A la hora de buscar dónde vivir en Australia, se deben tomar en cuenta algunas recomendaciones básicas:

• Buscar una vivienda ubicada cerca de servicios imprescindibles como paradas de transporte, escuelas, tiendas y almacenes. Esto es sumamente importante si no se cuenta con vehículo.

• Deben hacerse todas las preguntas necesarias al dueño o representante de la empresa de venta o alquiler antes de firmar el contrato de arrendamiento. Por ejemplo: ¿qué servicios incluye el precio de alquiler?, ¿cuántas personas pueden ocupar la vivienda?, ¿si se aceptan mascotas? ¿cúal es la penalidad en caso de querer terminar el contrato antes del plazo?

• Resulta imprescindible comprender claramente los términos y condiciones del contrato de arrendamiento antes de firmarlo. Además, es se suma utilidad para dirimir posibles disputas que se elabora el documento llamado “condition report”, que especifica el estado del inmueble al momento de ocuparlo.

• Conviene no apresurar la escogencia. Es preciso visitar varios apartamentos antes de decidir.

• Para reservar, debe entregarse un depósito de dinero, por lo cual debe preverse ese monto al momento de realizar el presupuesto familiar antes de partir. A veces, también es exigido un “depósito contra posibles daños”, que puede ser solicitado como garantía y que será reembolsado al final de contrato.

• Las personas con bajos ingresos pueden solicitar ayuda social al gobierno australiano para completar el monto del alquiler de una vivienda. Los detalles pueden ser solicitados directamente en Centrelink, el organismo de ayuda social por excelencia de Australia.

• Los gobiernos estatales y territoriales también pueden ayudar a financiar los gastos de vivienda de familias de escasos recursos. Conviene informarse sobre el tema.

• En todos los estados y territorios australianos existen organismos gubernamentales o comunitarios que defienden los derechos de los arrendatarios. En caso de necesitarlo, el inmigrante recién llegado puede solicitar estos servicios que casi siempre son gratuitos.

• En Australia existen viviendas públicas, alojamientos que son propiedad del gobierno y que se alquilan a las personas con bajos ingresos. Los beneficiarios deben pagar una renta, pero a una tarifa mucha más baja que el valor del mercado. Sin embargo, conviene saber que los períodos de espera para la asignación de una vivienda pública pueden ser muy largos.

Más información sobre la calidad de vida de este país está desarrollada en Descripción general de Australia.

Conviene visitar el foro ¿Cómo es la vida de un inmigrante en Australia? para conocer las experiencias de otros que ya eligieron Australia como destino de emigración.