Obtener un trabajo en Estados Unidos puede ser fácil o difícil dependiendo de tu condición legal, tu nivel académico, dominio del inglés, experiencia profesional y la situación real del mercado laboral.

En 2017, el desempleo en Estados Unidos cerró en 4,1%, una de las tasas más bajas desde el año 2001.

En los últimos tres meses del año 2017, se crearon en Estados Unidos un promedio de 192.000 nuevos empleos. A esto se suman unos 200 mil nuevos puestos de trabajo creados en el primer mes del año 2018.

Estas cifras suponen un crecimiento muy positivo de la actividad laboral en Estados Unidos. De mantenerse esta tendencia, se espera que durante el año 2018 el desempleo en Estados Unidos caiga por debajo del 4%.

Al haber más profesionales, técnicos y obreros desempleados, la competencia por los puestos de trabajo es cada vez más retadora.

La fuerza laboral total de Estados Unidos se estima en más de 140 millones de trabajadores. La distribución de las profesiones y oficios en Estados Unidos es:

  • Gerencia y profesionales: 30%
  • Técnicos, ventas y apoyo administrativo: 29%
  • Servicios: 14%
  • Manufactura, minería, transporte y manualidades: 24%
  • Granja, agricultura y pesca: 3%

Aunque el mercado laboral estadounidense no tiene una escasez de trabajadores en general, sí presenta un déficit en profesionales en áreas técnicas especializadas, por lo cual cada año más empleadores solicitan el ingreso legal de inmigrantes altamente calificados, con la visa H-1B.

Otra importante característica del mercado laboral en Estados Unidos es la presencia de inmigrantes, de origen hispano, en su mayoría.

Según estimaciones del “Centro de Investigación Pew Research”, actualmente, los inmigrantes representan cerca del 17% de la fuerza laboral total de Estados Unidos, y casi un cuarto de estos inmigrantes son indocumentados.

Se calcula que sin el índice actual de inmigración legal e indocumentada, la fuerza laboral total estadounidense se reduciría dramáticamente a lo largo de los próximos 20 años.

La incorporación progresiva de trabajadores inmigrantes se debe a que la generación conocida como “Baby Boomers” se está retirando y la tasa de natalidad está disminuyendo. Con menos trabajadores nativos en el mercado laboral, Estados Unidos depende más que nunca de los inmigrantes para hacer que crezca su fuerza laboral

Muchos inmigrantes (que no tienen situación legal o tarjetas del seguro social) deciden aceptar trabajos en la economía informal o subterránea, donde sus empleadores no registran estos egresos en los libros contables. Este arreglo es ilegal, sin embargo, al gobierno se le hace muy difícil seguir rastro de todos estos trabajadores.

Destaca la cantidad de extranjeros que han optado por crear sus propias compañías (grandes y pequeñas) en Estados Unidos. Este país es uno de los que más fomenta la libre empresa. Algunos inmigrantes tomaron la decisión de montar negocios propios por la imposibilidad de encontrar trabajo, otros han viajado al país específicamente a fundar una compañía.

Según las investigaciones del “Centro Pew Research”, estas son las áreas con mayor probabilidad de ser ocupadas por inmigrantes:

  • Estética personal – 63%
  • Yeseros y albañiles – 59%
  • Operadores de máquinas de coser – 55%
  • Trabajadores agrícolas – 52%
  • Trabajadores domésticos – 50%
  • Sastres y modistas – 50%
  • Instaladores de baldosas de yeso, techo y cierres – 49%
  • Conductores de taxi y choferes – 47%
  • trabajadores de los medios de comunicación – 46%

Te sugerimos que antes de tomar una decisión con respecto a trasladarte a Estados Unidos a trabajar, explores tus posibilidades reales. Los periódicos locales y las páginas web de búsqueda de empleo, son una importante fuente de información sobre vacantes de trabajo.

Visita Ayuda para buscar trabajo en Estados Unidos>>