La matrícula universitaria en España varía considerablemente en función de la Comunidad Autónoma, de la universidad y del programa de estudio elegidos.

Sin embargo, se afirma que estudiar en España es mucho menos costoso que hacerlo en otros destinos académicos europeos como el Reino Unido o Francia.

El costo de los créditos en las universidades públicas lo establece cada Comunidad Autónoma. El importe varía anualmente y es establecido con base en una cifra máxima y una mínima que fija el gobierno central a través de la Conferencia General de Política Universitaria.

Dentro de ese intervalo, y una vez establecido el incremento por parte de la Comunidad Autónoma, el costo del crédito varía dependiendo de los estudios seleccionados.

Se calcula que la matrícula de estudios de pregrado puede variar entre 600 y 2.000 euros por curso.

Las universidades privadas establecen su propia matrícula. Esta puede oscilar entre 5.000 y 13.000 euros por curso académico, según la carrera e institución elegidas.

Tanto en las universidades públicas como en las privadas, el costo de los estudios varía en función del número de créditos en los que se matricule el estudiante, según la carrera elegida y según el rendimiento académico, pues el costo de las asignaturas aumenta para los repitientes.

Para las maestrías y los doctorados, la matrícula en las universidades públicas está regulada por el gobierno; aunque las Comunidades Autónomas pueden establecer sus propios precios, pero dentro de los márgenes que regula el Gobierno.

Puede calcularse entre 19 euros y 60 euros el crédito de un programa de postgrado. Por ejemplo, una maestría de 60 créditos puede costar entre 1.200 euros y 3.600 euros.

Las universidades privadas, por su parte, fijan de manera autónoma los precios de la matrícula de los postgrados universitarios.

Gastos de manutención
El costo total de los estudios (fuera de la matrícula universitaria) varía según las necesidades del estudiante y el estilo de vida.

Para un año académico, el gasto estándar puede incluir los libros de texto; los servicios de laboratorio y otros equipos académicos; el alojamiento; la comida; el transporte; la atención médica, etc.

El promedio básico mensual para cubrir los gastos de manutención en España varía entre 900 y 1.200 euros. Sin embargo, este monto varía según la Comunidad Autónoma y según la ciudad.

Estas cantidades están estimadas para una sola persona e incluyen alimentos, alojamiento, transporte, libros, ropas y artículos varios. No incluye la matrícula. Estas cantidades son aproximadas y pueden variar anualmente.

Si el estudiante tiene hijos o dependientes debe calcular el 60% adicional de los gastos de manutención mensuales, para el primer dependiente, y unos 1.000 euros por cada dependiente adicional.

Además, el estudiante debe agregar el costo de un seguro médico anual, personal y familiar.

Cuando se estiman los gatos de manutención, debe tenerse en cuenta que las diferencias entre ciudades se dan, sobre todo, por el costo de la vivienda o el alojamiento, el cual suele ser más elevado en las ciudades grandes y más pobladas.

En cambio, los precios en la alimentación y en los servicios suelen ser similares en la mayoría de las ciudades españolas.

Algunos gastos comunes que pueden servir como referencia son los siguientes:

Barra de pan: 0,80€
Café: 1,25€
Refresco o cerveza en un bar: 2€
Sándwich: 3,50€
Litro de leche: 0,8€
Comida en un restaurante medio: 11€
Comida en un restaurante de comida rápida: 6,50€
Billete de metro o autobús: 1,00€
Litro de gasolina: 1,40€
Periódico: 1,10€
Cine (billete con descuento de estudiante): 5€
Conexión a Internet: 30€/mes
Gimnasio: 30-50€/mes

Más información sobre los costos de vida, en la sección Costos de manutención en España.