Para estudiar en Estados Unidos se requiere el respectivo visado.

Además, es condición imprescindible que todas las instituciones académicas, registren la admisión de sus estudiantes y los datos de los cursos por tomar en un sistema de seguimiento en una base de datos automatizada, conocida como “Student and Exchange Visitor Information System (SEVIS)”.

Los solicitantes deben contactar directamente a la institución para verificar previamente que la información sobre su inscripción haya sido registrada debida y oportunamente en esta base de datos, antes de hacer la solicitud de la visa.

Es importante destacar que las solicitudes de visas F, M y J no son procesadas hasta que la embajada haya podido confirmar el registro del estudiante en esta base de datos electrónica. Esta revisión también se aplica a los familiares de los solicitantes principales y a los estudiantes que ya han comenzado estudios en Estados Unidos.

Visa de estudiante
Existen dos tipos de visa de estudiantes para Estados Unidos. Las denominadas F-1 y M-1, las cuales difieren en el tipo de estudios que se realizarán, pero ambas persiguen la obtención de un título, diploma o certificado. Afortunadamente no existen límites en la cantidad de visas de estudiantes que pueden otorgarse al año.

• F-1 Estudios académicos o de idiomas
Es la visa de estudiantes más común, dirigida a aquellos que desean cursar estudios académicos en instituciones de educación superior, o cursos largos de idiomas. Se deberá tomar clases únicamente en la institución específica que aprobó la solicitud, aunque se autoriza el cambio de carrera o de institución notificando debidamente a las autoridades de inmigración. Sólo se permite trabajar dentro de las instalaciones de la universidad y para entrenamiento práctico o pasantía al terminar la carrera. Esta visa tiene una duración igual al tiempo estimado que tomará el programa de estudios.

• M-1 Estudios vocacionales
Está dirigida a aquellos que desean cursar estudios vocacionales (no-académicos) o en áreas de oficios de trabajo que requiere el mercado laboral. El estudiante estará limitado a tomar las clases únicamente en la institución específica que aprobó la solicitud y jamás se permite el cambio de carrera o área de estudio. En la mayoría de los casos, sólo se permite trabajar dentro de la universidad o como parte de un programa de entrenamiento práctico o pasantía. Se autoriza por un máximo de un año.

Ambos tipos de visa permiten viajar y permanecer en el país en la compañía de sus familiares directos (cónyuges e hijos), a quienes se les otorgan las visas F-2 o M-2. Sin embargo, los acompañantes no podrán trabajar durante su estadía.

Trámites y requisitos
Los trámites de solicitud de la visa de estudiante, deben gestionarse directamente ante las autoridades consulares de Estados Unidos. En la sección “Autoridades”, de este mismo capítulo, encontrarás toda la información que necesitas sobre la Embajada de Estados Unidos y cómo contactar a las autoridades de inmigración.

A continuación, describiremos paso a paso, los tramites que deberás llevar a cabo para solicitar una visa de estudiante y los requisitos que debes reunir para alcanzar ese objetivo.

Carta de aceptación de una institución estadounidense
Antes de comenzar a tramitar la visa ante la embajada, se debe contar con una carta o constancia de aceptación de una casa de estudios que cuente con la aprobación del gobierno estadounidense para recibir estudiantes extranjeros. La mayoría de las universidades y otras instituciones cuentan con esta validación.

Lo primero que debes hacer es seleccionar al menos 6 universidades en las que puedas cursar los programas académicos de tu interés. Posteriormente debes contactar a cada una de esas casas de estudio para hacerles saber tus deseos de ingreso.

Este primer contacto con la universidad de tu elección, puede ser realizado por correo postal o por correo electrónico y debe dirigirse al Departamento de Admisiones. En un breve texto, te identificarás mencionando tu nombre completo (escribe siempre tu nombre de la misma manera durante todo el proceso de admisión, especialmente si lo traduces al inglés, por ejemplo, Richard, en lugar de Ricardo), edad, nacionalidad, grado académico y tus intenciones claras de cursar estudios en esa institución. Es importante también que indiques el programa académico seleccionado y la fecha en la que deseas iniciar tus estudios. No es necesario que envíes ningún tipo de documento. Esta carta simplemente tiene como objetivo solicitar formalmente a la universidad que te envíe el formulario de solicitud de admisión y los documentos informativos necesarios para completar satisfactoriamente el trámite de ingreso.

