Australia favorece la integración familiar ofreciendo múltiples tipos de visa que permiten a los residentes permanentes y a los ciudadanos australianos reunirse con novios, parejas de facto, hijos, padres y otros familiares extranjeros que residan dentro o fuera de Australia.

Describimos a continuación todos los tipos de visa que permiten la reagrupación familiar en Australia:

• Categoría para prometidos, esposos y parejas de derecho común
Los residentes permanentes y ciudadanos australianos pueden solicitar la reunificación con una persona con la que existe la intención de contraer matrimonio (novio o prometido); o con la que existe el vínculo del matrimonio (esposo o esposa); o con la que existe una unión conyugal de facto (concubino o concubina o pareja de derecho común). Se incluyen las parejas del mismo sexo. Estos familiares pueden encontrarse en el extranjero o en territorio australiano.

Visa para pareja en Australia (clases 820 y 801)
Se otorga cuando el demandante ya reside en territorio australiano y existen dos clases: la temporal (clase 820) y la permanente (clase 801). Se les conoce en inglés como “Partner Temporary Visa (Subclass 820) and Partner Permanent Visa (Subclass 801)”. En ambos casos el residente permanente o ciudadano australiano debe patrocinar la visa de su pareja conyugal. Se exige como mínimo un año continuo de relación de pareja al momento de realizar la solicitud de visa y el demandante debe tener al menos 18 años.

La “visa temporal para pareja” (clase 820) otorga el derecho a permanecer en Australia con la pareja, pero no de manera permanente. Si el interesado desea establecerse definitivamente en Australia, debe solicitar una visa de residencia permanente.

Generalmente, la obtención de una visa de residencia permanente podrá decidirse una vez transcurridos dos años desde el momento en que se solicitó la visa temporal. Después de ese lapso y si el solicitante todavía cumple con los requisitos legales, podrá obtener una “visa permanente para pareja” (clase 801).

En ciertos casos, sin embargo, es posible acortar la espera de dos años. Las circunstancias que lo permiten son las siguientes:

  • Al momento de pedir la visa permanente, el solicitante ha estado en una relación matrimonial o de pareja de derecho común o concubino o concubina con el residente permanente o ciudadano australiano que patrocina la visa.
  • Al momento de pedir la visa permanente, el solicitante ha estado en una relación matrimonial o de pareja de facto con el residente permanente o ciudadano australiano que patrocina la visa y hay un hijo de esa unión.
  • El residente permanente o ciudadano australiano que patrocina la visa goza del estatus de asilo o posee una visa permanente en el marco de un programa humanitario y el solicitante ya era su esposo o esposa o pareja de derecho común antes de que la visa humanitaria fuera concedida y esta relación fue declarada a tiempo ante las autoridades australianas.

La “visa temporal para pareja” (clase 820) permite trabajar, estudiar (pero sin acceso a fondos públicos para estudio) y gozar del sistema de salud pública o Medicare.

La “visa permanente para pareja” (clase 801) concede el derecho a trabajar y estudiar, gozar del sistema de salud pública o Medicare y solicitar la ciudadanía australiana.

La “visa temporal para parejas” (clase 820) es válida durante el período de espera hasta que se tome una decisión sobre la solicitud de una visa de residencia permanente. Por su parte, la “visa permanente para pareja” (clase 801) permite la residencia permanente en territorio australiano.

Visa para pareja en el extranjero (Clases 309 y 100)
Si el demandante se encuentre fuera del territorio australiano, debe solicitar la “visa para pareja en el extranjero” en su modalidad temporal (clase 309) o permanente (clase 100); conocidas en inglés como “Partner Visa Offshore Temporary and Permanent (Subclasses 309 and 100). Para la obtención de ambas visas el residente permanente o ciudadano australiano debe patrocinar a su pareja conyugal. Se exigen como mínimo un año continuo de relación de pareja al momento de realizar la solicitud de visa y el demandante debe tener al menos 18 años.

