María Llorente, profesional en letras, desde Londres, Reino Unido

fotomaleta_peq“Inglaterra es un país con relativa justicia social, un sistema de salud gratuito y bastante tranquilidad y seguridad personal”.

Profesión: Licenciada en Letras

Edad: 36 años

Ciudad/ País de origen: Caracas, Venezuela.

Fecha de salida: marzo del 2000

Ciudad/ País de destino: Londres, Reino Unido.

¿Por qué te fuiste de tu país?

La decisión de dejar Venezuela tuvo que ver con una mezcla de aspiraciones personales y la necesidad de cambio. Igualmente, con el deterioro de la situación política y económica del país.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Lo más difícil fue dejar a la familia y a los amigos. También despedirme de todas las cosas que me encantan de Venezuela: su naturaleza y la calidez de su gente.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Un poco al azar. Inicialmente, mi destino, por poco menos de un año, fue España; pero la precariedad del mercado laboral y el “provincianismo” de la sociedad española me convencieron de dar el salto a Inglaterra. Así, de tener que volver a mi país, lo haría, por lo menos, con un mejor dominio del inglés. Asimismo, el mercado laboral británico es más flexible que el del resto de Europa. De hecho, teniendo un idioma extranjero, es más fácil conseguir trabajo en empresas que buscan personal bilingüe, independientemente del área de especialización. Londres, en fin, es una ciudad muy cosmopolita y acogedora. La gente vive y deja vivir. Ser extranjero es la norma.

Describe los primeros tiempos

Los primeros tiempos fueron bastante duros. Me costó alrededor de un par de años adaptarme y lograr cierta estabilidad. Aún no me siento 100% adaptada, especialmente porque el clima de Inglaterra se hace muy pesado y es una nación excesivamente cara. Sin embargo, valoro el hecho de que es un lugar muy interesante y relativamente tolerante con los extranjeros.

Describe tu situación actual

Actualmente, trabajo en una empresa de comunicaciones y relaciones públicas y tengo casa propia. La incorporación a la comunidad nunca termina de ser total por dos razones: los ingleses, a pesar de ser educados y agradables, son bastante reservados; y Londres esta llena de extranjeros y es muy fácil relacionarse con gente de todas partes del mundo, con otros inmigrantes. Este es uno de los aspectos más agradables de mi experiencia. Aprendes a familiarizarte no solo con la cultura anglosajona, sino con otras culturas del mundo.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

Hoy no me arrepiento de haber venido. La verdad es que lo aprendido en el camino es invalorable. Salir de la comodidad de tu país y enfrentarte a lo desconocido te da mucha fortaleza de carácter. Cada logro adquiere un significado distinto. Aprecio la oportunidad de vivir en una nación con una historia y un patrimonio cultural tan ricos. Aunque no es perfecto, es un país con relativa justicia social, un sistema de salud gratuito y bastante tranquilidad y seguridad personal. No obstante, sí tuve momentos en los que me provocó tirar la toalla y volver a casa.

¿Piensas volver a tu país?

Es una pregunta que me hago frecuentemente. De momento, creo que no. Quizás, dentro de unos años, si soplan vientos más favorables. En realidad, no descarto volver a Venezuela o emprender una nueva aventura en otras latitudes más cálidas.

Testimonio publicado al 23 de abril de 2009

 

¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>