ico_nzpeq1Como país signatario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 (United Nations Convention on Refugees) y del Protocolo sobre el Estatuto de los Refugiados de 1967 (Protocol Relating to the Status of Refugees), Nueva Zelanda se ha comprometido a prestar ayuda humanitaria internacional.

Los derechos de los refugiados están protegidos por las leyes neozelandesas, las cuales señalan todas las formas de discriminación y racismo y defienden la libertad de expresión, de credo y de opinión política.

Anualmente, Nueva Zelanda acoge a 750 refugiados.
Anualmente, Nueva Zelanda acoge a 750 refugiados.

En la Ley de Inmigración del 2009 se incluye la sección denominada: Determinaciones del Estatus y Protección del Refugiado. Allí se define la ayuda humanitaria, según la propuesta de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, de 1951.

En tal sentido, en Nueva Zelanda se considera refugiado al ciudadano que “debido a fundados temores de ser perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad o pertenencia a determinado grupo social o político se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de dicho país”.

Además, en el marco de la legislación neozelandesa, el estatus de refugiado se amplía con los conceptos de la Convención Contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (Convention Against Torture), de 1984, y con el Pacto de Derechos Civiles y Políticos (Covenant on Civil and Political Rights), de 1966.

Es decir, en Nueva Zelanda un inmigrante puede recibir protección gubernamental por reunir los criterios para ser considerado como refugiado (persecución por raza, religión, nacionalidad, u orientación social y política) o por estar en peligro de ser torturado o de recibir tratos crueles.

La Unidad de Protección al Refugiado (Refugee and Protection Unit) es responsable de gestionar las acciones del estado neozelandés en materia de refugio y asilo. Trabaja en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nueva Zelanda y con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). También se vincula con la Organización Mundial para la Migración (IOM), con las ONG’s dedicadas a solucionar este problema y con gobiernos extranjeros.

La sección que se ocupa de las solicitudes de asilo y de protección en la oficina de inmigración de Nueva Zelanda (Inmigración de Nueva Zelanda, INZ) es:

“Refugee Status Branch”
Dirección: Level 12, 280 Queen Street, Auckland CBD, Nueva Zelanda.
Teléfono: 09 928 2236
E-mail: RSB@mbie.govt.nz
Horario: Lunes a viernes, de 8:30 a.m. a 4:00 p.m.

¿Asilo o refugio?
Los términos refugio y asilo son prácticamente sinónimos en Nueva Zelanda, pues remiten a la idea de la protección que un Estado brinda a una persona en situación de vulnerabilidad.

En Nueva Zelanda, la persona que teme regresar a su propio país puede pedir al gobierno neozelandés que lo reconozca como refugiado o persona protegida. La persona que presente una reclamación de refugiado o de protección en Nueva Zelanda es llamada “solicitante de asilo”.

Procedimiento para solicitar refugio en Nueva Zelanda
Solicitar la ayuda humanitaria al gobierno de Nueva Zelanda es un procedimiento formal que se realiza ante una autoridad neozelandesa.

El asilo puede solicitarse al llegar a un aeropuerto o puerto marítimo de Nueva Zelanda, ante un oficial de inmigración o un agente de la policía.

Posteriormente, el interesado debe presentar por escrito un formulario de solicitud de protección y ofrecer una declaración ante un oficial de Refugio y Protección, exponiendo los motivos por los cuales puede ser considerado como refugiado, incluyendo las pruebas que sustenten la solicitud.

Asimismo, el solicitante debe entregarle al oficial de Refugio y Protección todo documento de identidad que posea, tales como el pasaporte y la licencia de conducir. Si un candidato no posee un documento de identificación, la policía puede detenerlo mientras realiza las correspondientes averiguaciones del caso.

Debe informarse también la inclusión de cualquier familiar en el expediente del candidato.

El solicitante debe suministrar sus datos de contacto y de domicilio en Nueva Zelanda e informar cualquier cambio de domicilio.

Un oficial de Refugio y Protección puede rechazar la solicitud, si considera que no hay pruebas suficientes que sustenten la demanda de ayuda humanitaria.

Si una solicitud ha entrado en consideración, se evaluará al solicitante para determinar si este ha cometido un delito contra la paz, un delito de guerra o un crimen contra la humanidad, o ha sido culpable de actos contrarios a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

En total, se puede resumir en seis pasos el proceso de presentación de una solicitud de asilo o refugio en Nueva Zelanda:

  • Completar el formulario de solicitud.
  • Presentar una declaración escrita.
  • Asistir a una entrevista con un funcionario de Refugio y Protección.
  • Recibir un informe que resuma la solicitud de protección.
  • Hacer presentaciones finales en apoyo o demostración de la solicitud.
  • Recibir el veredicto.

Si un oficial de Refugio y Protección niega una solicitud de refugio, la decisión puede ser anulada por un tribunal de apelación y el interesado podría volver a introducir una demanda de protección. El oficial puede puede volver a negar la solicitud, si considera que esta es “manifiestamente infundada o claramente abusiva” o si se repite una solicitud anterior.

Todas las personas que son reconocidas como refugiados obtienen un permiso para quedarse indeterminadamente en el país, mientras que quienes no son reconocidos, deben salir del territorio de inmediato.

