El sistema escolar en España proporciona a los jóvenes estudiantes una sólida base para el estudio universitario, pero también prepara a los jóvenes para el trabajo, a través de una variedad de asignaturas que facilitan la enseñanza de diversas áreas del conocimiento y de oficios.

La escolarización en España está financiada por el estado y es obligatoria entre las edades de seis y dieciséis años. Una vez que la escolaridad obligatoria termina (primaria y secundaria), el estudiante puede seguir estudios de bachillerato, que lo preparan para el ingreso a la universidad, o formarse para el trabajo en una escuela de formación profesional.

Educación primaria
La educación primaria en España comprende la educación infantil y la primaria, propiamente dicha.

La educación infantil se extiende hasta los 6 años de vida del niño y se organiza en dos ciclos: hasta los 3 años y de los 3 a los 6 años. Aunque esta etapa no es obligatoria, se reconoce el carácter educativo de este período y su contribución al desarrollo físico y personal del niño escolar.

En España existen guarderías públicas y privadas. Los padres deben pagar una inscripción y una matrícula, la cual es un precio subsidiado, en el caso de las guarderías públicas. En las privadas, la tarifa varía notablemente de un centro a otro y también según la provincia. En promedio, podría decirse el precio de una guardería puede oscilar entre 400 y 600 euros al mes. Puede haber incluso guarderías más onerosas, si ofrecen servicios educativos y recreacionales más exclusivos u horarios extendidos (hasta 10 horas) para la conveniencia de los padres.

La educación primaria comprende seis cursos académicos, organizados en tres ciclos de dos años cada uno, que van desde los 6 a 12 años del alumno, distribuidos de la siguiente manera:

• Primer ciclo: primer y segundo grados (6–8 años)
• Segundo ciclo: tercer y cuarto grados (8–10 años)
• Tercer ciclo: quinto y sexto grados (10–12 años)

Es una etapa educativa obligatoria y gratuita, cuya finalidad es promover la socialización de los niños y niñas, favorecer su incorporación a la cultura y contribuir a la progresiva autonomía de acción en su medio.

La educación primaria es impartida por maestros que dominan áreas temáticas, como matemáticas, lengua y literatura, ciencias sociales, biología, ciencias de la naturaleza, etc.

Además de las escuelas públicas, existen escuelas privadas, también llamadas colegios concertados, que ofrecen diversos servicios e incluso pueden tener una orientación religiosa.

Los horarios escolares varías según la escuela. El horario más común es de 9 de la mañana a 5 de la tarde, con un descanso de dos horas para el almuerzo. Otras escuelas terminan a las 2 de la tarde para que el alumno almuerce en su casa. Para los padres que trabajan, hay escuelas que ofrecen un programa matutino a partir de las 7, complementado por un programa de actividades extracurriculares para cubrir las horas de la tarde, después de las 2.

En España, a las escuelas primarias se les llama colegio y familiarmente “el cole.”

Educación secundaria
La educación secundaria comprende un ciclo de estudios obligatorio y universal llamado Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Posteriormente, el estudiante puede continuar la formación secundaria en un instituto de Bachillerato, que lo prepara para ingresar en la universidad; o puede elegir una capacitación laboral en un instituto de Formación Profesional, que lo prepara para ingresar al mercado laboral.

A continuación explicamos cada una de ellas:

Educación Secundaria Obligatoria (ESO): se extiende durante cuatro años después de la etapa de educación primaria. El alumno comienza esta etapa a los 12 años y la finaliza a los 16.

Se divide en dos ciclos de dos años de duración cada uno, de la siguiente manera:

• Primer ciclo: 1º E.S.O. y 2º E.S.O. (12–14 años)
• Segundo ciclo: 3º E.S.O. y 4º E.S.O. (14–16 años)

La Educación Secundaria Obligatoria (ESO) proporciona al alumno la formación necesaria para proseguir estudios de segundo nivel durante el Bachillerato (para luego ingresar en una universidad) o en la Formación Profesional (para incorporarse al mundo del trabajo).

Bachillerato: es la última etapa de la formación secundaria, tiene carácter voluntario y su duración es de dos cursos (Bachillerato 1º y Bachillerato 2º), normalmente entre los 16 y los 18 años de vida del alumno.

Cumple objetivos de formación general, que favorezca una mayor madurez intelectual y personal del individuo, y preparatoria, que asegure las bases para estudios posteriores, tanto universitarios como de formación profesional.

Consta de cuatro modalidades diferentes o concentraciones especializadas, para atender la diversidad de estudios posteriores y la variedad de intereses, capacidades y actitudes del estudiante: Artes, Ciencias de la Naturaleza y de la Salud, Humanidades y Ciencias Sociales, y Ciencias y Tecnología.

Aunque comprende materias comunes para contribuir con la formación general del alumno, el Bachillerato permite a los alumnos cursar estos estudios de acuerdo con sus preferencias, en virtud de la elección de una modalidad entre las cuatro previstas y de determinadas materias optativas.

Estas sucesivas elecciones configuran el itinerario personal que cada alumno establece con absoluta independencia.

Los estudiantes que completan con éxito el Bachillerato reciben un diploma. Seguidamente, pueden optar por la realización de estudios universitarios, o por la formación profesional.

Los estudiantes que deseen ingresar en la universidad deben superar un examen de admisión (Prueba de Acceso a la Universidad – PAU). Los resultados de la prueba junto con el promedio de notas de su expediente académico determinarán el acceso a la universidad y el tipo de estudios que podrán realizar en la universidad.

Formación Profesional: Hay dos tipos de formación profesional: los Ciclos Formativos de Grado Medio para los estudiantes que completaron la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), y los Ciclos Formativos de Grado Superior para aquellos que poseen un diploma de Bachillerato.

Esta formación comprende un conjunto de ciclos formativos que se organizan en módulos profesionales. La idea es preparar al estudiante para su incorporación al mercado laboral.

Programas de Garantía Social
Además del Bachillerato y la Formación Profesional, los jóvenes españoles tienen la posibilidad de formarse en Programas de Garantía Social. Estos funcionan como instrumentos correctivos para los estudiantes que no superaron con éxito los objetivos de la Educación Secundaria Obligatoria.

Son programas de iniciación profesional para jóvenes mayores de 16 años y menores de 21, que no completaron la formación ESO ni poseen formación técnica.

Se desarrollan distintas modalidades adaptadas a las características y expectativas de los alumnos.

Están diseñados para mejorar la formación general de los jóvenes estudiantes y para capacitarles para realizar determinados oficios, trabajos y perfiles profesionales. Son programas son gratuitos.

Se imparten en centros educativos dependientes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, tanto públicos como privados o concertados (con subvención del Estado español); en entidades locales (Ayuntamientos, Diputaciones Provinciales, Mancomunidades) y en entidades privadas sin fines de lucro y organizaciones no gubernamentales.