Publicidad


 

Se deben tener listas al menos tres cartas de recomendación, con referencias personales y académicas, emitidas por profesores y/o empleadores.

Conviene seleccionar cuidadosamente a quienes se pedirán estas referencias. Mejor asegurarse de que realmente sean personas que conocen al candidato y puedan emitir un juicio objetivo y acertado acerca de su actuación académica y profesional. Sería de gran utilidad que las personas seleccionadas hablen el idioma del país de destino pues, de esa manera, se evita una traducción oficial.

Muchas universidades ofrecen al aspirante una hoja o planilla en la cual se deberán redactar las referencias académicas.

Generalmente, se exige al estudiante entregar la planilla en sobre cerrado y firmado por el remitente en el pliegue de cierre, como sello de garantía de la inviolabilidad del documento. De tal manera que, seguramente, el interesado no podrá leer lo que escribieron sobre él. Algunos profesores tendrán la cortesía de mostrar la carta antes de cerrarla, pero no es su obligación hacerlo.

Como es muy importante cuidar la redacción de estos documentos, se sugiere preguntar directamente a la persona seleccionada si ha elaborado antes una carta de referencia académica. Si su respuesta es negativa, conviene pedirle que destaque algunos aspectos sobre la labor académica y profesional del candidato:

  • Determinación y motivación
  • Logros académicos y extra-académicos
  • Creatividad y curiosidad intelectual
  • Capacidad de liderazgo
  • Carácter e integridad
  • Responsabilidad
  • Capacidad de adaptación a nuevas situaciones
  • Relaciones interpersonales positivas

 

A continuación, se presenta un modelo de carta de referencia académica. Los datos colocados en este modelo son totalmente ficticios y se presentan únicamente a modo de ejemplo. Cualquier semejanza con personas o instituciones reales es mera coincidencia.

Modelo de carta de referencia académica 1>> (español e inglés)

 

 

Publicidad