Eliminación del TPS pondría en riesgo de deportación a inmigrantes en Estados Unidos

Donald Trump pretende eliminar el Estatus de Protección Temporal (TPS).

A escasos meses de las elecciones presidenciales, una corte de apelaciones retira el freno a la administración de Donald Trump para eliminar el Estatus de Protección Temporal (TPS) y deportar a numerosos inmigrantes legales que se encuentran en el país.

Cientos de miles de inmigrantes en Estados Unidos corren riesgo de deportación, tras fallo que pondría fin al TPS

La Corte de Apelaciones del Noveno Distrito de California revocó la prohibición temporal emitida por una corte menor, que impide a Donald Trump terminar con el programa de TPS (Estatus de Protección Temporal, por sus siglas en inglés).

Si esta decisión, en la que dos de tres jueces votaron a favor, se mantiene, cientos de miles de inmigrantes que han estado viviendo y trabajando legalmente en Estados Unidos durante años (e incluso décadas) protegidos por la medida, podrían ser deportados en marzo del 2021 a sus países de origen.

Se estima que el número de afectados es de alrededor 400 mil personas, procedentes de países como Haití, Nicaragua, Sudán y El Salvador, Honduras y Nepal.

Medida pre-electoral

Cabe destacar que esta decisión se pronuncia a apenas 50 días de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, en un paso más de los muchos que ha dado Donald Trump, para frenar la inmigración, uno de los temas claves en esta campaña.

En el pasado, el presidente Trump, se ha declarado, por ejemplo, defensor de los ciudadanos que “huyen del comunismo y el socialismo”, como sucede en el caso de los venezolanos, pero esta medida deja claro que no habría intención alguna de garantizarles el acceso al TPS en un futuro gobierno, una promesa que Joe Biden hizo explícitamente parte de su campaña.

Publicidad


 

Programa TPS

El programa TPS fue iniciado por el Congreso en 1990, y está destinado a proteger de la deportación a ciudadanos cuyos países de origen hayan sufrido desastres naturales, conflictos armados y eventos extraordinarios, permitiéndoles vivir y trabajar legalmente en territorio estadounidense.

Al tratarse de una medida temporal, tiene una duración que va de 6 a 18 meses y sus beneficiarios deben renovarlo frecuentemente.

Se espera que esta decisión sea próximamente apelada en la Corte Suprema de Estados Unidos.

Ver también:

 

Publicado el 23 de septiembre de 2020.

 

Publicidad