La “visa temporal para pareja” (clase 309) permite residir en Australia de manera temporal, trabajar, estudiar (pero sin acceso a fondos públicos para estudios) y gozar de los beneficios del sistema de salud o Medicare.

La “visa permanente para pareja” (clase 100) concede el derecho de residir permanentemente en Australia, trabajar y estudiar, gozar de los beneficios del sistema de salud o Medicare y de otros servicios de asistencia social y solicitar la ciudadanía australiana.

La “visa temporal para pareja” (clase 309) resulta válida hasta que el interesado pueda obtener una visa permanente.

Generalmente, la obtención de una visa de residencia permanente podrá decidirse una vez transcurridos dos años desde el momento en que se solicitó la visa temporal. Después de ese lapso y si el solicitante todavía cumple con los requisitos legales, podrá obtener una “visa permanente para pareja” (clase 100).

En ciertos casos, sin embargo, es posible eliminar la espera de dos años. Las circunstancias que lo permiten son las siguientes:

  • Al momento de pedir la visa permanente, el solicitante ha estado en una relación matrimonial o de pareja de derecho común o concubino o concubina con el residente permanente o ciudadano australiano que patrocina la visa.
  • Al momento de pedir la visa permanente, el solicitante ha estado en una relación matrimonial o de pareja de facto con el residente permanente o ciudadano australiano que patrocina la visa y existe un hijo de esa unión.
  • El residente permanente o ciudadano australiano que patrocina la visa goza del estatus de asilo o posee una visa permanente en el marco de un programa humanitario y el solicitante ya era su esposo o esposa o pareja de derecho común antes de que la visa humanitaria fuera concedida y esta relación fue declarada a tiempo ante las autoridades australianas.

• Categoría para padres
El gobierno australiano ofrece una variedad de visas para favorecer a los padres de residentes permanentes o ciudadanos australianos. La edad de los progenitores debe ser equivalente al de una persona que es elegible para gozar de una pensión o jubilación en Australia.

Estas visas, sin embargo, no conceden el derecho automático a gozar de una pensión, pues en Australia todos los nuevos residentes permanentes deben esperar 10 años antes de ser elegibles para obtener una jubilación.

Se describen a continuación todos los tipos de visas que facilitan la residencia australiana a padres de residentes permanentes o ciudadanos australianos:

Visa de residencia para padres en edad de jubilación (clase 804)
Conocida en inglés como “Aged Parent (Residence) Visa (Subclass 804)”, se concede a padres que ya residen en territorio australiano para permitirles quedarse en el país de manera permanente siempre que el hijo, que debe ser residente permanente o ciudadano australiano, se convierta en el patrocinador de la visa del padre y garantice el sostenimiento financiero de los padres y de los familiares dependientes que los acompañen, durante al menos los dos primeros años de residencia del candidato.

El hijo que patrocina la visa debe haber residido en Australia durante al menos dos años y el padre que solicita la visa debe demostrar al menos una de las siguientes exigencias:

  • Por los menos la mitad de sus hijos son residentes permanentes o ciudadanos australianos.
  • El solicitante tiene varios hijos que son residentes permanentes o ciudadanos australianos.

La pareja del solicitante, así como otros familiares dependientes, pueden ser incluidos en la solicitud de visa.

Esta visa permite al solicitante y a los miembros dependientes de su familia trabajar y estudiar en Australia, gozar de los servicios del sistema de salud o Medicare, beneficiarse de algunos servicios de la seguridad social, solicitar la ciudadanía australiana, patrocinar la residencia permanente de otros miembros de la familia.

Visa contributiva de residencia para padres en edad de jubilación (subclase 864)
Conocida en inglés como “Contributory Aged Parent (Residence) Visa (Subclass 864)”, se otorga a padres que ya residen en Australia.

Resulta la opción efectiva para acortar el tiempo de espera de una “visa de residencia para padres en edad de jubilación”.

El número de visas de residencia para padres de la tercera edad que se otorga cada año es limitado pues resultan muy elevados los costos de beneficiar la residencia permanente de un ciudadano no contribuyente del fisco.

