Trump avanza en su plan de reforma migratoria

El plan limitaría la reunificación familiar y las peticiones de asilo. Trump quiere dar prioridad a la protección de los trabajadores estadounidenses.

En 2019, en el contexto de la crisis de refugiados en la frontera, Donald Trump anunció que la nueva política migratoria de Estados Unidos implica una reforma dramática respecto al sistema legal vigente, al que ha definido como “basado en el azar”. El plan pondría “los empleos, los salarios y la seguridad en los trabajadores estadounidenses primero”, según palabras del mandatario.

La reforma contempla prioridad basada en el mérito y limita el número de personas que podrían obtener una Green Card a través de lazos de familia o peticiones de asilo. Asimismo, el número de inmigrantes permitidos se mantendría estático de un año a otro.

Los principales elementos que serían abordados en la reforma son:

  • Seguridad de la frontera: culminación del muro.
  • Protección de los salarios: freno al ingreso de mano de obra barata.
  • Atracción y protección de los mejores inmigrantes.
  • Prioridad para familias nucleares: límites para cuáles miembros de la familia pueden entrar por reunificación hijos y cónyuges.
  • Importación de mano de obra para industrias críticas.
  • Preservación de valores humanitarios: mantener el asilo, pero limitándolo.

Estos anuncios responden a lo que se ha sido descrito como una crisis humanitaria en la frontera sur de Estados Unidos, donde se ha incrementado dramáticamente la cantidad de solicitudes de asilo en los últimos años.

Evidentemente, cualquier reforma deberá ser aprobada por los dos partidos en el Congreso, y se sabe que los Demócratas no votarán a favor de ninguna propuesta que no incluya a los llamados Dreamers, cuya situación ha sido completamente omitida en el actual proyecto.

En nuestra sección Reforma migratoria de Estados Unidos, abordamos los puntos más importantes de la reforma migratoria propuesta por el gobierno de Trump.

 

Publicado el 7 de julio de 2019.