Las provincias de la comunidad de Castilla-La Mancha son Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo, siendo esta última su capital. Posee 1 millón 628 mil habitantes.

Su clima es mediterráneo, lluvias escasas y temperaturas algo frías en invierno y cálidas en verano. Castilla La Mancha está ubicada en el centro del país, con grandes extensiones de sembradíos de cereales y plagadas de molinos de viento.

Su economía agraria se basa en el trigo, la aceituna y la uva, teniendo la mayor superficie de viñedos de toda Europa. La producción de mimbre representa el 94% del total nacional, de azafrán el 78% y la de lentejas el 73%. La explotación de aguas subterráneas ha impulsado la producción de maíz y remolacha. En ganadería, destaca la cría de ganado ovino, porcino y bovino. Además de las actividades artesanales tradicionales, sobresale una industria centrada en el sector alimentario, seguido del químico, corcho, madera y mueble, material eléctrico y electrónico y productos textiles y de confección. En el sector de los servicios predominan las actividades comerciales de servicios públicos, transportes y comunicaciones. Su trabajo artesanal tiene gran reputación, abarcando una gran cantidad de técnicas que van desde la cerámica hasta los bordados más elaborados.

Tiene 3 parques naturales donde habitan especies como el ciervo, el zorro, el lince, el buitre negro y el águila real. Esta región de España es famosa por “Las Casas Colgadas” construcción declarada Patrimonio de la Humanidad.