“Audaz, pero fiel” es el eslogan del estado de Queensland. Conocido también como el “Estado del Sol” y el “Estado Osado”, ocupa la segunda posición, por su superficie total de 1.852.642 km2, entre los estados australianos. Situado al Noroeste del país, su Norte apunta hacia Nueva Guinea; el Este linda con el Océano Pacífico; el Oeste, con el Territorio del Norte; el Suroeste, con Australia Meridional; y el Sur, con Nueva Gales del Sur. El único con un parlamento unicameral.

Brisbane es la capital y la tercera ciudad más grande de Australia. Famosa por su relajado y amistoso estilo de vida al aire libre, es el mayor centro comercial, industrial, educativo, médico, de transporte y cultural de Queensland. Otras ciudades importantes son Gold Coast, Townsville, Thuringowa, Cairns, Toowoomba, Rockhampton, Mackay, Bundaberg, Hervey Bay, Ingham y Gladstone.

Tercero en población entre los estados australianos. Para junio del 2015, registró 4.78 millones de habitantes (20% del país), con 2.28 millones de personas en su capital (48% del estado). Se ubica en el primer puesto por su gran crecimiento poblacional; en el segundo de más rápido crecimiento, detrás de Australia Occidental; y en el cuarto por el más grande porcentaje ganado en crecimiento poblacional. Tiene las tasas de desempleo más bajas de la nación. Convertido en un destino popular para la migración interna y extranjera, su política migratoria tiende hacia menos refugiados y más inmigrantes calificados. Al respecto, se le coloca en tercer lugar por el número de inmigrantes acogidos.

Sus industrias claves son las siguientes: agricultura, minería, turismo, defensa, marina, tecnología y servicios del ambiente y de la minería, así como combustibles renovables y alternativos. Hay, asimismo, industrias petroquímicas, metalúrgicas, de construcciones mecánicas, alimentarias y ferrometalúrgicas. Exporta pieles y cueros de animales, carbón y metales. En la capital, la economía se concentra en TIC y servicios financieros, administración gubernamental, refinería del petróleo, manufactura de papel, elaboración de metales y turismo.

Se le asignan cinco tipos diferentes de clima, dependiendo de la temperatura y humedad, los cuales se reducen a dos periodos: un invierno, cálido y de pocas lluvias; y un verano sofocante de altas temperaturas y mayor nivel de lluvias. Se considera que Queensland recibe más sol y calor durante el invierno que el resto de los estados australianos.

Al clima se une una naturaleza abundante que propicia la vida al aire libre: islas tropicales, playas de arena -de categoría mundial- y muchas cascadas, ríos y ensenadas, planicies, extensiones de terreno desigual, elevaciones, desiertos áridos, exuberantes zonas agrícolas, más de doscientos parques nacionales y parques marinos, bosques húmedos y de diversidad biológica, arrecifes tropicales y fauna y flora extraña.

Alberga varios patrimonios mundiales: la Gran Barrera de Arrecifes, la más larga del mundo y una de las siete maravillas naturales mundiales; los Bosques Húmedos Gondwana, la Isla Fraser y los Sitios de Fósiles Mamíferos en Riversleigh. Se preserva la cultura y herencia indígena y son frecuentes las celebraciones y festivales de arte aborigen, así como las fiestas típicas de los residentes llegados de otros países.

Entre los deportes más practicados, se señalan el buceo, el snórquel, el velerismo y la pesca.

Datos significativos adicionales
La flor emblemática del estado es la Orquídea de Cooktown; y el animal emblemático, el Koala.