Publicidad


 

Currículo para emigrar

Un documento importante en el portafolio de un aspirante a cursar estudios en el extranjero es el Currículum Vitae.

Currículo para estudiar en el exterior

Debe contener datos importantes del perfil académico y los aspectos más relevantes del desarrollo profesional. Es muy conveniente tener al día una versión en el idioma requerido por la institución extranjera.

A la hora de redactar el currículo es bueno que tener en cuenta algunas recomendaciones:

Redacción de perfiles profesionales

Las técnicas modernas de redacción de perfiles profesionales indican que es preferible ser conciso y escribir un currículum de menos de dos páginas.

Datos que respalden la debida documentación

Debe escribirse, principalmente, datos que se puedan respaldar con la debida documentación o que se puedan sustentar en una entrevista personal.

Es conveniente tener al día los respaldos (originales y copias) de los documentos más importantes, como diplomas, certificados, cartas de referencia, etc.

Mismo modelo de currículum vitae

Si se solicita el ingreso a varias casas de estudios, es preferible enviar siempre el mismo modelo de currículum vitae, para evitar confusiones acerca de los datos suministrados.

Evitar información irrelevante

Debe evitarse escribir información irrelevante. Cuando se trata de redactar un currículo que acompañará una solicitud de admisión a una universidad o institución educativa, es bueno destacar los aspectos relacionados con el récord académico (honores académicos, año de graduación, lugar ocupado en la promoción, etc.), cursos especiales y estudios complementarios a la carrera, actividades extracátedra, etc.

La experiencia profesional es un dato muy valorado por algunas universidades. Si se domina más de un idioma, hay que destacarlo. Además, conviene describir las actividades que el estudiante realiza en su tiempo libre: deportes, pasatiempos, intereses. Igualmente, los talentos o las inclinaciones artísticas del candidato deben ser mencionadas.

Pecisión, sencillez y veracidad

La mejor manera de redactar el currículo es empleando precisión, sencillez y veracidad. Hay muchas formas de hacer un currículum, pero básicamente hay dos tipos de estructuras empleadas frecuentemente: la cronológica y la funcional.

  • El currículum vitae cronológico presenta la información partiendo de lo más antiguo a lo más reciente, o viceversa. Es el modelo más utilizado porque permite al seleccionador ver rápida y claramente los logros del candidato.
  • El currículum vitae funcional no sigue una progresión cronológica, sino que permite destacar los logros más relevantes y los aspectos más valiosos de la formación académica y/o experiencia profesional. Permite omitir períodos de desempleo, la permanencia en puestos no relevantes, o frecuentes cambios de trabajo.

Proponemos algunos modelos de currículo, como guías de redacción.

 

 

Publicidad