Nueva Gales del Sur (NSW), conocido como el “Primer Estado” o el “Estado Principal”, tiene como eslogan: “Recién surgido, cómo sobresale brillantemente”.

Ubicado en la costa este de Australia, limita por el Norte con Queensland; por el Sur, con Victoria; por el Oeste, con Australia Meridional; y por el Este, con el mar de Tasmania. Su superficie total es de 809.444 km2 (el quinto en extensión).

La capital es Sídney, al sudeste, en las márgenes de la bahía de Jackson. Es la ciudad más antigua y más grande de Australia y su primera puerta de entrada. Al mismo tiempo, el centro financiero y corporativo australiano. Sobresale por su multiculturismo, que atrae a tantos inmigrantes. Varios iconos identifican a Sídney: La Ópera, una de las obras más notables de la arquitectura contemporánea y emblema cultural del siglo XX, el Puente del Puerto, la Playa Bondi y el Campo de Críquet. Además, resaltan tres ciudades principales costeras: Newcastle, Gosford y Wollongong; y se mencionan por su importancia Albury, Broken Hill, Dubbo, Tamworth, Armidale, Lismore, Nowra, Griffith, Leeton, Wagga Wagga, Goulburn y Coffs Harbour.

Es la entidad más populosa de Australia y su capital, la tercera aglomeración urbana más extensa del mundo. Para junio de 2015, la población fue de 7.60 millones de personas (cifra del Australian Bureau of Statistics), el tercer crecimiento poblacional más grande de todos los estados y territorios australianos, después de Queensland y Victoria. Asimismo, el primero por el mayor número de inmigrantes acogidos. La capital registró 4.840.600 de habitantes (65% del estado). No obstante, la densidad poblacional de las llanuras agrícolas es muy inferior a la de la costa, mientras las llanuras áridas del extremo noroccidental carecen de habitantes. Se observa una relevante diversidad étnica en la población de Sídney. Alrededor de la mitad nació en el exterior y – aparte del inglés- el 30% de los extranjeros asentados en su territorio habla sus idiomas nativos.

El clima es cálido y templado, soleado casi todo el año. No alcanza las temperaturas intensas de calor o de frío y las lluvias no son excesivas. Existen variaciones climáticas en su territorio: la costa, fresca templada en el extremo sur y casi subtropical en los límites con Queensland; mientras en Sídney el clima es placentero, en especial de marzo a abril y de octubre a noviembre; pero en verano puede llegar a los 40° C con excesiva humedad. Entre octubre y marzo, por las copiosas lluvias, desciende la temperatura. En general, los inviernos son moderadamente fríos.

Por su sobresaliente industrialización y urbanismo, sus servicios aparecen entre los mejores del mundo, en particular los negocios y los relativos a las finanzas, así como la tecnología de la información y comunicación. También la producción mineral, la agricultura y la manufactura son claves. A la par, se desarrollan nuevas industrias, como la biotecnología y la acuicultura. El carbón y sus productos relacionados constituyen una exportación importante del estado. El turismo se ha convertido en una extraordinaria fuente de ingresos y de crecimiento. Igualmente, hay un auge de los medios de comunicación y tanto la televisión como las compañías cinematográficas representan la mitad de esa industria del país.

Alberga cuatro parques nacionales, como parte de los grandes Parques y Reservas Nacionales de los Alpes Australianos. Asimismo, varios de los sitios australianos declarados patrimonios mundiales, naturales y culturales: la Región de los Lagos Willandra, de enorme valor arqueológico; el grupo de islas Lord Howe, archipiélago de islas oceánicas; los Bosques Húmedos Gondwana; la Región de las Montañas Azules, con antiguas formaciones rocosas, cuevas y reservas de conservación, caracterizadas por su abundante fauna; los Trópicos Húmedos de Queensland; y la casa de la Ópera de Sídney. Se admiran sus zonas vinícolas, playas y magníficos paisajes costeros y campestres, aparte de las Montañas Nevadas y algunos antiguos presidios. En el norte se cultiva la música folclórica típica, de origen aborigen y con instrumentos tradicionales. Se encuentran en este estado el “hogar de la música country” y la Capital Nacional Equina de Australia. Siendo el centro cultural australiano por excelencia, la mayoría de los museos, salas de concierto, teatros, galerías de arte y otras instituciones culturales se han establecido en Nueva Gales del Sur, con preferencia en su capital, donde, también, se realizan festivales, reconocidos en el mundo entero, así como eventos deportivos de prestigio nacional e internacional.

Datos significativos adicionales
La capital de este estado ha sido sede de los Juegos de la Mancomunidad 1938, los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 y la final de la Copa Mundial de Rugby de 2003, entre otros.

Se considera la urbe más cara de Australia y en el 2008 encabezó la lista de las diez ciudades con mejor calidad de vida en el mundo.

Sídney ocupó el puesto diez entre doscientas veintiún ciudades analizadas en el Índice Mundial de Calidad de Vida 2010 de la Consultora en Recursos Humanos Mercer. Esta reputación fue ratificada en el Libro del Año de Competitividad Mundial 2011 del Instituto de Desarrollo Gerencial (IMD). Además, publicaciones internacionales de viajes la han escogido repetidas veces como la mejor ciudad del mundo para viajeros. También encabeza las listas de las principales ciudades con los mejores restaurantes del mundo. Sídney, por sí sola, aporta casi un cuarto del producto interno bruto de Australia.

El animal emblemático de Nueva Gales del Sur es el ornitorrinco, un pequeño marsupial; y la flor del estado, la “waratah”.