Canadá exhibe una diversa y animada vida cultural y social. Los canadienses valoran el tiempo libre, el cual emplean para realizar múltiples actividades de esparcimiento, que incluyen la práctica deportiva, el contacto con la naturaleza y el consumo de bienes culturales (cine, teatro, espectáculos musicales y artísticos en general).

La impresionante biodiversidad canadiense, plena de diversos paisajes y de flora y fauna, es una fuente de gran placer y orgullo para los ciudadanos de ese país, quienes valoran la salud de estos entornos naturales y reconocen que el bienestar social y económico depende de su sostenibilidad.

En tal sentido, las actividades al aire libre consumen una parte importante del tiempo de esparcimiento de los canadienses. Visitar los parques naturales, explorar los ecosistemas locales, observar la fauna silvestre y hacer deporte al aire libre (caminar, correr, hacer camping o pasear bicicleta) son hábitos populares que se efectúan con total respeto y cuidado por el medioambiente.

Durante el invierno, la práctica de deportes de nieve es ampliamente extendida. Hockey sobre hielo, el deporte nacional, es probablemente el más practicado por niños y jóvenes del todo el país, quienes participan en diferentes ligas colegiales. Esquiar es la otra actividad preferida por las canadienses, seguida del patinaje sobre hielo y las actividades más lúdicas, como deslizarse sobre cauchos en pendientes congeladas.

Las artes visuales y escénicas también ocupan una parte importante de las actividades de ocio de los canadienses. El cine, el teatro, la música y el circo cuentan con numerosos aficionados. Los canadienses acuden regularmente a algún espectáculo cultural y sienten un fuerte sentido de orgullo y aprecio hacia los productos culturales originarios del país.

Las dos más importantes urbes canadienses, Toronto y Montreal, brillan por ser las sedes de dos de los festivales artísticos de mayor renombre mundial: el Festival de Cine de Toronto, cita anual de realizadores y celebridades del séptimo arte, y el Festival de Jazz de Montreal, que reúne cada año a los exponentes internacionales más aclamados del género. Los canadienses acogen con gran entusiasmo ambos festivales y los muchos otros que frecuentemente se organizan, particularmente durante el animado verano canadiense. El festival de humor “Just for Laughs” o “Juste pour rire”, celebrado también en Toronto y Montreal, es un buen ejemplo de cómo se divierten los canadienses durante el verano.

Las artes contemporáneas canadienses son diversas y se nutren de las tradiciones culturales más antiguas del mundo, incluyendo las artes de los pueblos autóctonos norteamericanos, las tradiciones culturales europeas (francesas e inglesas), así como también de la diversidad cultural de las comunidades inmigrantes.

El gobierno canadiense invierte anualmente más de 10 mil millones de dólares en la actividad de las artes y en los servicios culturales, a través del Consejo de las Artes de Canadá. Esta importante inversión permite la creación de más de 600 mil puestos de trabajo y permite que esta actividad sea posible, ayudando directamente a más de 2 mil artistas y a unas 2.500 organizaciones de las artes y haciendo más provechoso el apoyo del sector privado.

Con la financiación pública, el gobierno garantiza que la cultura y la actividad de la creatividad y el entretenimiento, en general, sean accesibles para todos los canadienses.

La vibrante escena canadiense
Canadá es mundialmente conocida por ser la cuna del “Cirque du Soleil” (el Circo del Sol), la célebre compañía circense, creada en Quebec en 1984, que revolucionó el género incorporando la actuación, la danza, la creación de mundos imaginarios y la diversidad cultural, mezclándolos, con gran maestría artística, con la gracia, la audacia, las destrezas y las acrobacias propias de los circos tradicionales.

Actualmente, el “Cirque du Soleil” es una poderosa industria del entretenimiento, referencia obligada de las artes escénicas internacionales, que genera más de 5 mil empleos directos, donde convergen artistas de cerca de 50 nacionalidades y se hablan más de 25 idiomas. Se calcula que más de 100 millones de espectadores en todo el mundo han presenciado un espectáculo del “Cirque du Soleil” y que anualmente cerca de 15 millones de personas acude a algún show de esta compañía.

El “Cirque du Soleil” es un icono canadiense y una exitosa expresión de la cultura francófona de ese país.

Para conocer más sobre el “Cirque du Soleil”:
Web: www.cirquedusoleil.com

La escena musical canadiense, por su parte, destaca con exponentes de gran nivel y calidad artística como el conocido y galardonado poeta, novelista y cantautor montrealés, Leonard Cohen (Premio Príncipe de Asturias 2011), y el aclamado músico y compositor, oriundo de Toronto, Neil Young, considerado como uno de los más influyentes exponentes del rock de su generación. Céline Dion, la más célebre quebequense en el escenario artístico internacional, es la gran intérprete canadiense de baladas en inglés y francés. Otros cantantes y músicos canadienses famosos son Alanis Morrissette, Bryan Adams, Avril Lavigne, Michael Bublé, Nelly Furtado, Shania Twain, Diana Krall, Justin Bieber, el grupo rock Arcade Fire, el icono pop de los años 50 y 60, Paul Anka y el legendario pianista Glen Gould.

En el plano actoral, Canadá cuenta con grandes actores y actrices que han destacado en la escena internacional, como Michael J. Fox, Donald Sutherland y su hijo Kiefer, Keanu Reeves, William Shatner, Jim Carrey, Mike Myers, Dan Ackroyd, Rachel McAdams, Ellen Page, Kim Cattrall, Sandra Oh, Ryan Reynolds y Ryan Gosling.

En las letras destacan los “bestsellers” Margaret Atwood y Michael Ondaatje, entre otros escritores.

La mayoría de las ciudades canadienses tienen museos, teatros, cines y galerías. Los más famosos están en la región capital, como por ejemplo el Museo de la Civilización, ubicado en Gatineau, y la Galería Nacional de Canadá, en Ottawa. También destacan los numerosos museos de artes, historia y ciencia de Montreal y Toronto.

En el área gastronómica, Canadá también se encuentra a la vanguardia. En sus principales ciudades se puede degustar la más variada y exótica cocina internacional.

Más información sobre el estilo de los canadienses en las secciones ¿Cómo son los canadienses? y ¿Cómo son los quebequenses?