PanamáAl planificar un proceso de emigración a Panamá, debe calcularse una suma para el pago de los aranceles por el procesamiento de la petición de visa, que cobran las autoridades de inmigración panameñas. Esta tarifa oficial no es reembolsable si la gestión es rechazada.

Los aranceles dependen del tipo de visa. Por lo común, se pagan entre 300 y 500 dólares para la visa y una cantidad similar para el permiso de trabajo.

Se reitera que no todas las visas panameñas permiten trabajar. Por ejemplo, las de Turista, jubilado, inversionista o estudiante no dan derecho a realizar actividades remuneradas. Las visas de trabajo con residencia temporal sí autorizan el trabajo. No obstante, el permiso laboral debe gestionarse en un proceso separado, el cual genera también un costo.

El inmigrante debe prever, adicionalmente, otros gastos como los honorarios profesionales de un abogado de inmigración, por si llegase a necesitar este tipo de asesoría.

Por igual, es aconsejable llevar los fondos equivalentes a los costos de los primeros seis meses de estadía sin trabajo. Se calculan, como mínimo, unos US$ 10 mil por una persona adulta.

Resulta de mucha utilidad consultar el foro ¿Cómo es la vida de un inmigrante en Panamá? para conocer las experiencias de otros que ya eligieron esa nación como destino de emigración.