Inmigrantes ilegales con TPS no obtendrían residencia en Estados Unidos

Estatus de Protección Temporal no elimina el hecho de haber entrado ilegalmente.

Por una decisión unánime, la Corte Suprema estadounidense estableció que aquellos inmigrantes que cuenten con TPS, pero que entraron al país de manera ilegal, podrían no tener derecho a aplicar para obtener la residencia permanente.

No todos los inmigrantes en Estados Unidos con TPS podrán solicitar la residencia permanente

Según el fallo, los inmigrantes que tienen permiso para permanecer en Estados Unidos por razones humanitarias (bajo la figura conocida como TPS o Estatus de Protección Temporal) podrían no ser candidatos a una residencia permanente, si entraron a ese territorio por vías irregulares.

El Caso de Sánchez y González

El caso particular en el que la Corte falló en esta ocasión es el de José Sánchez y Sonia González, originarios de El Salvador, y que entraron en territorio estadounidense a finales de la década de los 90 de manera ilegal. En 2001, tras el terremoto que azotó a su país de origen, Estados Unidos incluyó a El Salvador como país elegible para el programa de TPS y la pareja obtuvo la protección temporal.

Más tarde, en 2014, la pareja aplicó por una residencia permanente (o “Green Card”), que les fue negada. Los esposos apelaron la decisión, pero la Corte de Apelaciones del Tercer Circuito de Philadelphia refutó la demanda, declarando que el estatus de permanencia temporal no los hace elegibles dentro de las leyes de inmigración para una residencia permanente, que exige que la persona haya sido “inspeccionada y admitida” en el país legalmente.

Esta decisión sienta un precedente que podría afectar a decenas de miles de inmigrantes que se encuentran en una situación similar a la de Sánchez y González.

Matices importantes

Según las leyes estadounidenses una cosa es tener “estatus legal” y otra haber sido “legalmente admitido”.

Publicidad


 

Una persona que tenga estatus de protección temporal (y que por lo tanto se encuentra en territorio estadounidense de manera legal) no necesariamente es apta para aplicar por una residencia.

El TPS está diseñado para permitir a las personas que se encuentran en territorio estadounidense permanecer en él de manera legal durante un tiempo (como lo indica su nombre), porque por razones humanitarias no pueden volver a su país de origen.

Este estatus puede otorgarse tanto a personas que entraron de manera legal como ilegal, y aunque implica que la persona que lo obtuvo se encuentra en Estados Unidos legalmente, no elimina una entrada que se hizo de manera irregular.

La residencia permanente, o “Green Card”, en cambio, permite a una persona vivir y trabajar en el país legalmente, pero es un proceso aparte, para el que se debe aplicar y que únicamente puede ser concedido a quienes han sido “inspeccionados y admitidos” de manera legal en Estados Unidos.

Artículos relacionados:

Más información en nuestra sección:

Publicado el 13 de junio de 2021.

 

Publicidad