Nueva Zelanda

El tipo de visa depende del período de estadía en Nueva Zelanda y del propósito de la visita.

Al visitante le corresponderá un tipo de visa específico de acuerdo con su carácter de turista, empresario, estudiante o trabajador.

Para cada caso, el Ministerio de Inmigración de Nueva Zelanda ofrece un tipo de visa que se ajusta a las necesidades del demandante y a las leyes del país.

De modo general, se pueden establecer cinco grandes categorías de visas neozelandesas:

1) visas de visitante,

2) visas de estudiante,

3) visas de trabajo y vacaciones,

4) visas de trabajo,

5) visas de negocio y

6) visas familiares y humanitarias.

En cada categoría, hay múltiples tipos de visas con procedimientos y requisitos de obtención específicos.

Las distintas modalidades se describen a continuación, incluyendo el nombre en inglés con el cual el visado es identificado por el gobierno neozelandés:

1) Visas de visitante
Llamada en inglés “visitor visa”, se otorga a personas que van a Nueva Zelanda por vacaciones o turismo, para visitar a familiares o amigos, para realizar algún tipo de estudio de menos de tres meses de duración, para llevar a cabo alguna breve actividad de negocios, para realizar vacaciones de trabajo o para cualquier otra estancia corta.

Generalmente, es válida por 9 meses, durante los cuales se permiten una o más visitas a Nueva Zelanda por períodos que no excedan los 3 meses.

En la solicitud de una visa de visitante se pueden incluir al cónyuge y a los hijos dependientes menores de 19 años.

La visa de visitante no permite trabajar ni estudiar por un período superior a los tres meses.

Se recomienda no exceder el límite fijado para la visita para evitar sanciones legales.

Al momento de la solicitud, el visitante debe probar que tiene los fondos económicos suficientes para costear el viaje, que se encuentra en buena salud y que posee buen carácter y carece de antecedentes penales. Adicionalmente, se exige explicar detalladamente los motivos y propósitos del viaje.

Dentro de la visa de visitantes existen muchas modalidades ajustadas a diferentes situaciones de viaje. Existen más de veinte categorías especiales de visas de visitante.

2) Visas de estudiante
La “student visa” está dirigida a personas que desean realizar estudios de más de tres meses de duración.

Se otorgan para realizar cursos de inglés; para estudiar primaria o secundaria; para realizar estudios vocacionales y de entrenamiento; para cursar licenciaturas, estudios de postgrados, maestrías y doctorados, entre otros.

Al solicitar una visa de estudiante es necesario que el candidato demuestre que posee un cupo reservado en un programa de estudio oficial, que posee fondos económicos para pagar los estudios, que goza de buena salud, que carece de algún expediente policial, y que tiene incentivos para regresar a su país de origen una vez que haya finalizado sus estudios.

Con una visa de estudiante es posible trabajar bajo ciertas condiciones. Por ejemplo, el programa de estudios debe reunir determinados criterios de duración mínima. Generalmente, el estudiante es autorizado a realizar actividades laborales a medio tiempo durante el curso de los estudios y a tiempo completo durante los períodos vacacionales.

El estudiante puede viajar acompañado de sus familiares (cónyuge e hijos) y estos deberán solicitar una visa de visitante.

3) Visas de Trabajo y Vacaciones
Denominadas en inglés “Working Holiday Visas”, se concede a jóvenes de Argentina, Brasil, Chile, México, Perú, Uruguay y España, entre otros países, interesados en pasar una estancia en Nueva Zelanda, como parte de una experiencia cultural y profesional.

Pueden solicitarla ciudadanos entre 18 y 30 años (para algunos países se extiende hasta 35 años), con el respectivo pasaporte vigente, que cuenten con el menos NZ$ 4.200 para cubrir su gastos de estancia y que no tengan hijos dependientes. La visa permite estudiar y trabajar mientras se disfrutan de unas vacaciones.

Si el candidato desea venir con una pareja, ésta tendrá que solicitar su propia visa.

Esta visa permite:

  • Trabajar en Nueva Zelanda entre 6 y 12 meses y se puede trabajar para el mismo empleador por un máximo de 3 o 6 meses (dependiendo de la nacionalidad del candidato).
  • Estudiar hasta 6 meses en total.

Hay un límite anual de cupos para el otorgamiento de estas visas, el cual varía cada año y depende de la nacionalidad del candidato. Ninguna solicitud es aprobada una vez que se alcance el límite anual establecido.

Cuando el límite se alcanza, generalmente en horas, el solicitante debe esperar hasta el año siguiente para presentar una solicitud. El período de solicitudes se abre una vez al año y la fecha exacta varía según el país de origen del interesado.

Se recomienda a los interesados preparar con tiempo todos los requisitos y documentos necesarios y entrar en el sistema en línea tan pronto se abra el lapso de recepción de solicitudes para no perder la oportunidad de participar.

La solicitud de esta visa se realiza en línea y puede hacerse en los siguientes enlaces: Argentina, Chile, México, Perú, Uruguay y España.

4) Visas de trabajo
Las visas de trabajo se pueden conceder de manera temporal o permanente, de acuerdo con los objetivos del trabajador.

Las visas de trabajo temporal se otorgan a personas que tienen una oferta laboral de un empleador en Nueva Zelanda, que van a realizar una actividad laboral específica o eventual en el país, que desean adquirir experiencia profesional tras finalizar estudios, o para quienes tienen una pareja en Nueva Zelanda.

Los requisitos varían de acuerdo con el tipo de actividad laboral que realizará el trabajador. Sin embargo, en general, se exige que el candidato demuestre deseos genuinos de querer trabajar, que goce de buena salud y que carezca de expediente policial.

Entre las visas de trabajo permanente se encuentran varias categorías. El Programa de Inmigración Calificada (Skilled Migrant Category), el cual está dirigido a profesionales con las habilidades, aptitudes y experiencias necesarias para insertarse en el mercado laboral de Nueva Zelanda.

La Visa de Trabajo para Residencia (Work to Reside) está concebida para profesionales calificados que cuentan con una oferta de trabajo de un empleador neozelandés acreditado, o que poseen un talento excepcional en el deporte o las artes. Al cabo de dos años, el titular puede solicitar la residencia permanente.

También existe la Visa de Residencia de Trabajo (Residence from Work), para las personas que ya se encuentran en Nueva Zelanda con una visa de trabajo temporal y desean solicitar la residencia permanente.

Más información en la sección Visas de trabajo.

5) Visas de negocio
Estas visas se conceden a inversores que quieren vivir en Nueva Zelanda de forma permanente o que desean jubilarse en el país.

También hay una serie de visas para empresarios y gentes de negocios: Visa de Inversionista, Visa de Empresario y Visa de Empleado de Negocio Trasladado.

Más información en la sección Visas para gente de negocios.

6) Visas familiares y humanitarias
En esta categoría se agrupan las visas que se conceden por razones de reagrupamiento familiar, a ciudadanos extranjeros con familia en Nueva Zelanda (residentes o ciudadanos), o razones humanitarias, que son las llamadas visas de refugio o asilo.

Ver también las siguientes secciones:

• Visas de trabajo>>
• Visas para gente de negocios>>

Describe tu experiencia en el foro ¿Cómo es la vida de un inmigrante en Nueva Zelanda? Comparte con otros inmigrantes que eligieron esa nación como destino.