Publicidad


 

El río Saskatchewan le dio su nombre a esta provincia del centro de las praderas, el cual, en lengua aborigen, significa “río de curso veloz”. Se localiza en el occidente canadiense, entre los siguientes límites: por el Norte, los Territorios del Noroeste; por el Sur, dos estados norteamericanos: Dakota del Norte y Montana; por el Este, Manitoba; y, por el Oeste, Alberta. Como se observa, se trata de fronteras hechas por el hombre, no de naturaleza físico-geográfica. Además, junto con Alberta, son las únicas dos provincias sin salida al mar.

Adoptó el eslogan “Fuerza de muchos pueblos” y se le conoce como “La tierra de los cielos vivos”, el “Granero de Canadá” y la “Provincia del trigo” La página del gobierno de Saskatchewan la describe como una “provincia realista, pero donde el cielo es el límite; con increíble calidad de vida: recreaciones, arte, cultura y muchos otros aspectos”. También se presenta como una “Única y espiritual sociedad práctica, con gente de naturaleza acogedora y un abanico de culturas y experiencias para crear”. Abarca una superficie total de 651.900 km2 (séptimo lugar por su tamaño en la clasificación nacional).

Regina es su capital, con el 20% de los habitantes de la provincia. Sin embargo, la ciudad con mayor número de habitantes es Saskatoon, con alrededor del 24% de la población. Otras ciudades populosas son Prince Alberto, Moose Jaw, Yorktoon, Swift Current y North Battleford.

Por su población de 1.072.082 habitantes (abril 2012), radicada principalmente en la mitad del sur de Saskatchewan, se ubica en el puesto sexto entre las provincias y territorios del país. Según Alan Anderson, en la Enciclopedia de Saskatchewan  salvo la población aborigen, que constituye una minoría bastante considerable, todos los residentes son o inmigrantes o descendientes de ellos, pues, al igual que el país, fue habitada, mayormente, por los nacidos en otros países. No obstante, muestra el menor porcentaje de inmigrantes de las cuatro provincias atlánticas y una de las tasas más bajas de retención de inmigrantes en Canadá (57%). Tan solo el 50-60% de los inmigrantes que llegan a Saskatchewan se quedan. Igual ocurre con los refugiados que con el tiempo dejan la provincia.

Esta situación ha afectado el crecimiento poblacional. Por consiguiente, con excepción de Terranova y Labrador, Saskatchewan tiene la población de más lento crecimiento de las provincias canadienses.

Si bien los primeros inmigrantes fueron europeos y en los grupos étnicos más grandes encontramos alemanes, ingleses, escoceses, irlandeses, ucranianos, franceses, primeras naciones, noruegos, polacos, métis, holandeses, rusos y suecos; en los últimos años, ha venido gente de países asiáticos -China y Filipinas predominantemente-, Estados Unidos, varias naciones de la antigua Yugoslavia y Suráfrica.

Ha habido, también, una nueva corriente migratoria de Asia, África, Medio Oriente, Latinoamerica e, incluso, de Europa, tanto de inmigrantes como de refugiados. Estas últimas corrientes migratorias, integradas por trabajadores calificados, grupos familiares reunificados o refugiados, trajeron niveles educativos más altos que los de los residentes no inmigrantes. Por ejemplo, un cuarto de los adultos posee un grado universitario.

Más sobre la forma de ser de los canadienses y su modo de vida en ¿Cómo son los canadienses?

 

 

Publicidad