Jimmy Fernández, corredor de bienes raíces, desde Orlando, Estados Unidos

“Este país está lleno de oportunidades, nos arriesgamos a venir sin empleo fijo y, en dos semanas, lo conseguimos”.

Profesión: corredor de Bienes Raíces

Edad: 33 años

Ciudad/ País de origen: Venezuela

Fecha de salida: 19 de marzo de 2013

Ciudad/ País de destino: Orlando, Estados Unidos

¿Por qué te fuiste de tu país?

La inseguridad y la falta de oportunidades para nuevas parejas fueron las razones principales de nuestra partida.

En verdad, reconozco que Venezuela es un país excelente; pero las malas políticas sociales y, sobre todo, las económicas impiden el progreso de la clase media.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Lo más difícil fue prepararnos psicológicamente para apartarnos de los amigos y familiares y saber que puedes pasar años sin verlos, sin compartir con ellos momentos importantes.

A lo anterior se agrega vencer el miedo de no conocer a cabalidad  la cultura del otro país.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Gracias a Dios, nací en los Estados Unidos y, al tener doble nacionalidad, se facilitó el proceso, incluso para pedir a mi esposa.

Una ventaja adicional que estudiamos fue que esta nación está llena de oportunidades y, por eso, nos arriesgamos a venir sin trabajo fijo.

Pese a ello, en un par de semanas, mi esposa y yo conseguimos los primeros empleos.

Describe los primeros tiempos

Llegar a este país- y creo que a cualquiera que no sea el tuyo-  resulta duro. En especial,  considero muy estresante adaptarse al tráfico, las leyes, las diferentes culturas, el lenguaje.

No obstante, como buenos venezolanos, nos adaptamos a las circunstancias.

Al principio, el factor por vencer es el psicológico. De ahí que conviene mantener el contacto con la familia; sin perder de vista que te hallas en otro destino, donde empiezas desde cero.

Tener paciencia también es clave, pues hay que entender que, paso a paso, se van logrando las cosas. Además, recomiendo huir del conformismo.

De hecho, los venezolanos nos destacamos por querer siempre una buena vida y luchar hasta lograrla.

Describe tu situación actual

Desde la llegada, hemos sido bendecidos con el trabajo: hoy soy agente de Bienes Raíces y agente de Rentas de Carros en el Aeropuerto Internacional de Orlando; mientras mi esposa se desempeña en una cadena de supermercados.

Asimismo, adoptamos una mascota y estamos esperando nuestro primer hijo.

Les aconsejo que, al emigrar, nunca se conformen con empleos que sirvan solo para pagar los gastos. A fin de evitar esta tendencia, soliciten y sigan solicitando, sin miedo, mejores puestos.

Igualmente, asistan a cuanta entrevista pauten y todo saldrá bien.

Les advertimos que la comunidad local es un poco fría, aunque siempre se consiguen buenos vecinos y amigos de la infancia que emigraron años atrás.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

Nunca me arrepentiré de haberme venido a vivir a Estados Unidos, a pesar de que ha sido difícil, ya que esta nación es diferente; pero el que no arriesga no gana.

De hacer algo distinto, creo que obviaría muchos gastos superfluos, en los que uno cae por inexperiencia y por lo barato que se compra un artículo aquí, en comparación con Venezuela, lo que te lleva a liquidar tus ahorros.

Por último, en este país, por su sistema, se necesita una cuenta de ahorros para casos de emergencia.

¿Piensas volver a tu país?

Por supuesto, sí volveremos a Venezuela. No de forma estable, apenas a pasar vacaciones o de visita por unos meses, conscientes de que este es ahora nuestro hogar.

Sabemos que la situación en la patria que dejamos es problemática, sin embargo, tenemos fe en que mejorará.

En la actualidad, somos embajadores de Venezuela, a la que amamos y extrañamos y, si comentamos las cosas malas que hay allá, también mencionamos las buenas.

Por lo tanto, nunca caigas en el juego de algunos de nuestros hermanos, quienes solo hablan mal de la tierra que los vio nacer.

 

¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>