Inmigrantes y ciudadanos de Estados Unidos rinden tributo a la bandera

Aunque no es un día feriado, la fecha constituye una celebración de carácter nacional.

El presidente de Estados Unidos, en proclama oficial, declara la semana de la bandera y exhorta a las instituciones y a los ciudadanos a izarla. Todos los edificios del gobierno federal la despliegan solemnemente en sus fachadas, al igual que en las escuelas públicas y privadas, donde los estudiantes realizan actos conmemorativos del 14 de junio de 1777, cuando la tela de barras y estrellas fue declarada bandera nacional de Estados Unidos.

En su proclama oficial de este año, el presidente Barack Obama recordó la importancia de la celebración con estas palabras: “En esas rayas anchas y brillantes estrellas, vemos el arco de la historia de Estados Unidos, que va desde un puñado de colonias hasta 50 Estados, unidos y libres.”

Además, agregó: “Esta semana, celebramos el legado y honramos a los hombres y mujeres valientes que han servido a la nación en los confines del territorio nacional y en el extranjero.”

Anualmente, la fecha es propicia para que millones de inmigrantes, que residen en el territorio de Estados Unidos, rindan homenaje al pabellón nacional del país que eligieron como nuevo hogar.

En los actos oficiales se suele recitar públicamente el Juramento de Lealtad a la Bandera de los Estados Unidos de América:

“I Pledge Allegiance to the flag of the United States of America and to the Republic for which it stands, one Nation under God, indivisible, with liberty and justice for all.”

“Prometo lealtad a la bandera de los Estados Unidos de América y a la República que representa, una nación, bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos.”

Más información en la sección Símbolos de Estados Unidos.

Publicado el 14 de junio de 2013