Estados Unidos anula medida de quitar visas a estudiantes que cursen clases en línea

Un millón de estudiantes internacionales contribuyen a la economía estadounidense con 41.000 millones de dólares anuales.

ACTUALIZACIÓN: En un giro poco usual para la administración Trump, el gobierno cede a la presión de universidades y corporaciones y anula la medida anunciada a comienzos de  julio de 2020, según la cual los estudiantes internacionales que no tuvieran clases presenciales debían volver a sus países.

El entorno académico creó toda una revuelta tras el anuncio de la medida. A una moción de la Universidad de Harvard se unieron la del M.I.T., las de 20 fiscales de distrito y las de muchas otras instituciones educativas y organismos que representan a los estudiantes internacionales.

Hubo mucho descontento también en Silicon Valley. Empresas como Google, Facebook y Twitter presentaron su apoyo a la demanda, alegando que la medida contra los estudiantes internacionales afectaba seriamente a la industria.

Afortunadamente, esta vez la presión hizo efecto en la administración y la medida que podía implicar la deportación de cientos de miles de estudiantes internacionales fue anulada. 

Según cifras de The New York Times, cada año se inscriben cerca de un millón de estudiantes internacionales en las universidades estadounidenses, y contribuyen a la economía de ese país con 41.000 millones de dólares anuales, además de apoyar cerca de 500.000 empleos. 

 

Publicidad


 

NOTICIA ANTERIOR, publicada el 12 de julio de 2020.

Estudiantes internacionales con clases únicamente en línea serían deportados de Estados Unidos

Según la nueva medida del servicio de Inmigración y Control de Aduanas, quienes tengan cursos en línea programados para el otoño, deberán abandonar el país o correrán el riesgo de ser deportados.

Estas modificaciones implican que los estudiantes internacionales no podrán inscribirse para cursos no presenciales (en línea) durante el otoño, pues el gobierno no les entregará visas para permanecer en Estados Unidos cursando bajo esa modalidad.

El comunicado especifica que “los estudiantes que se encuentren en el país que estén inscritos en programas únicamente en línea, deberán abandonar Estados Unidos o tomar otras medidas”, como cambiar de casa de estudios a una que tenga clases presenciales, para poder permanecer con legalidad en territorio estadounidense.

Debido a que la crisis del COVID-19 sigue en pleno apogeo en los Estados Unidos, una mayoría de las instituciones académicas están volcándose a la modalidad de clases en línea.

Modelo de clases mixto, presencial y en línea

En el caso de las instituciones que se encuentren operando de manera regular (ofreciendo clases en persona) para ese período, los alumnos no podrán tener acceso a más de un curso en línea.

Quienes estén cursando en escuelas operando bajo un modelo mixto (clases en línea y presenciales), deberán presentar una prueba de que sus clases no son totalmente en línea y que el número de clases que se toman bajo esa modalidad es el mínimo para asegurar su progreso normal en el programa.

Los estudiantes de inglés o en programas de entrenamiento vocacional no podrán tomar ningún curso en línea.

Considerando que ya varias instituciones han manifestado su intención de dictar clases en línea para el próximo año académico (Harvard, por ejemplo, hizo su anuncio oficial el mismo día en que se proclamaron estas regulaciones), así como el estado actual de la evolución de la pandemia en Estados Unidos, es difícil estimar cuántos estudiantes se verán afectados por esta norma, pero ya muchos de ellos están intentando tomar alguna medida para contrarestarla.

Repudio generalizado

La medida ha sido rechazada por académicos y políticos estadounidenses. La senadora Elizabeth Warren tachó esta resolución de “insensible, cruel y xenofóbica”. La ex-embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Samantha Power, añadió que se trata de una acción “sin sentido e impráctica para la mayoría de los estudiantes”.

La medida resulta además contraproducente para la economía, ya que los estudiantes internacionales representan una fuente importante de ingresos para los centros educativos.

En el siguiente enlace, se puede consultar el comunicado oficial.

Ver también:

Más información sobre el impacto del COVID-19 en los procesos migratorios de distintos países, en nuestra sección Noticias >>

 

Publicado el 12 de julio de 2020. Actualizado el 15 de julio de 2020.

 

Publicidad