Para mejorar el tiempo de respuesta, el gobierno australiano creó la “visa contributiva de residencia para padres en edad de jubilación” (subclase 864), la cual exige el pago de una suma más grande por concepto de aranceles y de un bono de seguridad. De esta manera se realiza una contribución al fisco y se compensan algunos costos que tiene la comunidad por la migración de los padres.

Esta visa permite al beneficiario quedarse en Australia de manera permanente siempre que el hijo, que debe ser residente permanente o ciudadano australiano, se convierta en el patrocinador de la visa del padre y garantice el sostenimiento financiero de los padres y de los familiares dependientes que los acompañen, durante al menos los dos primeros años de residencia del candidato.

El hijo que patrocina la visa debe haber residido en Australia durante al menos dos años y el padre que solicita la visa debe demostrar al menos una de las siguientes exigencias:

  • Por los menos la mitad de sus hijos son residentes permanentes o ciudadanos australianos.
  • El solicitante tiene varios hijos que son residentes permanentes o ciudadanos australianos.

La pareja del solicitante, así como otros familiares dependientes, pueden ser incluidos en la solicitud de visa.

Visa contributiva de residencia temporal para padres en edad de jubilación (clase 884)
Llamada en inglés “Contributory Aged Parent (Temporary) Visa (Subclass 884)”, se otorga a personas que ya residen en Australia. Se trata de una visa temporal válida por dos años, que con el paso del tiempo (siempre que la visa se mantenga vigente) puede otorgar el derecho de solicitar una de las tres siguientes visas:

Para obtener la “visa contributiva de residencia temporal para padres en edad de jubilación (clase 884), el hijo, que debe ser residente permanente o ciudadano australiano, debe ser el patrocinador de la visa del padre y garantizar el sostenimiento financiero de los padres y de los familiares dependientes que los acompañen, durante al menos los dos primeros años de residencia del candidato.

El hijo que patrocina la visa debe haber residido en Australia durante al menos dos años y el padre que solicita la visa debe demostrar al menos una de las siguientes exigencias:

  • Por los menos la mitad de sus hijos son residentes permanentes o ciudadanos australianos.
  • El solicitante tiene varios hijos que son residentes permanentes o ciudadanos australianos.

La pareja del solicitante, así como otros familiares dependientes, pueden ser incluidos en la solicitud de visa.

Esta visa permite al solicitante y a los miembros dependientes de su familia permanecer en Australia de manera temporal, trabajar, estudiar (pero sin acceso a fondos públicos) y gozar de los servicios del sistema de salud o Medicare.

Visa de inmigrante para padres (clase 103)
Denominada en inglés “Parent (Migrant) visa (subclass 103)”, se trata de la visa que concede la residencia permanente a los padres que residen en el exterior y que desean reencontrase con sus hijos que viven en Australia como residentes permanentes o ciudadanos australianos. Los hijos deben ser los financistas de la visa y garantizar el sostenimiento económico de los padres y de los familiares dependientes que los acompañen durante al menos los dos primeros años de residencia.

El hijo que patrocina la visa debe haber residido en Australia durante al menos dos años y el padre que solicita la visa debe demostrar al menos una de las siguientes exigencias:

  • Por los menos la mitad de sus hijos son residentes permanentes o ciudadanos australianos.
  • El solicitante tiene varios hijos que son residentes permanentes o ciudadanos australianos.

La pareja del solicitante, así como otros familiares dependientes, pueden ser incluidos en la solicitud de visa.

Esta visa permite al solicitante y a los miembros dependientes de su familia residir en Australia de manera permanente, trabajar, estudiar, gozar de los servicios del sistema de salud o Medicare, beneficiarse de algunos servicios de la seguridad social, solicitar la ciudadanía australiana, patrocinar la residencia permanente de otros miembros de la familia.

Visa contributiva de inmigrante para padres (clase 143)
Se le conoce en inglés como “Contributory Parent (Migrant) visa (Subclass 143)”, otorga al solicitante la residencia permanente para reencontrarse con su hijo en Australia, quien debe ser un residente permanente o ciudadano australiano que asume el patrocinio de la visa y que garantiza el sostenimiento financiero de los padres y de los familiares dependientes que los acompañen, durante al menos los dos primeros años de residencia del candidato.

