Manuel, desarrollador de Sistemas, desde Madrid, España

fotoesp_peq“Uno se acostumbra a lo bueno, al transporte público, a ir al mercado y conseguir de todo y, principalmente, a la enorme seguridad que se respira al salir”.

Profesión: desarrollador de Sistemas

Edad: 27 años

Ciudad/ País de origen: Caracas, Venezuela

Fecha de salida: septiembre del 2010

Ciudad/ País de destino: Madrid, España.

¿Por qué te fuiste de tu país?

Me fui de Venezuela con la idea de crecer profesional y académicamente, así mismo por la necesidad de empaparme de otras culturas y ver “cómo estaba la cosa”.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

La estabilidad alcanzada en mi país, porque, a pesar de los infinitos problemas que existen en Venezuela, sobre todo la inseguridad, si trabajas duro puedes llegar lejos. En mi caso, tuve que dejar mi empresa, clientes, etc. en manos de otras personas. También fue bastante difícil separarme de mi familia, ambiente y amigos.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Seleccioné Madrid, como lugar de inicio, porque un amigo me recomendó esta ciudad. Además, cuando llegué, la crisis apenas comenzaba y había más posibilidad de encontrar un trabajo.

Describe los primeros tiempos

Los primeros meses fueron bastante difíciles, puesto que adaptarse al cómo funcionan las cosas en esta nación, buscar un empleo, alquilar un “piso”, la rutina diaria, son asuntos que necesitan un tiempo para ser asimilados. Por otra parte, hay que reconocer que los españoles en sí son demasiado cerrados; pero – como en todo el mundo – encuentras gente muy buena que te tiende una mano sin dudarlo.

Describe tu situación actual

En la actualidad, me desempeño en una empresa desarrollando sistemas, que es mi profesión. Adicionalmente, he realizado un curso largo en una famosa academia de IT de la ciudad. Confieso que uno se acostumbra a lo bueno, al transporte público, a ir al mercado y conseguir de todo y, principalmente, a la enorme seguridad que se respira al salir. En Caracas, por el contrario, es imposible andar con un iPad en la calle sin que te lo roben. Aquí resulta de lo más normal.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

No me arrepiento en lo absoluto; pues la experiencia – con sus altos y bajos – me ha enriquecido sobremanera como persona y como profesional. Si pudiera cambiar algo, tal vez me daría cuenta de que no haría nada distinto.

¿Piensas volver a tu país?

Sí, de hecho preparo en estos momentos un detallado plan de retorno, ya que la situación en España está mal (me refiero a la economía). De modo que, por cuanto tengo mi propia compañía y soy de espíritu emprendedor, aspiro a darle un impulso para posicionarla en el puesto donde quiero que esté. Una vez que me estabilice, quizá vuelva a España o me vaya a vivir a otro país. Mi única excusa es que soy joven, al igual que mi esposa, por lo que queremos arriesgarnos una vez más.

Testimonio publicado el 8 de abril de 2013

 

¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>