Publicidad


 

La legalización es un trámite jurídico de validez internacional que consiste en el reconocimiento del nombre, cargo y firma de los funcionarios que han emitido un determinado documento original.

El único objetivo del procedimiento es autenticar la firma y el carácter oficial de la autoridad otorgante. No se evalúa el contenido del documento.

La legalización permite que el documento tenga validez en el extranjero.

La gestión consiste en la inserción al dorso del título o del documento de una constancia escrita de que el trámite se efectuó. Generalmente, incluye la ciudad, la fecha y la firma de la autoridad responsable de la legalización.

Los principales documentos académicos que deben legalizarse son:

• Los títulos universitarios, diplomas y certificados de carácter oficial, expedidos por el rector o la máxima autoridad de la institución educativa.

• Los títulos de educación secundaria expedidos por la máxima autoridad de la institución.

• Las notas certificadas

• El pensum de estudios.

Puede requerirse la legalización de otro tipo de documentos, como la constancia de puesto y rango obtenida por el estudiante. Todo depende de las exigencias de la autoridad consular del país de destino y de la institución educativa a la que se desee ingresar.

Además, si el estudiante viaja con su familia, deberá legalizar también los documentos académicos del cónyuge y de los hijos, incluyendo las certificaciones de educación primaria, si fuera el caso.

El Ministerio de Educación, en primera instancia, y el Ministerio de Asuntos Exteriores, en segunda, son las entidades oficiales responsables del trámite de legalización de los papeles académicos.

La legalización ante el Ministerio de Educación demuestra que el documento expedido ha sido otorgado por una institución de educación superior reconocida por el Estado de esa nación y con autorización para ofrecer el respectivo programa académico.

El trámite ante el Ministerio de Asuntos Exteriores permite que los documentos otorgados en el país de origen surtan efecto en el exterior.

Algunos países firmantes del llamado Acuerdo de La Haya gozan del beneficio de supresión de la legalización de documentos públicos extranjeros en todos los países miembros. En tal caso, el interesado deberá realizar el trámite para obtener la Apostilla de La Haya.

Publicidad


 

Además del trámite de legalización, los documentos académicos deben ser traducidos al idioma del país de destino.

Para realizar la traducción, se debe contar con los servicios profesionales de traductores calificados.

Los consulados o embajadas de los países de acogida de estudiantes internacionales suelen tener sus propias listas de traductores oficiales o aconsejados para realizar esas tareas. Conviene solicitarlas.

A continuación se ofrece información sobre la realización del trámite de legalización ante los ministerios de algunos países latinoamericanos. Asimismo, se describe el proceso de obtención de la Apostilla de La Haya.

 

 

 

Publicidad