El hijo que patrocina la visa debe haber residido en Australia durante al menos dos años y el padre que solicita la visa debe demostrar al menos una de las siguientes exigencias:

  • Por los menos la mitad de sus hijos son residentes permanentes o ciudadanos australianos.
  • El solicitante tiene varios hijos que son residentes permanentes o ciudadanos australianos.

La pareja del solicitante, así como otros familiares dependientes, pueden ser incluidos en la solicitud de visa.

Esta visa exige el pago de aranceles más elevados que una “visa de inmigrante para padres (clase 103)”, con lo cual se realiza una contribución extraordinaria al fisco y se compensan algunos costos que tiene la comunidad por la migración de los padres. Sin embargo, esta visa ofrece la ventaja de ser procesada con mayor celeridad.

Esta visa permite al solicitante, a su pareja y a los miembros dependientes de su familia residir en Australia de manera permanente, trabajar, estudiar, gozar de los servicios del sistema de salud o Medicare, beneficiarse de algunos servicios de la seguridad social, solicitar la ciudadanía australiana, patrocinar la residencia permanente de otros miembros de la familia.

Visa temporal contributiva para padres (clase 173)
Llamada en inglés “Contributory Parent (Temporary) visa (subclass 173)”, concede la residencia temporal durante dos años. No se puede extender ni renovar esta visa.

Si el interesado desea vivir permanentemente en Australia, debe realizar la solicitud de una visa permanente antes de que expire la “visa temporal contributiva para padres (clase 173)”.

De hecho, existen tres tipos de visa que el interesado puede solicitar para obtener la residencia permanente:

Para obtener la “visa temporal contributiva para padres (clase 173)”, el hijo, que debe ser residente permanente o ciudadano australiano, debe ser el patrocinador de la visa del padre y garantizar el sostenimiento financiero de los padres y de los familiares dependientes que los acompañen, durante al menos los dos primeros años de residencia del candidato.

El hijo que patrocina la visa debe haber residido en Australia durante al menos dos años y el padre que solicita la visa debe demostrar al menos una de las siguientes exigencias:

  • Por los menos la mitad de sus hijos son residentes permanentes o ciudadanos australianos.
  • El solicitante tiene varios hijos que son residentes permanentes o ciudadanos australianos.

La pareja del solicitante, así como otros familiares dependientes, pueden ser incluidos en la solicitud de visa.

Esta visa permite al solicitante y a los miembros dependientes de su familia permanecer en Australia de manera temporal, trabajar, estudiar (pero sin acceso a fondos públicos) y gozar de los servicios del sistema de salud o Medicare.

• Categoría para hijos

Visa permanente para hijo (clases 802 y 101)
Conocida en inglés como “Child Visa (Permanent) (Subclasses 802 and 101)”, se concede al hijo o hijastro (menor de 25 años) de un ciudadano australiano o de un residente permanente de ese país que desea residir de manera permanente en Australia con sus padres.

Si el beneficiario menor de 25 años ya reside en Australia, le corresponderá la visa clase 802; pero si se encuentra en el extranjero deberá solicitar la visa clase 101.

El padre debe patrocinar la visa y garantizar el sostenimiento del hijo o hijastro, incluyendo el alojamiento y la asistencia económica necesaria durante los dos primeros años siguientes a la concesión de la visa.

Esta visa permite entrar y salir del territorio australiano durante 5 años a partir de la fecha de concesión de la visa.

Visa permanente para pariente huérfano (clases 837 y 117)
Denominada en inglés como “Orphan Relative (Permanent) (Subclasses 837 and 117)” es una visa especial para menores de 18 años extranjeros cuyos padres han fallecido, sufren de incapacidad permanente o se encuentran desaparecidos. Permite que el beneficiario resida en Australia de manera permanente con un pariente que al mismo tiempo patrocine la visa y garantice su sostenimiento, incluyendo el alojamiento y la asistencia económica necesaria durante los dos primeros años siguientes a la concesión de la visa.

