Canadá flexibilizará su ley de ciudadanía

Las modificaciones pretenden invalidar las disposiciones aprobadas en 2014 por el anterior gobierno conservador. Vuelve a ser de tres años el período mínimo de residencia exigido para la nacionalización canadiense.

Ley de ciudadanía canadiense

  • Se elimina la posibilidad de revocar la nacionalidad canadiense a quienes posean doble nacionalidad y cometan algún delito.
  • Se deroga la obligatoriedad de expresar una “intención de residir en Canadá” por parte de los solicitantes de la ciudadanía

El nuevo gobierno liberal de Canadá, que encabeza el Primer Ministro, Justin Trudeau, ha introducido un proyecto para modificar la Ley de Ciudadanía aprobada en 2014, por el anterior gobierno conservador.

Entre los cambios más resaltantes de la reforma figuran:

  • La disminución a tres años del período mínimo de residencia exigido para la nacionalización canadiense.
  • La imposibilidad de revocar la nacionalidad canadiense a quienes posean doble nacionalidad y cometan algún delito.
  • La derogación de la obligatoriedad de expresar una “intención de residir en Canadá” por parte de los solicitantes de la ciudadanía.
  • La disminución del rango de edad del candidato –estableciéndolo entre 18 y 54 años- para satisfacer los requisitos idiomáticos (francés o inglés) y aprobar un examen de conocimientos.

El proyecto de ley también propone a los solicitantes de la ciudadanía contar como válido el tiempo pasado en Canadá como residentes temporales o personas protegidas por razones humanitarias.

En otros aspectos la legislación se endurece. Tal es el caso de los requerimientos para los solicitantes de ciudadanía que han tenido problemas con la ley, cuyo tiempo de condena no sería tomado en cuenta para los efectos del tiempo mínimo requerido para solicitar la ciudadanía.

Facultades otorgadas en la Ley del 2014

Sobre las facultades otorgadas en la Ley del 2014 a los oficiales de inmigración para la toma de decisiones con respecto a las solicitudes que analizan, no se establece ningún cambio aparente. Por el contrario, se refuerza esa autoridad, dado que con la modificación propuesta, los oficiales de inmigración tendrían el poder de apropiarse de documentos de una solicitud, si tiene motivos razonables para creer que se trata de un documento falso o presentando por motivos fraudulentos.

Publicidad


 

Actualmente, de acuerdo con la ley de ciudadanía aprobada en 2014, los oficiales de ciudadanía pueden examinan los expedientes y decidir si continúan su camino hacia la aprobación final por parte de un juez de ciudadanía o si el solicitante debe presentar más pruebas de que cumple con todos los requisitos exigidos por la ley para el otorgamiento de la ciudadanía.

Estas facultades de los oficiales de inmigración parecen no modificarse en el documento legislativo del partido liberal.

Para el ministro de Inmigración, John McCallum, la modificación de la Ley de ciudadanía, “proporcionará una mayor flexibilidad para los solicitantes y ayudará a que los inmigrantes obtengan la ciudadanía más rápido”.

La actual Ley de Ciudadanía de Canadá fue aprobada en 2014 por el entonces Primer Ministro conservador, Stephen Harper. El texto sustituyó a la antigua norma promulgada en 1977. Se pueden conocer las principales reformas realizadas en 2014 aquí >>

Ningún canadiense podrá perder su ciudadanía

Uno de los aspectos más polémicos de la Ley de Ciudadanía de 2014 es el referido a la sanción de revocatoria del pasaporte canadiense a personas que, además de la nacionalidad canadiense, posean otra ciudadanía, por nacimiento o naturalización.

Las causas de la prohibición o revocatoria de la ciudadanía canadiense incluyen: actos de criminalidad, terrorismo, traición a la patria, delitos de espionaje, y levantamiento en armas contra Canadá, entre otros delitos.

En la opinión de algunas organizaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes y de varias personalidades de la opinión pública, esta disposición legal era contraria al principio canadiense de igualdad ante la ley, promoviendo una interpretación legislativa injusta en la que existirían “dos clases de ciudadanos”.

Para algunos analistas, la controversia en torno a esta legislación habría sido de alto costo político para los conservadores en las últimas elecciones parlamentarias, especialmente en las circunscripciones con mayor número de inmigrantes.

De hecho, la derogación de esa disposición fue parte de la oferta política del recién electo premier Trudeau.

