Canadá espera reducir a 1 año tiempo de espera de la ciudadanía

Canadá

Una amplia reforma a Ley de Ciudadanía canadiense, que data de 1977, vienen adelantando el gobierno y las autoridades de inmigración con el objetivo de “proteger el valor de la ciudadanía canadiense y de lograr que el proceso de solicitud por parte de los residentes permanentes sea más rápido y más eficaz.”

Nuevos requisitos para obtener la ciudadanía canadiense

Se espera que estos cambios permitan que para el período 2015-2016 se reduzca a menos de 1 año el tiempo de espera para la obtención de la ciudadanía canadiense, el cual, en la actualidad ha sido calculado en tres y cuatros años.

Las autoridades aseguran que la actual lista de espera será reducida en 80% para ese mismo período y que para el 2018 será completamente eliminada.

Transformación de la ley de ciudadanía

Las nuevas reformas forman parte de un proceso de transformación de la ley de ciudadanía que fue activado hace más de dos años cuando se anunciaron cambios significativos, como el de la obligatoriedad de demostrar con pruebas lingüísticas el dominio del inglés o el francés, las modificaciones en la presentación del examen sobre historia y cultura canadiense y las exigencias de demostración de “pruebas de residencia” como requisito fundamental del proceso.

Los nuevos cambios anunciados por el Ministerio de Ciudadanía e Inmigración pueden resumirse de la siguiente manera:

  • El candidato deberá demostrar que ha vivido en Canadá por un total de cuatro años (1.460 días) durante un período de seis años.
  • Debe probarse también que se ha estado en territorio canadiense al menos 183 días (seis meses) por año, durante los mencionados cuatro años de un periodo de seis.
  • Los cuatro años mínimos necesarios de residencia de un lapso de seis años, comenzarán a contarse a partir del momento en que el candidato obtenga la residencia permanente. Se descartan los períodos de residencia como estudiante o trabajador temporal.
  • La demostración de competencias lingüísticas en inglés o francés se extenderá hasta los 64 años, a partir de los 14. En la actualidad el requerimiento es exigido a candidatos entre 14 y 54 años.
  • Se exigirá la presentación de las declaraciones de impuestos de Canadá.
  • El candidato deberá presentar una declaración formal de su intención de residir en Canadá antes de que le sea concedida la ciudadanía. Esta medida busca evitar otorgar un pasaporte canadiense a un ciudadano que no quiere residir en Canadá, sino que sólo desea beneficiarse de los derechos que otorga la ciudadanía canadiense.
  • La evaluación de los expedientes será más estricta, por lo que una solicitud podrá ser devuelta si se considera que no contiene todas las pruebas requeridas por las autoridades.
  • El costo de la solicitud de ciudadanía pasará de CAD$ 100 a CAD$ 300, a partir del 6 de febrero de 2014. La tarifa para la solicitud de menores de edad no sufrió modificación. Asimismo, el pago por el derecho de ciudadanía (“Right of Citizenship fee”) se mantiene en CAD$ 100.

Otros cambios importantes

  • Los residentes permanentes que sean miembros de la Fuerzas Armadas de Canadá tendrán un acceso más rápido a la ciudadanía canadiense, como una manera de reconocer su contribución al servicio del país.
  • Una multa máxima de 100 mil dólares o cinco años de prisión podrán aplicarse por fraude o falsificación de documentos en la solicitud.
  • Se ampliarán los motivos para prohibir la solicitud de la ciudadanía canadiense o revocarla, incluyendo actos de criminalidad, terrorismo, traición a la patria, delitos de espionaje, y levantamiento en armas contra Canadá, entre otros delitos.

La obtención de la ciudadanía en un paso

Otra importante modificación a la ley de ciudadanía incluirá la simplificación del proceso de revisión del expediente del candidato en tres pasos:

Publicidad


 

  1. Los oficiales de ciudadanía examinan el expediente;
  2. el expediente es presentado ante un juez de ciudadanía que aprueba o rechaza la solicitud;
  3. el expediente regresa a los oficiales de ciudadanía, quienes asignan la ciudadanía en nombre del ministerio o recomiendan la apelación de la decisión del juez.

Las modificaciones propuestas incluyen un nuevo modelo de evaluación del expediente en un solo paso que simplificará notablemente el proceso. Los oficiales de ciudadanía estarán facultados ahora para tomar decisiones con respecto a las solicitudes que analizan.

Los jueces de la ciudadanía seguirán siendo responsables de presidir la ceremonia de juramentación, la cual constituye la última etapa del proceso.

Además, las modificaciones permitirán a los candidatos apelar una decisión desfavorable ante los tribunales superiores. En la actualidad, una apelación de la decisión de un juez de ciudadanía puede realizarse ante la Corte Federal, pero sin acceso a ningún otro tribunal superior.

Las pruebas de residencia en Canadá

Desde hace al menos dos años, el gobierno de Canadá viene analizando los expedientes de solicitud de ciudadanía con más rigor, con el objetivo de evitar solicitudes fraudulentas.

A mediados de 2013, se conoció a través de Radio Canadá que empleados del Ministerio de Ciudadanía e Inmigración informaron a su sindicato que el gobierno federal había modificado el proceso de obtención de la ciudadanía en 2012, para exigir a los candidatos nuevos y más amplios documentos probatorios de la residencia en Canadá.

Aunque no ha habido declaraciones oficiales sobre este punto y no hay mención de estas exigencias en las nuevas reformas anunciadas, MeQuieroIr.com ha conocido extraoficialmente de numerosos casos de inmigrantes que han debido presentar una serie de documentos probatorios de su residencia en Canadá como parte del proceso de solicitud.

Por lo tanto, la exhortación para los actuales residentes de Canadá es a reunir todos los documentos que demuestren su residencia legal, para el momento cuando puedan y deseen solicitar la ciudadanía canadiense.

Los documentos que pueden ser útiles para tal fin son:

  • Estados de cuenta bancaria;
  • recibos de pago del alquiler o la renta de la vivienda;
  • constancias de trabajo;
  • constancias de pago de salario;
  • constancias del pago de servicios como teléfono, Internet o cable;
  • constancias de la realización de actividades de voluntariado;
  • constancias de tratamientos médicos y, en general, cualquier papel que pruebe la residencia continua en el país.

Para conocer más sobre este tema, conviene leer la sección Ciudadanía canadiense.

Publicado el 6 de febrero de 2014

Publicidad