Si el menor de edad se encuentra en territorio australiano, le corresponde la clase 837; pero si reside en el extranjero debe solicitar la clase 117.

Esta visa permite entrar y salir del territorio australiano durante 5 años a partir de la fecha de concesión de la visa.

Visa para hijo dependiente (clase 445)
Llamada en inglés “Dependent Child Visa (Subclass 445)” se concede a los hijos dependientes cuyos padres poseen una “visa temporal para pareja” y se encuentran en el proceso de obtener una “visa permanente para pareja”.

Esta visa será válida hasta que exista una decisión sobre la visa permanente de los padres.

El padre que patrocina la visa debe garantizar el sostenimiento del menor de edad, incluyendo el alojamiento y la asistencia financiera necesaria para satisfacer las necesidades razonables del beneficiario durante los dos primeros años siguientes a la concesión de la visa.

Visa permanente de adopción (clase 102)
Conocida en inglés como “Adoption Visa (Permanent) (Subclass 102)” se trata de una visa permanente que se otorga a menores de 18 años en proceso de ser adoptados o que ya han sido adoptados por un residente permanente de Australia o un ciudadano de ese país.

Esta visa permite al beneficiario residir de manera permanente en Australia con sus padres adoptivos y entrar y salir del país durante 5 años a partir de la fecha de concesión de la visa.

Si la visa se concede, el padre adoptivo debe demostrar que puede sostener al niño, proporcionándole el alojamiento y la asistencia económica necesaria para satisfacer sus necesidades básicas durante los primeros dos años en Australia.

Si el menor de edad fue adoptado antes de que el padre obtuviera el estatus de ciudadano australiano o de residente permanente de Australia, la visa que debe ser solicitada es la “ visa permanente para hijo” (clase 101).

• Categoría para familiares

Visa permanente para familiares restantes (Clases 835 y 115)
Llamada en inglés “Remaining Relative Visa (Subclass 835 – Permanent, and Subclass 115)” se concede a personas que desean reunirse en Australia con sus hermanos, hermanas, cuñados, cuñadas, padres o padrastros que resultan los únicos familiares cercanos que le quedan y son residentes permanentes o ciudadanos de ese país.

Si el solicitante se encuentra en territorio australiano, le corresponde la clase 835; pero si reside en el extranjero debe solicitar la clase 115. Además, el solicitante debe contar con el patrocinio del familiar en Australia. Éste debe demostrar que puede garantizar el sostenimiento del demandante, incluyendo el alojamiento y la asistencia económica necesaria durante los dos primeros años siguientes a la concesión de la visa.

Visa permanente para un familiar de la tercera edad (Clases 838 y 114)
Conocida en inglés como “Aged Dependent Relative Visa (Permanent) (Subclasses 838 y 114)” se otorga a personas de la tercera edad que dependen financieramente de un pariente que reside permanentemente en Australia o que es un ciudadano de ese país.

Si el demandante reside en Australia, le corresponde la clase 838; pero si vive en el extranjero, debe solicitar la clase 114.

El solicitante debe contar con el patrocinio del familiar en Australia, quien debe demostrar que puede sostener a su pariente, incluyendo el alojamiento y la asistencia económica necesaria durante los dos primeros años siguientes a la concesión de la visa.

El beneficiario, por su parte, debe demostrar que es una persona soltera, viuda, divorciada o formalmente separada de su pareja. Sin embrago, si tiene familiares dependientes, puede incluirlos en la demanda de solicitud de la visa.

Esta visa permite al solicitante y a los miembros dependientes de su familia residir en Australia como residentes permanentes, trabajar, estudiar, gozar de los servicios del sistema de salud o Medicare, beneficiarse de algunos servicios de la seguridad social, solicitar la ciudadanía australiana y patrocinar la residencia permanente de otros miembros de la familia.