“Todos los ciudadanos canadienses son iguales ante la ley, así hayan nacido en Canadá, sean ciudadanos naturalizados o tengan una doble nacionalidad”, dijo el ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, John McCallum, al anunciar la introducción de la legislación para la modificación de la Ley de Ciudadanía, también conocida como ley C-24.

Las modificaciones de los liberales

Una amplia lista de las modificaciones del gobierno liberal de Canadá a la Ley de Ciudadanía se describe a continuación:

Enmienda 1

Ley actual: Autoridad para revocar la ciudadanía a quienes posean doble nacionalidad, debido a ciertos actos contra el interés nacional de Canadá, incluyendo condenas por terrorismo, alta traición, espionaje y otros delitos.

Modificación propuesta: Derogar las razones de interés nacional para la revocación de la ciudadanía canadiense.

Enmienda 2

Ley actual: El candidato debe presentar una declaración formal de su “intención de residir en Canadá” antes de que le sea concedida la ciudadanía.

Modificación propuesta: Derogar la presentación de una intención de residir en Canadá.

Enmienda 3

Ley actual: El candidato debe demostrar que ha vivido en Canadá por un total de cuatro años (1.460 días) durante un período de seis años, para realizar una demanda de ciudadanía.

Modificación propuesta: Debe demostrarse la presencia física de 3 de cada 5 años, antes de la fecha de la solicitud de la ciudadanía.

Enmienda 4

Ley actual: El tiempo pasado en Canadá como residente no permanente no puede ser contado.

Modificación propuesta: Los solicitantes pueden contar como medio día, cada día de su presencia física en Canadá como residente temporal o como protegido por razones humanitarias, antes de convertirse en un residente permanente, pudiendo contabilizar hasta un máximo de un año de tiempo acreditado.

Enmienda 5

Ley actual: Los solicitantes 14-64 años de edad deben demostrar sus competencias lingüísticas en los idiomas inglés o francés, y pasar la prueba de conocimientos

Modificación propuesta: Los solicitantes 18-54 años de edad deben cumplir con los requisitos de demostración de suficiencia idiomática en inglés o francés y pasar la prueba de conocimientos.

Enmienda 6

Ley actual: Se exige la presentación de las declaraciones de impuestos de Canadá, durante cuatro años fiscales de cada seis años, igualando el requisito de presencia física exigido.

Modificación propuesta: Presentación del impuesto sobre la renta de Canadá, durante tres años fiscales de cada cinco años, igualando el requisito de presencia física propuesto.

Enmienda 7

Ley actual: El tiempo dedicado a cumplir una orden penal de condena condicional se pueden contar como válido en el cumplimiento de los requisitos de presencia física para obtener la ciudadanía. A los convictos cumpliendo una sentencia penal condicional, no se les prohíbe adquirir la ciudadanía concedida o tomar el juramento de ciudadanía.

Modificación propuesta: El tiempo dedicado a cumplir una orden de condena condicional no pueden ser contado en el cumplimiento de los requisitos de presencia física para adquirir la ciudadanía; y quienes estén cumpliendo una condena condicional tienen prohibido adquirir una ciudadanía concedida o tomar el juramento de ciudadanía.

Enmienda 8

Ley actual: Se prohíbe prestar juramento de ciudadanía a quienes incumplan o han dejado de cumplir los requisitos para la concesión de la ciudadanía. No se aplica a las solicitudes recibidas antes del 11 de junio de 2015.

Modificación propuesta: Se prohíbe prestar juramento de ciudadanía, si no se cumplen o si se han dejado de cumplir los requisitos para la concesión de la ciudadanía. También se aplica a las solicitudes aún en proceso o que se recibieron antes al 11 de junio de 2015.

Enmienda 9

Ley actual: Los agentes de la ciudadanía no tienen el poder para apoderarse de documentos considerados como falsos, durante el proceso de tramitación de una solicitud.

Modificación propuesta: Los agentes de ciudadanía tienen el poder para apoderarse de los documentos presentados en una solicitud de ciudadanía, si tienen motivos razonables para creer que los documentos son fraudulentos o están siendo utilizados de manera fraudulenta.

No existe una fecha establecida para la entrada en vigor de estas modificaciones legislativas. El proyecto de ley debe ser ahora aprobado por el Parlamento, que es mayoritariamente liberal, en la Cámara de los Comunes.

Publicado el 25 de febrero de 2016

 

Publicidad