Si deseas obtener ayuda financiera de la universidad, no informes en este primer contacto acerca de tus intenciones. Reserva la petición formal de respaldo económico para cuando envíes el formulario oficial de solicitud de admisión.

Las universidades contactadas enviarán al interesado el paquete de solicitud de admisión, dentro del cual está la planilla I-20, la cual debe ser llenada debidamente y regresada a la universidad, acompañada de varios documentos, para su verificación y aprobación. En muchos casos, la universidad es quien llena la mayor parte de esta planilla, por lo cual es fundamental que el estudiante pida una copia una vez completado. La planilla I-20, deberá ser presentada ante la Embajada de Estados Unidos, posteriormente.

Algunas universidades, antes de enviar el paquete de solicitud de admisión, exigen que el solicitante complete un proceso preliminar de admisión o “preliminary applications”. En este caso, la institución enviará el formulario de solicitud preliminar de admisión, que deberá ser completado por el estudiante. Este proceso permite que las autoridades universitarias de admisión, determinen si el candidato está o no en capacidad de continuar el proceso formal de admisión.

En el proceso preliminar de admisión se le solicita al estudiante información acerca de sus condiciones académicas, sobre sus metas y objetivos profesionales y acerca de las razones por las cuales considera que esa institución podría contribuir a su formación profesional.

Si las autoridades consideran que las metas, objetivos y habilidades generales del solicitante son compatibles con la universidad, entonces enviará el formulario de admisión.

Una vez que el solicitante recibe el formulario de admisión o planilla I-20, deberá completarlo y enviarlo a la brevedad posible, pues mientras más pronto las autoridades reciban el formulario y los documentos anexos, más rápido podrán enviar la respuesta.

Generalmente la planilla de solicitud de admisión, debe ir acompañada de algunos documentos, que deben estar escritos en inglés o traducidos a este idioma por un intérprete público. Es importante tener en cuenta que la información que se suministre debe ser verdadera y comprobable.

No se deben enviar documentos originales, sino fotocopias de cada uno de ellos. En general, fotocopiar todo los documentos antes de ser enviados, es una buena práctica que debe realizarse por seguridad ante cualquier extravío y como prueba de su envío.

Se recomienda también, que todos los envíos se realicen por medio de empresas privadas de correo, que garanticen la seguridad del envío y la entrega efectiva según los lapsos definidos. En nuestra sección “Información imprescindible” pordrás encontrar los datos necesarios para contactar empresas especializadas en servicios de envío internacional.

Los documentos más importantes que deben prepararse para solicitar la carta de aceptación de una universidad estadounidense, son:

• Información personal: Esta es una parte muy importante de la solicitud de admisión. El solicitante, debe suministrar datos acerca de sus habilidades, metas profesionales y talentos especiales (como capacidades deportivas o artísticas, por ejemplo). Muchos estudiantes internacionales tienen una valiosa experiencia cultural y académica que compartir. Es necesario tener en cuenta que la información personal que pueda ser suministrada, proporcionará a las autoridades de admisión los elementos necesarios para obtener tu perfil como persona y no sólo como estudiante, con datos y logros académicos precisos.

• Carta de exposición de motivos: Se trata de un breve ensayo en el que se debe explicar por qué se desea ingresar a esa universidad. Es conveniente relacionar las motivaciones específicas con el propio pasado personal. Este texto es una buena ocasión para describir las ventajas que esa universidad ofrece, vinculándolas directamente con las capacidades académicas y habilidades personales que deben ser suministradas como información personal.

• Currículo: Se recomienda anexar un currículo actualizado, que destaque los estudios realizados, los títulos académicos alcanzados, los honores académicos recibidos, las actividades extracurriculares realizadas y la experiencia profesional con que se cuenta.

