Adrián Mazoca, ingeniero desde Montreal, Canadá

fotocan_peq“El gobierno te recibe con mucha gentileza y te indica lo que debes hacer”.

Profesión: Ingeniero Mecánico

Edad: 36 años

Ciudad/ País de origen: Trujillo, Venezuela.

Fecha de salida: junio de 2005

Ciudad/ País de destino: Montreal, Canadá.

¿Por qué te fuiste de tu país?

Me vine porque la situación en Venezuela cada día se hace más cuesta arriba. Por un lado, el gobierno tiene ideas que no concuerdan con un lineamiento de país en vías de desarrollo y, por otra parte, los empresarios no se preocupan por promover la industria a través de la tecnificación de los procesos y la investigación. Por añadidura, las fuentes de trabajo son escasas y los salarios, muy bajos.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Lo único que me hace falta de mi país es mi familia y los amigos con los que luché para alcanzar tantas metas. No obstante, pensar en llegar a una tierra generosa y saber que vas en búsqueda de cosas buenas para ti y tu familia facilitan la decisión, porque se trata de emprender un proyecto de vida que te beneficiará.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Definitivamente, Canadá y Québec, en particular, tienen un emblema multicultural. El gobierno da muchas facilidades a las familias, existe un mercado de trabajo extraordinario y estás bien ubicado para expandirte como profesional, por la presencia de un sinnúmero de universidades en tu entorno; y como persona de negocio, por su localización geográfica.

Describe los primeros tiempos

Llegamos y, en dos días, ya sabíamos por donde ir. Todas las direcciones se encuentran en internet y la señalización de las calles y carreteras es demasiado clara, sin contar la eficiencia del sistema de transporte de Montreal. El gobierno te recibe con mucha gentileza y te indica paso a paso lo que debes hacer. La gente es muy amable y lo mejor de todo es que caminas por las calles sin temor, porque la seguridad y la forma de pensar de la gente son excelentes.

Describe tu situación actual

Estudié un poco de francés en Venezuela y ya venía con el idioma inglés. Acá tomé un curso de francés por el que solamente pagué 50 dólares al año. En mi opinión, un programa excelente porque, en mi caso, con cuatro meses de inmersión completa, logré lo que quería. Si tienes paciencia, puedes conseguir un curso con el gobierno, que te paga por estudiar el idioma.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

No me arrepiento y, si pudiera repetir la experiencia, estudiaría más francés en Venezuela. Hay personas que se quejan diciendo que no encuentran trabajo; pero algo es importante: debes prepararte para venir, para poder expresarte y, sobre todo, saber que te insertarás en una nueva comunidad y tienes que aprender de ella.

¿Piensas volver a tu país?

Solo de vacaciones, aunque reconozco que me gusta mi Venezuela, especialmente sus cosas buenas.

Testimonio publicado al 31 de octubre de 2006.

 

¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>