Corte chilena anuló la expulsión de 51 venezolanos

La medida de expulsión afectaba la libertad ambulatoria de los solicitantes de refugio.

El gobierno chileno tomó la medida de expulsar a 138 extranjeros, entre venezolanos y colombianos, que se encontraban en su territorio de manera irregular, alegando que algunos de ellos estaban incluso involucrados en delitos asociados con el narcotráfico, pero una Corte de Apelaciones anuló la decisión.

Revertida medida de expulsión de 51 venezolanos en Chile

Aunque la mayoría de los expulsados ya habían abandonado Chile en un avión militar, la Corte de Apelaciones de Iquique logró revertir la medida para 51 venezolanos, gracias a un recurso de amparo introducido por los migrantes. La decisión obedece al hecho de que, según la Corte, la medida “afectaba la libertad ambulatoria de las personas amparadas”.

La medida de expulsión fue anunciada por el presidente chileno Sebastián Piñeira, quien dijo estar  «ordenando la casa» frente a la inmigración ilegal que el país ha estado recibiendo durante los últimos meses.

Crisis migratoria venezolana

La crisis migratoria, que ha empeorado en los meses recientes, se hizo más evidente con el colapso declarado por la región de Colchane, ubicada al norte del país y que tiene apenas 1.700 habitantes, y que ha estado recibiendo un intenso flujo de inmigrantes en fechas recientes.

La llegada de esos inmigrantes (unos 3.600) provocó desabastecimiento y enfrentamientos entre locales y extranjeros, además del colapso de los servicios de salud, ya desmejorados en el contexto de la pandemia de COVID-19.

Aunque diversas organizaciones de defensa de los derechos humanos han rechazado la medida del gobierno chileno, por considerar que atenta contra los tratados internacionales de protección a los refugiados, Piñeira fue enfático y ordenó a las Fuerzas Armadas el control fronterizo para prevenir la entrada de inmigrantes ilegales, muchos de los cuales llegan al territorio de la mano de coyotes y están expuestos a las redes de trata de personas.

Publicidad


 

Después de Colombia y Perú, Chile es el tercer país con mayor número de migrantes venezolanos, más de 470 mil según cifras de ACNUR.

En el año 2018, el presidente Piñeira activó un programa de visas de responsabilidad democrática para los venezolanos que quisieran establecerse legalmente en Chile. Según datos difundidos por la prensa internacional, sólo se cursaron visas para el 27% de las solicitudes presentadas.

Piñeira quiere que se apruebe un proyecto de Ley de inmigración que presentó durante su primer mandato, de 2013 y que espera su entrada en vigor. La Ley en vigencia data del año 1975, y fue promulgada durante la dictadura de Augusto Pinochet, cuando el país recibía muy pocos inmigrantes.

Artículos relacionados:

Más información en nuestras secciones:

Publicado el 19 de febrero de 2021.

 


Publicidad