Visa permanente para cuidador (clases 836 y 116)
Se le conoce en inglés como “Carer Visa (Onshore and Offshore) (Subclasses 836 and 116)” y se otorga a personas extranjeras que deben cuidar a un pariente que reside de manera permanente en Australia y que tiene una condición médica que le impide valerse por sí mismo.

Para solicitar esta visa se requiere que el solicitante cuente con el patrocinio del pariente que requiere los cuidados o de la pareja conyugal de ese pariente. El beneficiario de la visa puede incluir a miembros de su familia en la solicitud de visa.

Si el ciudadano reside en Australia, debe solicitar la clase 836; pero si reside en el extranjero le corresponde la clase 116.

Esta visa permite al solicitante y a los miembros dependientes de su familia residir en Australia de manera permanente, trabajar, estudiar, gozar de los servicios del sistema de salud o Medicare, beneficiarse de algunos servicios de la seguridad social, solicitar la ciudadanía australiana y patrocinar la residencia permanente de otros miembros de la familia.

Visa de relación familiar con ciudadano de Nueva Zelanda (Clase 461)
Esta visa, conocida en inglés como “New Zealand Citizen Family Relationship Visa (Subclass 461) (Temporary)”, se otorga a extranjeros que desean vivir en Australia con un familiar que es un ciudadano neozelandés con una Visa de Categoría Especial, clase 444, (en inglés Special Category, subclass 444).

La “Visa de Categoría Especial, clase 444” , es una modalidad temporal que se otorga automáticamente a los ciudadanos de Nueva Zelanda que residen a Australia sin una visa permanente. El familiar extranjero, al no poseer la ciudadanía neozelandesa, no es elegible para optar por esta categoría especial de visa y, por lo tanto, debe solicitar la “Visa de relación familiar con ciudadano de Nueva Zelanda (Clase 461)”.

Se trata de una visa temporal que permite trabajar y estudiar en Australia por 5 años.

Esta visa puede ser renovada, incluso si terminó la relación con el titular de la “Visa de Categoría Especial, clase 444” . En tal caso, el interesado debe demostrar ciertas condiciones que se enumeran a continuación:

  • El beneficiario permaneció en Australia por un total de al menos dos años en los últimos cinco años.
  • El interesado cumple con las exigencias de salud y de buena conducta exigidas por el gobierno australiano para mantener la visa.
  • No existe una relación familiar con otra persona que no es titular de la Visa de Categoría Especial, clase 444.
  • Si el interesado se encuentra fuera del territorio australiano, debe poder demostrar que ya era titular de la “visa de relación familiar con ciudadano de Nueva Zelanda (Clase 461)” antes de dejar el país.

• Categoría para familiares de un refugiado en Australia
El titular de cualquier visa humanitaria permanente en Australia (incluida la Visa de Protección Permanente), puede solicitar la entrada al país de los miembros de su familia inmediata, a través del Programa Humanitario, comúnmente conocido en inglés como “ Split Family Provisions” .

Se consideran miembros de la familia inmediata: la pareja (concubino, concubina, esposo o esposa), los hijos dependientes y los padres, siempre que el solicitante no sea mayor de 18 años. El vínculo familiar que los une debe haber sido declarado a las autoridades australianas antes de que el residente permanente de Australia haya obtenido la visa humanitaria.

El familiar interesado en ingresar a Australia, debe haber sido solicitado por el titular de la visa humanitaria. La solicitud debe hacerse dentro de los cinco años siguientes a la concesión de la visa humanitaria.

Generalmente, el familiar obtendrá una visa humanitaria de la misma categoría que el solicitante y el gobierno de Australia financia el costo del viaje.

Sin embargo, se exceptúa de esta regla a los familiares de un titular de la Visa de Protección, clase 866, a quienes se les otorgará una “Visa Humanitaria Global Especial”, clase 202, y el viaje no será financiado por el gobierno australiano.

Una vez en Australia, el nuevo residente debe continuar siendo parte de la familia inmediata del solicitante para que su visa se mantenga vigente.

Conviene visitar el foro ¿Cómo es la vida de un inmigrante en Australia? para conocer las experiencias de otros que ya eligieron Australia como destino de emigración.