Geyser López, escritor, desde Montreal, Canadá

FB

“Soy becario del programa de escritores que ofrece el gobierno de Quebec a sus artistas”.

Profesión: Escritor

Edad: 30 años

Ciudad/ País de origen: Venezuela

Fecha de salida: 10 de agosto de 2001

Ciudad/ País de destino: Montreal, Canadá

¿Por qué te fuiste de tu país?

Me fui a los 21 años….no tenía nada que perder. Mi madre, mi hermano menor y yo obtuvimos la visa de turista en julio del 2001 (cuando la embajada en Caracas la concedía sin tanta parafernalia) y, sin pensarlo demasiado, al mes siguiente tomamos las maletas y con quinientos dólares en el bolsillo nos embarcamos para Miami, donde nos esperaba una familia de conocidos.

Aquello fue un “amerizaje” que duraría siete años. Supongo que cuando eres joven, desprovisto de un proyecto universitario y desempleado (añade el tedio de no haber salido jamás de Venezuela), una visa americana estampada en el pasaporte te afila los colmillos.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Creo que la incertidumbre. Llegar a una tierra con una cultura y una lengua totalmente desconocidas es una decisión que debería estudiarse. Probablemente, salimos de Venezuela de la única forma que uno, en esas condiciones no propicias, debe partir: alzando tierra. Pensarlo dos meses más era no salir nunca.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

En Miami teníamos unas amistades. Ellas fueron el único enlace entre el Miami International Airport y un posible techo en Ft-Lauderdale. Recuerdo que, transcurridas dos semanas, debimos marcharnos; pues no conseguimos trabajo (es ilegal emplearse con un visado de turista) y ya no contábamos con los doscientos cincuenta dólares que nos pedían por concepto de vivienda. No obstante, algo milagroso ocurrió. Pero, ¿qué es un milagro? Pienso que una bendición que no mereces. En efecto, encontramos, producto del azar, el número telefónico de una prima lejana de mi madre (perdida hasta aquel entonces), que nos cobijó en Miami. Con ella estuvimos hasta que logramos cierta estabilidad laboral.

Describe los primeros tiempos

Cuando jamás has salido de Venezuela y llegas a los Estados Unidos, el impacto es visceral. Absolutamente todo es diferente, menos el idioma. En Miami, el 85% de la población habla español y este elemento, quizás, sea el mayor garfio de las comunidades latinoamericanas que se establecen en alguna parte de los Estados Unidos. Salvo esto, todo lo demás es distinto: las calles, la limpieza, los semáforos, los autobuses, la cultura, la sociedad como tal. Sin embargo, sostengo que la gran diferencia radica en la implacable capacidad que tienen los americanos de ostentar riqueza. Para explicar lo anterior, recuerdo que una de las experiencias más paralizantes de mi vida fue llegar a un supermercado, de una conocida cadena, e intentar comprar una caja de cereal. En Caracas, habituábamos comer siempre lo mismo. De modo que, cuando llegué al departamento de Cereales, el gallito verde que buscaba parecía un pollito, chiquito y arrugado, entre aquella selva de productos. Sin exagerar, detecté una variedad de treinta y cinco cereales. En fin, Estados Unidos es un país que ignora si “escasez” se escribe con “Z”, “C”, o “S”. Y esto paraliza al comienzo, luego te acostumbras.

Describe tu situación actual

Soy residente canadiense. Vivo en Montreal. Una aplicación de residencia me fue aprobada mediante el auspicio de mi esposa canadiense. Estudio Literatura Inglesa y Francesa y colaboro para revistas poéticas y literarias, destinadas a la comunidad literaria latina. Soy becario del programa de escritores que ofrece el gobierno de Quebec a sus artistas. Canadá es el equilibrio.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

Nunca me he arrepentido de nada. No obstante, reconozco que antes de partir nos faltó información, muchísima y valiosa, de cómo se vivía en la ciudad de destino. Al respecto, considero que este portal brinda una excelente oportunidad a todos aquellos interesados en emigrar. MeQuieroIr.com tiene una gran vocación formativa y los artículos aquí hospedados, tanto como sus foros y, sobre todo, sus testimonios, son muestra palmaria de una voluntad de documentarse antes de tomar cualquier decisión importante concerniente a la emigración. Peor no pudo irme en los Estados Unidos.

La determinación de quedarme ilegal fue un desacierto; pero esta situación acució que en mí se engendrase un escritor. Y producto de esa experiencia, de un gran desgarramiento, hoy día entiendo la urgencia del hombre como pábulo de mis letras. Considero que fui hijo de Borges cuando cometí “todos los errores posibles”. La soledad, el destierro, el aislamiento, las equivocaciones y todos los componentes del fracaso fueron compendiados en mi primera obra: “Los Hijos de Israel”. En suma, terminé escribiendo el libro que me hubiese gustado leer antes de partir para los Estados Unidos.

En la actualidad, mantengo un blog personal, en el cual añadiré vestigios de lo que fue mi vivencia como inmigrante ilegal. Pueden visitarlo y dejar un comentario: http://laermitagna.wordpress.com/

¿Piensas volver a tu país?

Hace diez años que no voy a Venezuela. Uno no extraña lugares, sino épocas, decía Oscar Wilde. Así que lo que a veces me incita a visitarla tiene que ver más con aquellas cosas insustituibles. Todas ellas vinculadas a mi infancia. Espero volver algún día, aunque, de antemano, sé que todo será distinto. La contemplaré como un extranjero.

Geyser López es autor del libro “Los Hijos de Israel”.

Publicado en 2009 por Monte Ávila Editores Latinoamericana, en Caracas, Venezuela, obra que obtuvo el VI Premio de Autores Inéditos, mención narrativa. Puedes leer una reseña de la obra, aquí: http://losrelojesdebabel.blogspot.com/2011/08/los-hijos-de-israel-de-geyser-lopez.html

Testimonio publicado al 11 de agosto de 2011

 

¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>