Profesionistas mexicanos buscan nuevas oportunidades fuera de su país

México ocupaba el cuarto lugar en la lista de países que tienen más migrantes calificados en el extranjero.

Los migrantes calificados mexicanos que poseen un título universitario protagonizan un movimiento que muchos han calificado de “fuga de cerebros” y que ya refleja un impacto interesante en los países de destino.

La búsqueda de mejores empleos motiva la migración mexicana

Los mexicanos se siguen moviendo. Muchos jóvenes profesionales con un título universitario han expandido la búsqueda de un mejor puesto de trabajo fuera de sus fronteras. Los países del llamado Primer Mundo son los más atractivos para la migración calificada mexicana y Estados Unidos lleva la batuta.

En una encuesta elaborada a finales de abril de 2019, la agencia OCC encontró una creciente inconformidad entre los profesionistas mexicanos: 75% de ellos no está satisfecho con su actual empleo y busca uno mejor y 38% afirma que las oportunidades laborales en México no han mejorado con el cambio de gobierno.

La misma agencia condujo (en 2014) una investigación sobre las intenciones de los profesionistas mexicanos de buscar trabajo fuera del país y encontró que 83% estaría dispuesto a hacerlo.

Según el portal de búsqueda de trabajos Oficina Empleo, los países a los que los mexicanos en busca de empleos calificados se desplazan en mayor proporción son Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, España y Finlandia.

Por el contrario, México sigue siendo un destino atractivo para profesionistas provenientes de otros países de Centro y Sudamérica. Gente de Guatemala, Venezuela, El Salvador, Perú y Honduras se desplazan hacia ese país buscando también mejores oportunidades laborales que las que se les presentan en casa.

Publicidad


 

No es solo la carrera

El aspecto profesional es uno de los factores que más pesan en esta migración calificada y muchas veces es el principal, pero rara vez es el único.

Los profesionistas encuestados por OCC esgrimían como las tres razones principales que les llevarían a desplazarse hacia otro país la adquisición de experiencia, el tener mejores oportunidades de carrera y la posibilidad de contar con mejores estándares de vida.

La adquisición de un nuevo idioma atraía a 58% de los encuestados, mientras que la capacidad de vivir en una cultura diferente resultaba atractiva para un 54%.

En 2016, México ocupaba el cuarto lugar en la lista de países en vías de desarrollo que tienen más migrantes calificados en el extranjero (detrás de India, China y Filipinas). Un estudio de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Abierta de México ubica al país como el mayor emisor de este tipo de migrantes de la región.

Según la investigación, “la migración profesionista aceleró su crecimiento a partir de la década de 1980”. México pasó de 18.096 migrantes en esta categoría en 1982 a 286.311 para el año 2015.

Comportamiento del mercado de profesionistas en México

De acuerdo con M. Laura Vázquez Maggio y Lilia Domínguez Villalobos, autoras del estudio, hay que considerar varios aspectos a la hora de evaluar el comportamiento del mercado de profesionistas en México en las últimas tres décadas.

Primero está el hecho de que “el número de egresados con educación terciaria terminada se incrementó muy por encima del crecimiento de la población y de la economía”. Pero por otra parte, “los puestos adecuados para la población con educación terciaria crecieron a una tasa muy baja y los salarios, si bien más elevados que los otros estratos de la población con menor nivel de educación, crecieron más lentamente”.

Desempleo, empleo en ocupaciones que no son las adecuadas y remuneraciones poco atractivas son las principales consecuencias de estos factores. Entonces, muchos jóvenes han decidido buscar una mejor ecuación más allá de las fronteras.

Otro de los puntos que se han convertido en claves para los profesionistas en movimiento es el de la seguridad personal. La violencia, la delincuencia y las condiciones generales de la vida en México, si bien no han constituido hasta ahora el principal motor de la salida, son un factor significativo.

Estados Unidos, el principal destino

Según el estudio antes citado, “el migrante mexicano promedio tiene más de 40 años, es casado y pocos tienen hijos de 6 o menos años”. Y aunque una porción interesante de ellos (26.8%, según esta investigación) no habla inglés, el destino favorito de estos migrantes calificados es Estados Unidos.

Se estima que de 57 millones de latinos en EEUU, más de 36 millones (esto es más de 63%) es de origen mexicano, aunque esta cifra incluye tanto a los inmigrantes como a los ciudadanos estadounidenses que se identifican con este origen. Asimismo, se estima entre 2000 y 2016 la fuerza laboral mexicana en ese país, con 16 años o más, ha aumentado de casi 11 millones a más de 16 millones de personas.

Por su parte Vázquez y Domínguez señalan que “el censo de Estados Unidos de 2015 muestra que son aproximadamente 260.000 mexicanos que emigraron de 25 años o más y que cuentan con educación terciaria viviendo en ese país”.

Ocupaciones más frecuentes

Las ocupaciones más frecuentes que poseen los profesionistas que migran hacia territorio estadounidense son puestos gerenciales y en las áreas de ingeniería, matemáticas, ciencias, finanzas y educación.

Sin embargo, el estudio de Vázquez y Domínguez señala que cerca del 47% de esos migrantes calificados mexicanos “están ocupados en actividades laborales que no requieren formación universitaria formal ni experiencia laboral”.

La migración de profesionales con o sin título universitario es un fenómeno cada vez más común desde países de América Latina. Algunas sociedades de naciones industrializadas aprovechan estos éxodos, pero siempre quedan abiertas interrogantes como qué tan beneficiosos resultan al final del día estos cambios para los migrantes o qué impacto tienen estos procesos en los países que exportan año tras año a una buena parte de los profesionales que han formado.

Ver también:

 

Publicado el 25 de octubre de 2019.

 

Publicidad