Para comenzar los trámites de solicitud de una visa para entrar a Australia, es imprescindible contactar a las autoridades gubernamentales, representadas por las embajadas y consulados australianos en cada país.

En algunos casos, no existe una sede de la embajada ni consulados australianos en el país del interesado. Por ello, se debe contactar a la embajada australiana en otro país para cumplir con los trámites.