Asilo rechazado llevaría a deportación expedita en Estados Unidos

La administración Trump trabaja en frenar diferentes procesos de inmigración en Estados Unidos.

Tras un fallo de la Corte Suprema estadounidense, los solicitantes de asilo cuya demanda haya sido rechazada podrían ser sometidos a una deportación sin posibilidad de apelación.

Solicitantes de asilo rechazados en Estados Unidos podrían ser deportados sin derecho a apelación

La decisión (que recibió el voto de 7 jueces a favor y 2 en contra) fue anunciada el pasado 25 de junio de 2020 y pone en peligro a miles de solicitantes de asilo, al no permitir a las personas que no aprueben la entrevista o cuyo caso sea rechazado por falta de méritos, defender su caso ante una corte.

Este fallo de la Corte Suprema ha sido considerado como una victoria para Donald Trump y su administración, que ha venido impulsando una serie de decisiones para frenar los procesos de asilo e inmigración en Estados Unidos.

Deportación expedita

Desde 1996, la ley establece que las personas que no pasan las pruebas para el asilo o no son capaces de demostrar un temor creíble (de persecución o amenaza grave en su país de origen), sean puestas en un sistema de deportación expedita. Este recurso, sin embargo, ha sido utilizado pocas veces en el pasado.

Hábeas Corpus

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), se ha pronunciado en contra de la decisión, alegando que ésta contraviene un principio fundamental de la constitución de ese país:

Publicidad


 

Esta decisión viola el derecho de un individuo que es privado de su libertad a apelar ante una corte (también conocido como recurso de Hábeas Corpus).

Este derecho incluye a los solicitantes de asilo. Si se les niega esa oportunidad, algunas personas podrían ser devueltas injustamente a una situación que pondría en peligro sus vidas.

Muchos abogados de inmigración, así como defensores de los derechos de los refugiados, han mostrado su rechazo total ante este fallo, que ignora las complejidades que caracterizan los procesos de asilo y asume que el sistema migratorio estadounidense, tan cuestionado como es hoy en día, es infalible a la hora de determinar el mérito o desmérito de una solicitud.

El caso tras la decisión

Este fallo se dio en el contexto del caso de Vijayakumar Thuraissigiam, un hombre perteneciente a la minoría Tamil de Sri Lanka, quien alegó haber llegado a Estados Unidos huyendo de un secuestro y agresión física que sufriera en su país de origen.

Tras atravesar la frontera desde México, fue arrestado por las autoridades de migración estadounidenses.

Aunque el oficial que escuchó la historia de Thuraissigiam le creyó, rechazó su solicitud pues este no fue capaz de identificar a quienes lo atacaron o explicar sus motivos. Thuraissigiam fue entonces puesto en el sistema de deportación expedita y apeló ante una corte federal.

Y aunque el fallo de ese proceso fue favorable para el solicitante de asilo, esta decisión anunciada por la Corte Suprema lo contraviene y sienta un precedente para muchísimas personas que se encuentran en una situación similar.

Ver también:

 

Publicado el 30 de junio de 2020.

 

Publicidad