Patricia Mendoza, relacionista Industrial desde Florida, Estados Unidos

West Palm Beach

“Dejar familia, amigos y venir a lo desconocido resultó lo más duro de mi decisión”.

Profesión: Relaciones Industriales
Edad: 35 años
Ciudad/ País de origen: Caracas, Venezuela.
Fecha de salida: 1988
Ciudad/ País de destino: West Palm Beach, Florida, Estados Unidos.

Testimonial de migración Patricia Mendoza desde Florida, Estados Unidos

¿Por qué te fuiste de Venezuela?

Me vine en 1988, durante la época de un gobierno muy cuestionado en mi país. Me acababa de graduar en Relaciones Industriales y quería estudiar inglés.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Dejar familia, amigos y venir a lo desconocido resultó lo más duro de mi decisión.

¿Por qué seleccionaste West Palm Beach como ciudad de destino?

Publicidad


 

Tenía un familiar en West Palm Beach que me ofreció su casa.

Describe los primeros tiempos

Esa etapa fue particularmente complicada para mí, ya que debí aprender a trasladarme de un lugar a otro, sin poder trabajar, porque solo tenía visa de turista, no hablaba bien el inglés y sentía gran nostalgia por la familia y la forma de vida a la que estaba acostumbrada.

Describe tu situación actual

Me casé con un norteamericano y mi situación se legalizó. Trabajé en muchas cosas, menos en mi profesión, pero eso me ayudó a mejorar el inglés. Tuve hijos y, al cabo de 10 años, me divorcié. Actualmente, trabajo en una compañía especialista en Recursos Humanos, donde me va muy bien.

Tengo una pareja estable, el cual es también venezolano y con quien procreé un bebé. Estamos en estos momentos tratando de arreglar su estatus legal, apoyándonos en mi ciudadanía americana.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

No me arrepiento, pero pienso que hubiera sido bueno haber trabajado en mi área, durante un cierto periodo, en mi país, para ganar experiencia, porque, una vez que se llega aquí, hay que retroceder, ya que aprender el idioma lleva tiempo.

Luego, me dediqué a criar los hijos y a trabajar para mantenernos. Todo eso hizo un poco difícil continuar con los estudios. Además, la Universidad en los Estados Unidos es muy costosa.

¿Piensas volver a Venezuela?

No me quiero morir aquí, quisiera poder pasar mis años dorados en mi patria….en algún pueblito, en el campo o cerca de alguna playa. Ojalá que algún día pueda regresar a una Venezuela llena de paz.

Testimonio publicado al 13 de julio de 2005

 

¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>

Publicidad