España es un país atractivo para estudiar. Especialmente para los estudiantes latinoamericanos que encuentran en el idioma español y en la identidad cultural del país las ventajas más evidentes que facilitan su integración.

España destaca en la enseñanza de la lengua española, pero también es reconocida la educación universitaria y especialmente las escuelas de negocios, que frecuentemente figuran en lugares destacados de los rankings mundiales de universidades europeas.

Su posición privilegiada en el área de educación, le ha valido a España clasificarse como el primer país emisor y receptor de estudiantes de la becas Erasmus, que con más de 25 años de funcionamiento constituyen el programa de intercambio estudiantil más popular en Europa. España acoge 30 mil estudiantes Erasmus anualmente, por encima de Alemania (25 mil) y Francia (24 mil).

En cuanto a la población extranjera, se calcula que España se ha convertido en el tercer país europeo de destino de estudiantes universitarios internacionales, después de Inglaterra e Irlanda.

Se estima que cerca del 36% de los alumnos extranjeros proceden del continente americano y, dentro de ese renglón, más del 40% son latinoamericanos.

De acuerdo con la sección de Educación de la Comisión Europea, España ha experimentado una progresión constante en su sistema educativo en los últimos 30 años.

En efecto, el nivel universitario español vivió un importante cambio con la Ley de Reforma Universitaria de 1983. La ampliación y renovación del instrumento jurídico permitió a España, entre otros progresos, incrementar notablemente sus plazas educativas, facilitado el acceso a la universidad a miles de jóvenes que se hallaban excluidos.

A partir de ese hito histórico, el sistema universitario español se perfeccionó, ganando calidad, recursos financieros y un incremento cuantitativo y cualitativo, sin precedentes, de la producción científica y tecnológica.

Adicionalmente, cabe destacar que la imagen internacional de España, su clima y su cultura convierten a la nación en un destino atractivo para los extranjeros.

Para los estudiantes hispanos, compartir el mismo idioma ha sido, sin duda, la ventaja competitiva más importante frente a otros destinos académicos europeos.

Asimismo, España ha sido uno de los países más solicitados para el intercambio estudiantil por parte de alumnos anglosajones que quieren aprender el español.

Los propios estudiantes internacionales se pasan la voz de año en año y valoran los servicios como el alojamiento, los comedores y las instalaciones deportivas.

Las universidades de Granada, Valencia, Barcelona y Madrid son las más deseadas, pero la oferta educativa española se ha ido diversificando hacia otras regiones.

El sistema educativo español está muy bien organizado y ofrece a los estudiantes grandes oportunidades de formación profesional y de crecimiento personal.

La estructura académica española, fundamentalmente en la educación secundaria, permite al alumno decidir con independencia el tipo de formación que desea recibir. Así, el estudiante cuenta con una variada oferta académica establecida para satisfacer la variedad de intereses, capacidades y actitudes que posea, así como también para acceder a niveles superiores de estudios.

Cabe resaltar la especial orientación del sistema educativo a la formación para el trabajo. De hecho, las opciones para la educación técnica (Formación Profesional) son diversas y muy atractivas, incluyendo una variedad de especializaciones y grados de aprendizaje destinados a cubrir las necesidades de formación de jóvenes interesados en insertarse rápidamente en el mercado laboral.

Otra ventaja competitiva de la estructura académica de enseñanza superior es el modelo descentralizado, territorial y administrativo que rige el sistema de universidades en España.

Las Comunidades Autónomas son las responsables directas del financiamiento de los centros educativos, así como los administradores naturales de las ayudas financieras y becas para estudiantes.

Esta independencia de la administración central, que mantiene, no obstante, un nivel supervisorio a través del organismo denominado Consejo de Coordinación Universitaria de España, ha permitido una eficiente administración del gasto universitario, traduciéndose en notables beneficios para estudiantes.

Otras ventajas de España como país en la sección Descripción general de España.

España es un país abierto, desarrollado y organizado, que ofrece extraordinarias oportunidades a estudiantes extranjeros. Sin embargo, MeQuieroIr.com ofrece información sobre otras opciones de estudios en el extranjero para comparar y tomar la decisión adecuada a la hora de definir las posibilidades de desarrollo profesional fuera del país de origen.

Conviene visitar el foro de discusión ¿Cómo es la vida de un inmigrante en España?.