Las provincias de la Comunidad Valenciana son Alicante, Castellón y Valencia, siendo esta última su capital. Sus ciudades son consideradas excepcionales por su población, que llega a 3 millones 646 mil habitantes, de los cuales un 20% es de origen extranjero, en especial de países miembros de la Unión Europea. Los nativos hablan el catalán como segunda lengua oficial.

En esta rica zona agrícola nacen las preciadas naranjas valencianas.

Cabe destacar la pujanza económica de esta región, basada fundamentalmente en la fabricación de armas, la artesanía textil y del cuero. El puerto ubicado en la región es artificial y cumple una importante actividad industrial por ser el centro exportador de los productos agrícolas de la provincia. Su importante legado árabe persiste aún en la agricultura, manifestándose en el sistema de regadío y en los cultivos de arroz y naranjas. Otras bases de la prosperidad de esta comunidad son el vino, la lana, el azafrán y el turismo.

En cuanto al clima es cálido y seco, alterado únicamente por las lluvias que se presentan en el otoño.