Se recomienda que las cartas de referencia de antiguos y actuales empleadores tengan la papelería oficial de la empresa (con sus logos y membretes) y que estén firmadas por un representante de Recursos Humanos o por el gerente de área.

El posible empleador, a través de su departamento de Recursos Humanos, verificará la autenticidad de la carta, por teléfono o por e-mail, por lo cual deben incluirse los datos de contacto y la dirección de la antigua empresa del candidato.

Además, se deberá pedir autorización previa a la persona que dará la referencia para entregar sus datos de contacto. Conviene que esta persona hable el idioma del nuevo empleador.

Es muy importante cuidar la redacción de estos documentos ya que constituyen una referencia muy valiosa para el aspirante a un trabajo.

Una alternativa es ofrecer al emisor de la carta un esquema previamente elaborado para que el representante de la empresa lo modifique si lo considera necesario y luego lo imprima en papelería oficial y lo firme.

Además de los aspectos básicos sobre tiempo de trabajo en la empresa, sueldo devengado, descripción del cargo, etc., la carta de referencia debe destacar aspectos como:

  • Responsabilidad y disciplina
  • Determinación y motivación
  • Logro de los objetivos planteados (en términos de valor agregado, sinergias y ahorros)
  • Creatividad y curiosidad intelectual
  • Trabajo en equipo
  • Capacidad de liderazgo
  • Carácter e integridad
  • Capacidad de adaptación al cambio
  • Relaciones interpersonales positivas
  • Razones por las que el empleado dejó el cargo
  • Si se recomienda la contratación del empleado

En el caso de cartas de recomendación para estudiar en el extranjero, la mayor parte de las universidades tienen sus propias planillas o modelos que entregan para ser llenadas. Sin embargo, MeQuieroIr.com ofrece recomendaciones para la redacción y modelos en la sección Cartas de referencia académica.

A continuación presentamos dos modelos de carta de referencia, en español y en inglés. Los datos colocados en estos modelos son totalmente ficticios y se presentan únicamente a modo de ejemplo. Cualquier semejanza con personas o instituciones reales es meramente coincidencia.