A la hora de emigrar a Australia deben ponerse en una balanza las ventajas de la decisión y los elementos desfavorables, tales como los que se enumeran a continuación:

• Por su ubicación geográfica, Australia orienta su política exterior y comercial a reafirmar el eje geopolítico Asia-Pacífico. Esto significa que Australia puede, eventualmente, dar prioridad a la inmigración de ciudadanos provenientes de las potencias económicas más importantes de la región, como China, India, Japón, Singapur y Corea. También puede significar que las empresas australianas den empleo preferentemente a profesionales con experiencia en el manejo de relaciones con el Asia o que dominen algún idioma asiático.

• Existe una enorme distancia geográfica entre Australia y Latinoamérica y Europa. Este hecho resulta un inconveniente para muchas personas que emigran solas, dejando en sus países de origen a toda la familia y los amigos.

• Viajar a Australia desde Latinoamérica y Europa puede significar entre 24 y 30 horas de vuelo, según la ruta aérea que se elija. El costo del boleto aéreo es, en promedio, de unos US$ 2 mil (dólares estadounidenses). Eso significa que una vez que se está en Australia resulta muy costoso, en tiempo y dinero, regresar al país de origen para realizar cortas visitas a familiares o amigos. No será fácil para el inmigrante atender personalmente algún tipo de emergencia en el país de origen, como la enfermedad de un familiar.

• La comunicación con los familiares que quedan en el país de origen del inmigrante puede resultar difícil y complicada, pues debe tomarse en cuenta el huso horario asiático de Australia, cuya diferencia con países de América Latina y Europa puede ser de hasta 10 horas.

• Australia cuenta con un recurso profesional altamente calificado. En promedio, los australianos pasan más años en las etapas de educación primaria y secundaria que sus homólogos de otros países como Japón, Alemania o el Reino Unido. El 45% de la mano de obra australiana tiene un título universitario o formación profesional u otras calificaciones y el 30% de los australianos con títulos universitarios tienen formación de postgrado. Esto quiere decir, que a la hora de buscar empleo, los ciudadanos inmigrantes tendrán una fuerte competencia en los ciudadanos australianos.

• La inmigración australiana para trabajadores calificados es selectiva. No todos los interesados pueden optar por ese sistema. Se requiere poseer un diploma y experiencia laboral en ciertas profesiones consideradas en demanda y contar con un nivel adecuado de manejo del inglés. En general, los candidatos son evaluados según el llamado test de puntos, que permite seleccionar a los inmigrantes de acuerdo con ciertos atributos considerados como relevantes para Australia.

Existen muchas maneras de emigrar a Australia. En nuestra sección Trabajar en Australia, describimos los diferentes tipos de visas sus requisitos y características.

Conviene visitar los Foros para conocer las experiencias de otros que ya decidieron emigrar a Australia como destino de emigración.