Se puede dejar de reconocer a una persona como refugiada si las convenciones que amparan la ayuda humanitaria dejan de aplicarse al solicitante y este puede retornar a su país de origen sin correr ningún riesgo.

Si se comprueba que la condición de refugiado fue “obtenida mediante fraude, falsificación, representación falsa o engañosa, u ocultación de información relevante”, será anulada de inmediato la ayuda humanitaria.

Aspectos importantes sobre el refugio en Nueva Zelanda

  • Todo solicitante de asilo en Nueva Zelanda puede contratar a un asesor de inmigración autorizado o a un abogado autorizado para que le ayude a presentar su demanda de protección. El asesor de inmigración debe tener una licencia o ser un abogado en ejercicio. Una lista de los asesores legales u abogados acreditados puede obtenerse en el sitio web del Ministerio de Justicia aquí>>
  • Si un solicitante de asilo no puede pagar un abogado, es posible que pueda contar con asesoría legal gratuita que es ofrecida por algunos abogados
  • Nueva Zelanda no expulsa a ningún solicitante de asilo, mientras que su demanda se esté procesando. Las solicitudes suelen evaluarse dentro de 140 días posteriores al momento en que se presentó el expediente formal ante la autoridad.
  • Cuando una persona es reconocida como refugiado, puede permanecer en Nueva Zelanda de forma permanente. Para ello, puede solicitar una visa de residente permanente.

Compromiso de Nueva Zelanda con el refugio
Cada tres años, el gobierno de Nueva Zelanda, a través de un departamento especial del ministerio de inmigración, denominado en inglés “The Refugee Quota Branch”, decide una cuota anual de refugiados.

Para los períodos fiscales 2016/2017 y 2017/2018, la cuota anual de recepción de refugiados ha sido establecida en 750 personas.

Además, cada año se ofrecen 300 lugares para que los refugiados elegibles que residan en Nueva Zelanda patrocinen a familiares que deseen unirse a ellos.

Se calcula que desde la Segunda Guerra Mundial, Nueva Zelanda ha recibido a unos 33 mil refugiados.

En 2015, el gobierno de Nueva Zelanda acogió a 750 refugiados en respuesta al conflicto en Siria. De las 750 plazas, 600 correspondieron a una entrada especial de emergencia, adicional a la cuota anual, y 150 lugares fueron ofrecidos dentro del límite anual establecido.

Además, otros 100 refugiados sirios entraron en 2016 y 500 más lo harán en los próximos dos años fiscales: 2016/2017 y 2017/2018.

Estrategia de asentamiento de refugiados
Nueva Zelanda promueve el reasentamiento planificado de las personas que recibe en calidad de refugiados y asilados.

La Estrategia de Asentamiento en Nueva Zelanda (NZSS, por sus siglas en inglés) fue lanzada en 2004 y revisada en 2007.

Actualmente, tiene como objetivo ayudar a los recién llegados a integrarse en las comunidades, encontrar trabajo y tener acceso a los servicios de salud. Combina el apoyo de organismos gubernamentales, organizaciones no gubernamentales (ONG) y los propios refugiados. Las autoridades de inmigración de Nueva Zelanda coordinan las acciones.

El plan estratégico consta de cinco objetivos:

  • Trabajo: facilitar el acceso a empleos remunerados a los refugiados en edad de laborar.
  • Participación: promover acciones para la integración de los refugiados a la vida neozelandesa.
  • Salud y bienestar: brindar opciones para una vida sana, segura e independiente.
  • Idioma y educación: facilitar el aprendizaje del idioma inglés, para luego estimular la participación de los refugiados en el sistema educativo, con miras a su incorporación al trabajo.
  • Vivienda: asegurar el acceso a viviendas saludables y asequibles, sin que se tenga que recurrir a la ayuda social.

Nueva Zelanda y la cooperación internacional
Nueva Zelanda coopera con varias organizaciones internacionales para mejorar la seguridad de las fronteras y garantizar el reasentamiento de los refugiados en su territorio.

Algunas de esas organizaciones se enumeran a continuación:

• Conferencia de Cinco Países (Five Country Conference): es un foro en el que Australia, Canadá, el Reino Unido, Estados Unidos y Nueva Zelanda cooperan para mejorar la seguridad fronteriza y los servicios a los clientes a través de cada país. Nueva Zelanda se ejecuta la secretaría permanente.

• Consultas Intergubernamentales sobre Migración, Asilo y Refugiados (Intergovernmental Consultations on Migration, Asylum and Refugee): un grupo informal de dieciséis países, principalmente europeos, que intercambian información sobre políticas y flujos migratorios.

• Conferencia de Directores de Inmigración del Pacífico (Pacific Immigration Directors’ Conference): foro que comprende las agencias de inmigración en toda la región del Pacífico, y tiene como objetivo mejorar las prácticas de inmigración y gestión de fronteras.

Conviene visitar el foro ¿Cómo es la vida de un inmigrante en Nueva Zelanda? para conocer las experiencias de otros que ya eligieron este país como destino.

Fuente: Immigration New Zealand.