En España, pueden realizar estudios universitarios los estudiantes españoles o comunitarios que completan con éxito el ciclo de formación de Bachillerato.

También pueden ingresar en universidades españolas, públicas o privadas: los extranjeros que hayan terminando la enseñanza secundaria en un país no perteneciente a la Unión Europea; los extranjeros que hayan iniciado estudios universitarios en otro país (perteneciente o no a la UE) y que desean continuarlos en España; los extranjeros que hayan finalizado sus estudios de grado en otro país (perteneciente o no a la UE) y que deseen acceder al sistema universitario español para realizar cursos de postgrado, como certificados, maestrías o doctorados.

El primer paso para ingresar en la universidad es homologar los estudios de Bachillerato al sistema español. Se trata de una gestión relativamente simple que se realiza ante el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España.

Si el estudiante extranjero ya tiene un título universitario obtenido en su país de origen o en otro país y pretende cursar estudios de postgrado (Maestría o Doctorado) en España, el proceso es más sencillo. No se necesita validar u homologar el título que posee. Debe tramitarse la “Comprobación de Nivel de Formación Equivalente”, procedimiento que permite acreditar ante la universidad que se posee la titulación equivalente a la exigida a los alumnos españoles. Este trámite se realiza directamente en la universidad en la que se desea ingresar.

La “Comprobación de Nivel de Formación Equivalente” no implica en ningún
caso la homologación del título ni su reconocimiento a otros efectos que no sean los de cursar las enseñanzas oficiales de Maestría o Doctorado en una universidad española.

La homologación de un título extranjero es el reconocimiento oficial del
mismo como equivalente a un título oficial universitario español. El procedimiento otorga al título extranjero los mismos efectos, tanto académicos como
profesionales, del título o grado académico español. Este trámite se realiza ante el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España.

Una vez homologados los estudios, si es el caso, o validados mediante la “Comprobación de Nivel de Formación Equivalente”, se debe proceder a solicitar una vacante en la estructura académica superior, a través de los sistemas oficiales de preinscripción.

Los plazos de preinscripción se abren a mediados de junio. La solicitud de preinscripción debe realizarse directamente en la universidad a la que se desea ingresar o en la que se ha realizado el examen de selectividad, si no ha sido en la UNED.

Para un latinoamericano con nacionalidad española o de cualquier país de la Unión Europea, la solicitud de plaza se atenderá junto con la del resto de alumnos españoles en el llamado Cupo General. Mientras que un alumno internacional, tendrá que solicitar plaza a través del Cupo de Extranjeros, el cual es un porcentaje variable de las vacantes ofertadas.

Pruebas de admisión
Desde el 7 de junio de 2014, los estudiantes extranjeros que deseen realizar cursos de grado oficiales en universidades de España están exentos de presentar la llamada Prueba de Acceso a la Universidad – PAU, que deben presentar los estudiantes españoles. Con esta medida, el gobierno de España busca facilitar la admisión de extranjeros en las universidades públicas de ese país.

Sin embargo, las universidades privadas conservan la prerrogativa de administrar sus propias pruebas de admisión, las cuales se elaboran de acuerdo con las materias vinculadas a la titulación.

Además, las universidades privadas toman en cuenta las notas que el alumno trae, promediándolas junto con el resultado de la prueba.

Para las maestrías y estudios de postgrado prevalecen también la formación académica y profesional complementaria del candidato y se evalúan sus estudios superiores previos.

Recomendaciones para ingresar en una universidad española
• Consultar el directorio de Universidades e identificar cuidadosamente las instituciones y programas de estudio que respondan a los objetivos del estudiante. Deben analizarse las preferencias geográficas, los costos de la matrícula y las características de cada universidad (tamaño, ubicación, servicios para extranjeros). Conviene considerar más de un programa o institución, en caso de que se dificulte la admisión en la primera opción elegida.

• Evaluar la elegibilidad del interesado. Cada solicitante debe evaluar individualmente sus posibilidades de admisión según los requisitos de la institución de su preferencia. Generalmente, el buen rendimiento académico en la educación secundaria y pre-universitaria constituye un factor favorable. Prepararse para presentar la prueba de admisión de la universidad (en el caso en que corresponda) es muy aconsejable.

• Redactar una buena carta de exposición de motivos y presentar buenas referencias académicas, sin duda, ayudará al éxito de la admisión. Para obtener detalles sobre la solicitud, conviene visitar el sitio web oficial de cada institución. La mayoría cuenta con servicios de admisión en línea.

• Comenzar los preparativos con suficiente antelación; al menos ocho meses antes del inicio del programa de estudios. Aunque los plazos para la admisión pueden variar notablemente de una universidad a la otra, generalmente, el año académico español comienza en septiembre. Los calendarios de los programas de estudio y de las respectivas inscripciones, así como los contactos, están disponibles en detalle en las páginas web de cada una de las universidades.

• Tener al día los documentos académicos y personales necesarios para estudiar en el exterior.

Una vez que un estudiante ha obtenido la admisión en una universidad española, debe solicitar la visa de estudiante en el respectivo Consulado de España.

En el foro ¿Cómo es la vida de un estudiante en España? se pueden encontrar consejos y recomendaciones de otros inmigrantes que cuentan sus experiencias de emigración y estudio en esa nación.