Heberto Van Balen, arquitecto desde Brisbane, Australia

“En cualquier sitio de Australia al que llegues, el ambiente es muy parecido al venezolano y la gente es muy abierta y te ayuda”.

Profesión: Arquitecto

Edad: 49 años

Ciudad/ País de origen: Maracaibo, Venezuela.

Fecha de salida: septiembre 2005

Ciudad/ País de destino: Brisbane, Australia.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Después de una búsqueda entre diferentes países, que incluyeron Canadá, Estados Unidos y Australia, seleccioné este último como país de destino. Resultó difícil porque, lógicamente, como buenos venezolanos nos encanta ir a Estados Unidos y, como hijo de europeo, me atraían los países europeos y Australia. Midiendo las opciones de trabajo, la discriminación hacia el inmigrante, el clima, que es un factor muy importante, y las facilidades de relacionarse con el resto de las comunidades, nuestra decisión siempre se enfocó en Australia.

Sinceramente afirmo que no hubo mucho que escoger, ya que, una vez que se comparan todas las oportunidades que se pueden aprovechar en las diferentes naciones, se entiende por qué Australia siempre fue la primera para mí. En la actualidad, me encuentro con mi familia en Brisbane porque recibí una muy buena oferta laboral para venirme para acá. Así que tenemos tres meses viviendo felices en esta ciudad. El clima es muy parecido al venezolano y, en realidad, la ciudad, mucho más grande que Adelaida, nuestra primera parada, ofrece iguales beneficios y oportunidades de trabajo. Además, la gente, tanto en Adelaida como en Brisbane (y me imagino que en el resto de Australia), es muy abierta y dispuesta a colaborar con nosotros.

Describe tu situación actual

El gobierno australiano está pendiente de la calidad de vida y de mantener la familia unida. Te integras rápido a la comunidad y, en cualquier sitio donde llegues, creo que el ambiente es muy parecido al nuestro, al venezolano, y la gente es muy abierta y te ayuda. Si alguien te hace un comentario, con ese simple comentario tú estableces una amistad y compartes. Es bastante agradable disfrutar aquí del alto nivel de calidad de vida. En cuanto al sentimiento de comunidad, y no me refiero a la venezolana, sino a la latinoamericana, solo los primeros días uno dice “soy venezolano”; porque después, al pasar el tiempo, uno siente que es más bien latinoamericano y todos, entonces, nos consideramos iguales, nos buscamos y nos conseguimos. Es asombroso cuando uno va caminando por la calle y habla en español y alguien le contesta. Sientes una gran alegría y empiezas a intercambiar información: de dónde eres, qué haces y cómo estás. Pienso que uno no extraña tanto su país porque tiene aquí con quien compartir y mucho que conocer. Asimismo, creo que es viable mantener nuestras costumbres siempre y cuando las podamos desarrollar. En relación con nuestras costumbres, no teman que vayan a olvidarse de nuestra famosa arepa, nuestra carne mechada y hasta del queso blanco. Todos estos insumos los venden aquí y no son excesivamente caros. Al hablar, en este momento, de las costumbres venezolanas, recuerdo los alimentos que a nosotros nos interesan: plátanos, yuca, harina pan, carne mechada… todo lo van a encontrar. De modo que no se preocupen porque aquí disfrutamos también de esos beneficios.

¿Cómo ha sido tu experiencia con la empresa Viva en Australia?

De Viva en Australia y de los empleados de esa empresa con quienes tuve más contacto no tengo ninguna queja. En verdad, desde el primer día que fui atendido por ellos, me sentí satisfecho. Y tengan por seguro que lo que ellos les prometen es lo que van a cumplir. Por lo tanto, no van a recibir menos de lo que ellos les ofrezcan. De manera que si les dan un porcentaje de posibilidades para venirse a Australia, crean que ese es el porcentaje. Es gente muy capacitada y sincera, aparte de la experiencia que han ganado, durante todos estos años, tramitando visas para nosotros. Si están decididos a venirse y ansiosos de ser exitosos en esta gran aventura, contacten a la gente de Viva en Australia, una de las empresas más calificadas para gestionar una visa, en mi opinión.

Testimonio publicado al 06 de enero de 2008.

 

¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>