverse vía órdenes ejecutivas, otras requerirán un periodo más largo. Pero en todo caso, las noticias que empiezan a llegar son, de nuevo, positivas para quienes desean convertirse en inmigrantes de los Estados Unidos.

Artículos relacionados:

Más información en nuestra sección:

 

Publicado el 22 de enero de 2021.

 

Publicidad