En la sección Documentación para estudiar en el exterior se presenta una breve reseña de cómo elaborar un currículo y varios modelos que servirán de guía.

• Cartas de referencia y recomendación: La mayor parte de las universidades exigen la presentación de al menos tres cartas de referencias personales y académicas, remitidas principalmente por alguno de tus profesores o incluso algún empleador. Sin embargo, las políticas de referencias admitidas, varían de una universidad a otra. Cada institución informará acerca de las características que deben tener estas referencias.

Elige a aquellos profesores que realmente te conozcan y puedan emitir una opinión válida acerca de tus capacidades académicas e incluso habilidades personales. Es recomendable que el profesor elegido hable y escriba en inglés, pues las referencias deben estar redactadas en ese idioma, y en la mayoría de los casos las cartas deben ser entregadas por el destinatario completamente cerradas, sin posibilidad a que el estudiante pueda leerlas y mandarlas a traducir.

Ver más detalles para solicitar y preparar una carta de referencia en la sección Documentación para estudiar en el exterior.

• Pasaporte: El pasaporte debe estar actualizado y válido, con al menos 6 meses de vigencia.

• Constancia de estudios realizados: Toda la documentación que pruebe que has aprobado estudios previos en tu país: títulos legalizados y traducidos, notas certificadas y legalizadas, rango académico alcanzado (el número que ocupas en tu promoción) y demás detalle de méritos académicos recibidos.

• Validación de credenciales académicas: Como no todos los países del mundo operan con los mismos estándares o sistemas académicos en cuanto a niveles, títulos o formas de evaluación, es probable que la universidad te someta a una validación de credenciales para determinar cuál es el equivalente de cada título alcanzado y la experiencia profesional obtenida en el país de origen. Esto es sumamente importante, sobre todo a la hora de tramitar el ingreso a una universidad para cursar estudios de postgrado.

• Dominio del inglés: Para cursar estudios superiores en Estados Unidos se debe contar con un nivel óptimo de dominio del inglés, que permita al estudiante entender las clases que serán impartidas (no aplica para estudios de inglés). Las universidades no aceptan estudiantes que no hayan pasado pruebas de suficiencia del idioma. La más común de estas pruebas es la TOEFL, de la cual se exige un mínimo de 500 puntos, en la mayoría de los casos.

Aunque las autoridades de inmigración aceptan como válido el resultado de la prueba, si en una entrevista personal, al momento de solicitar la visa, el oficial duda de tus capacidades para hablar inglés, tiene la autoridad para no aprobar la visa.

• Constancia de presentación de pruebas de suficiencia académica: Dependiendo de la carrera que escojas, las universidades exigen que el interesado presente pruebas estandarizadas que miden los conocimientos académicos. Las más comunes son la GRE y la GMAT.

• Datos de financiamiento: Deberás suministrar el nombre y datos principales de la persona (familiares) u organización que se hará cargo de tus gastos de estudio. Si deseas solicitar ayuda financiera de la universidad, este es el momento adecuado de formular tu petición. En nuestra sección “Becas”, de este mismo capítulo, podrás encontrar información valiosa para solicitar respaldo financiero de diversas instituciones internacionales.

• Información de contacto: No olvides incluir todos los datos para que puedas ser contactado: todos tus teléfonos, dirección postal y correo electrónico. Si tienes un servicio postal privado o P.O. Box asegúrate de incluir, además del número del buzón, la dirección física (es decir, calle o avenida) que generalmente las compañías privadas de envío asignan a sus clientes.

Más información sobre la solicitud de admisión en la sección Documentación para estudiar en el exterior.

Ingreso de datos del estudiante en sistema de seguimiento
Una vez que hayas obtenido la carta de aceptación, la institución académica que te ha aprobado, deberá registrar tus datos en un sistema de seguimiento o base de datos automatizada, conocida como “Exchange Visitor Information System”.

Deberás contactar directamente a la institución para verificar que la información sobre tu inscripción ya haya sido registrada debidamente en esa base de datos, antes de hacer la solicitud de la visa.

