Trump firma nuevo veto de entrada contra países musulmanes

El presidente Donald Trump ha firmado una nueva orden ejecutiva que impone una prohibición temporal de entrada a Estados Unidos, durante 90 días, a ciudadanos de seis países principalmente musulmanes: Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen.

Nuevo veto del Presidente Donald Trump a países musulmanes

El texto también indica la suspensión por 120 días del programa de refugiados, cuyo límite anual quedó fijado en máximo 50 mil por año.

Este nuevo impedimento temporal a viajeros se produce tras el fallido decreto del 27 de enero de 2017, el cual fue declarado inconstitucional por un tribunal federal, luego de causar caos y confusión en los aeropuertos de todo el país. Esta nueva orden ejecutiva anula la anterior.

La nueva versión del decreto entrará en vigor el 16 de marzo y ha sacado a Irak de la lista de países con prohibición de entrada.

Sin embargo, el espíritu de la prohibición sigue intacto: se impide la entrada a Estados Unidos de viajeros de países musulmanes, alegando una inminente amenaza a la seguridad nacional.

La nueva orden fue presentada por el Secretario de Estado, Rex Tillerson, el Procurador General, Jeff Sessions, y el Secretario del Departamento de Seguridad Nacional, John Kelly.

“El decreto protege a la nación ante la entrada de terroristas extranjeros. Es una medida vital para reforzar las seguridad nacional”, dijo el secretario de Estado, Rex Tillerson.

Detalles del nuevo veto migratorio de Trump

  • A partir del 16 de marzo y durante noventa días, no se extenderán visados a los visitantes de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen; por ende no podrán entrar a Estados Unidos.
  • Quedan excluidos del veto de entrada los ciudadanos portadores de visas válidas y de residencias permanentes o Green Cards.
  • Irak ya no está en la lista de países con prohibición de entrada a Estados Unidos, luego de que el gobierno iraquí se comprometiera a aumentar los filtros de seguridad que impone a los viajeros.
  • A partir del 16 de marzo y durante ciento veinte días queda suspendido el programa de refugiados.
  • Queda levantada la restricción de entrada indefinida a ciudadanos refugiados, pero se reduce el límite de refugiados admitidos por año de 110 mil a 50 mil.
  • El veto migratorio firmado el 27 de enero de 2017, aunque se encuentre suspendido por un tribunal federal, queda anulado por esta nueva orden ejecutiva, firmada el 6 de marzo de 2017.

Más sobre la política migratoria de Donald Trump aquí >>

Reacciones

Varias organizaciones se pronunciaron contra el nuevo decreto presidencial. El Comité Anti-Discriminación Árabe-Americano (ADC, por sus siglas en inglés) señaló que el veto “es sobre xenofobia e islamofobia”.

Por su parte, la muy influyente Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) aseguró que el nuevo decreto tiene “cambios cosméticos, pero el mismo defecto fundamental: el prejuicio” .

Para esta organización, “la única forma de arreglar un bloqueo a musulmanes es NO tener un bloqueo a musulmanes”, señalaron en un comunicado.

Publicado el 6 de marzo de 2017