Amarilis Quintero, asistente dental, desde Miami, Estados Unidos

quinteroama_peq“Me desempeño como asistente dental, lo mismo que hacía en mi país”.

Profesión: Asistente dental

Edad: 45 años

Ciudad/ País de origen: Maracaibo, Venezuela

Fecha de salida: 29 de julio de 2004

Ciudad/ País de destino: Miami, Estados Unidos

¿Por qué te fuiste de tu país?

Realmente, las razones no fueron escogidas por mí, sino por Dios. Jugué a la famosa Lotería de Visa de los Estados Unidos y gané con mi grupo familiar: mis tres hijos y mi esposo. Estoy muy agradecida a Dios y a este país por eso, ya que no hubiera salido de Venezuela si no me saco este premio.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Lo más difícil fue dejar a mi familia, mi casa y mi trabajo de muchos años. De hecho, a los veintidós días de mi llegada a Estados Unidos, regresé a Maracaibo porque estaba algo desconcertada o deprimida, pero lo superé, gracias a Dios.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Al ganar la Lotería de Visas de los Estados Unidos, el país de destino era obvio. La ayuda al llegar la recibimos de nosotros mismos, pues nos vinimos preparados, gracias a Dios, para empezar de nuevo, como muchas otras personas lo han hecho.

Describe los primeros tiempos

De entrada, llegamos a la ciudad de Georgia en Atlanta. Sin embargo, no fue muy buena la experiencia por varias razones: primero, el idioma; y segundo, el clima frío que había en ese momento. Por cuanto veníamos de Maracaibo, una ciudad muy caliente, yo no me adapté durante el tiempo que vivimos allá: unos nueve meses. Afortunadamente, al mudarnos a Miami, desde el primer día me sentí feliz y sigo así hasta hoy.

Describe tu situación actual

Sobre mi trabajo, digo que en la actualidad me desempeño como asistente dental en una clínica de Miami. Exactamente, lo mismo que hacía en una universidad de Maracaibo. Además, estudio inglés en una escuela pública que el gobierno estadounidense me paga.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

No me arrepiento de haber salido de Venezuela, mi hermoso país; ya que en estos tiempos no se puede vivir allá por tanta delincuencia, aparte de lo que se padece por razones políticas.

¿Piensas volver a tu país?

No puedo contestar con seguridad si pienso volver o no. Tendría que cambiar el gobierno en mi patria para tomar una decisión. Por aquí estamos muy felices y, sobre todo, tranquilos. De modo que reconozco que la tranquilidad y la seguridad no tienen precio alguno.

Testimonio publicado al 27 de septiembre de 2010

 

¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>