Es importante destacar que las solicitudes de visas F, J, o M no serán procesadas hasta que la embajada haya podido confirmar el registro del estudiante en esta base de datos electrónica. Esta revisión también se le aplicará a los familiares de los solicitantes principales y a los estudiantes que ya han comenzado estudios en Estados Unidos.

Una vez realizada esta verificación, podrás iniciar el proceso de obtención de la visa de estudiante ante las autoridades de inmigración estadounidenses.

Los documentos indispensables para la tramitación del visado de estudiante en la Embajada de Estados Unidos son:

Formulario de solicitud
Se deberán llenar dos formularios diferentes, el DS-158 de solicitud de visa y el I-20 permiso de estudiante. Ambas planillas son gestionadas por la embajada, sin embargo, la I-20 puede ser solicitada a la universidad (y de hecho, esto es lo que se recomienda) y llenada previamente por las autoridades universitarias de admisión.

Pasaporte
El pasaporte debe estar válido y al día. Con suficiente espacio en blanco para colocar la visa. La Embajada de Estados Unidos exige una vigencia mínima de 6 meses y al menos 5 hojas vacías disponibles. Además, serán revisadas las visas anteriores para comprobar que se entró siempre al país de manera legal y se cumplieron con las fechas de permanencia máxima.

Recuerde que cuando llene las planillas que entrega la Embajada, en el renglón donde dice “Número de pasaporte” deberá colocar los dígitos perforados presentes en todas las páginas del pasaporte. Un error frecuente es colocar el número que está en la página de datos biográficos, el cual suele ser el número de cédula o de identificación personal.

Documentos académicos
Debe presentarse toda la documentación que sustente la aprobación de estudios previos en tu país: títulos, notas certificadas, número que ocupas en tu promoción y detalles de tus méritos académicos. Todos estos documentos deben estar legalizados y traducidos al inglés por un intérprete público. No entregues originales de estos documentos, sino fotocopias.

Demostración de solvencia financiera
La Embajada de Estados Unidos exige una prueba de que se cuenta con el monto suficiente para pagar todos los gastos correspondientes al primer año de estudios. Incluso puede pedir que se hayan pagado ya por adelantado.

Se deben demostrar los fondos suficientes para pagar la matrícula  y la manutención por el resto de los años o meses que duren los estudios. Para comprobar que se cuenta con los recursos suficientes, se debe presentar estados de cuentas bancarias, tarjetas de crédito, referencias bancarias, constancia de becas o patrocinios, cartas de padres o representantes y sus estados financieros, etc.

Dominio del inglés
Es importante que puedas anexar comprobantes de suficiencia de dominio del inglés.

Fotografías
Se solicitará una fotografía reciente. La Embajada de Estados Unidos especifica claramente que debe medir exactamente 4×4 cms, con fondo claro y sin lentes.

Demostración de incentivos para regresar
Si se viaja con una visa de estudiante se deberá comprobar que se tienen fuertes lazos con el país de origen, un hogar, familia, bienes, pertenencias materiales, trabajo o una oferta de empleo al cual regresar luego de culminados los estudios.

Examen médico
Estados Unidos exige la realización de exámenes médicos obligatorios únicamente para aquellos que solicitan o están tramitando residencia permanente, sin embargo, se debe estar preparado por si se exige este requisito. Las condiciones y exigencias de este examen deberán ser consultados ante la embajada, ya que poseen su propia lista de médicos autorizados para realizar el chequeo.

Seguro médico
Los costos de los servicios de salud en Estados Unidos son sumamente elevados. Por ello, es imprescindible contar con un seguro médico adecuado, que te proteja ante cualquier imprevisto. Aunque existen muchas opciones en el mercado, también se puede obtener un seguro médico de la universidad a la que asistas.

Carta de trabajo
En algunos casos, se exige que el estudiante entregue una certificación por parte de la empresa garantizando empleo inmediato al finalizar los estudios. Esto aplica sobre todo en el caso de estudiantes que han sido becados por las empresas para las cuales trabajan.

Ver también: