Trump quiere un sistema migratorio como el de Canadá

“Una reforma migratoria positiva es posible”, aseguró el mandatario de Estados Unidos. “Republicanos y demócratas pueden unirse para lograr el cambio”. En un inesperado giro de su discurso en materia de inmigración, Trump aseguró que sí es posible lograr una reforma migratoria en Estados Unidos.

Presidente Trump quiere un sistema migratorio como el de Canadá

Hizo la afirmación durante su primer mensaje ante una sesión conjunta de ambas cámaras del Congreso, donde llamó a republicanos y a demócratas a trabajar por un entendimiento.

“Creo que una reforma migratoria positiva y real es posible siempre y cuando nos centremos en favorecer los empleos, fortalecer nuestra seguridad nacional y restablecer el respeto por nuestras leyes”, aseguró el mandatario.

“Si nos dejamos guiar por el bienestar de los estadounidenses, los republicanos y los demócratas podemos trabajar juntos por el cambio migratorio”, dijo.

El presidente Trump también afirmó que el actual sistema de inmigración cuesta mucho dinero a los contribuyentes y que podrían reducirse costos, si se cambia por uno con base en los méritos de los candidatos.

En tal sentido, dijo que hay naciones, como Canadá, que tienen un sistema de inmigración selectivo. “Si cambiamos nuestro actual modelo de inmigración de baja calificación y adoptamos uno con base en méritos, tendremos muchos beneficios: ahorrará incontables dólares, incrementará los salarios de los trabajadores y ayudará a las familias en apuros -incluyendo a las familias de inmigrantes- a entrar a la clase media”, afirmó.

Publicidad


 

Lee cómo es el sistema de inmigración de Canadá aquí >>

La legalización de los indocumentados

Horas antes de su discurso ante el Congreso, el presidente Trump había asegurado en rueda de prensa que “es el momento para una reforma migratoria”.

De acuerdo con esas declaraciones, Trump estaría dispuesto a promover una legislación que contemple un tipo de legalización de millones de inmigrantes indocumentados. Este beneficio sería limitado únicamente a los ciudadanos que no hayan cometido delitos graves.

Sin embargo, el mandatario aseguró que la legalización no significaría un camino seguro para la obtención de la ciudadanía de los “sin papeles”. Aunque aclaró que podría haber una posible excepción con los “Dreamers”, los jóvenes que llegaron a Estados Unidos de manera irregular cuando eran niños, llevados por sus padres.

Se trata de la primera vez que el mandatario de Estados Unidos menciona la posibilidad de una regularización masiva de inmigrantes indocumentados, los cuales se calculan en unos 11 millones de personas. Durante su campaña electoral negó reiteradamente esa posibilidad.

El muro va

Durante la alocución ante el Congreso, Trump reiteró su compromiso con la construcción de un muro divisorio con México.

“Pronto comenzará la construcción del muro en la frontera con México”, enfatizó.

“Queremos que todos los estadounidenses sean exitosos, pero eso no puede suceder en un ambiente de caos e ilegalidad. Debemos restablecer la integridad y el orden de la ley en nuestras fronteras”, dijo el mandatario.

Inmigración, crimen y terrorismo

A pesar del sorprendente asomo de una regularización masiva y del notable cambio en su discurso hacia un tono más suave y conciliador en materia de inmigración, el presidente Trump no dejó de relacionar el crimen con la inmigración.

En varios momentos del discurso hizo alusión a situaciones violentas en las que hubo criminales indocumentados involucrados.

“Era un joven increíble que iba a entrar a la universidad, donde tendría un gran futuro como deportista, pero fue asesinado por un inmigrante ilegal”, dijo Trump, haciendo referencia al hijo muerto de un ciudadano afroamericano invitado a la sesión del Congreso.

“Por esa razón estamos sacando a los criminales”, dijo Trump refiriéndose a la deportación expedita de indocumentados con antecedentes penales.

También hizo referencia a su intento por bloquear la entrada de extranjeros de ciertos países musulmanes.

“Estamos haciendo esfuerzos para proteger a la nación contra el terrorismo islámico. La gran mayoría de los individuos relacionados con atentados terroristas vinieron desde el extranjero”, aseguró.

“No podemos permitir la entrada de extranjeros provenientes de sitios donde no se puede verificar la identidad de las personas debidamente. No podemos permitir que nuestra nación sea un santuario para los extremistas”, enfatizó.

Más sobre la política migratoria de Trump aquí >>

Publicado el 28 de febrero de 2017

 

Publicidad