En Estados Unidos son bienvenidas las mascotas.

La entrada de perros, gatos y aves de compañía está permitida y reglamentada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC).

Asimismo, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (U.S. Department of Agriculture), a través del Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas (Animal and Plant Health Inspection Service), controla la entrada de ciertas especies animales. Por ejemplo, perros Collies, pastores y otros perros utilizados para el manejo de rebaños. Si provienen de cualquier parte del mundo, excepto de Canadá, México y las regiones de América Central y las Antillas, deben ser inspeccionados y guardar cuarentena en el puerto de entrada.

En general, el Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas no tiene requisitos zoosanitarios para la importación de peces, reptiles, leones, tigres, osos, visones, conejos, los marsupiales llamados “sugar gliders”, zorros, monos, especies en peligro de extinción, cobayas, hámsters, jerbos, ratones, ratas, chinchillas, ardillas, mangostas, hurones y roedores siempre que no hayan sido inoculados con agentes patógenos para fines científicos.

Sin embargo, el Departamento del Interior de EE.UU., División de Aplicación de la Ley, Servicio de Pesca y Vida Silvestre (U.S. Department of the Interior, Law Enforcement Division, Fish and Wildlife Services) controla la importación de reptiles, peces y especies en peligro de extinción.

Más información sobre este servicio:
U.S. Department of the Interior, Law Enforcement Division, Fish and Wildlife Services
Web: http://www.fws.gov/

Importación de perros y gatos
Los trámites básicos para emigrar a Estados Unidos con perros y gatos incluyen un certificado de vacunación (contra la rabia y otras vacunas), un certificado de salud veterinaria y un permiso sanitario de exportación. Documentos que deben expedirse en el país de origen del animal.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos exige que los perros sean vacunados contra la rabia al menos 30 días antes del ingreso al país, a excepción de cachorros menores de 3 meses y de perros que hayan residido al menos 6 meses en áreas consideradas libres de la rabia.

Generalmente, un perro con un certificado de salud vigente cumple con esos requisitos.

La lista de países considerados libre de rabia puede ser consultada aquí:
Web: wwwnc.cdc.gov/travel/yellowbook/2012/chapter-3-infectious-diseases-related-to-travel/rabies.htm

Además, todos los gatos y perros son inspeccionados en los puertos de entrada en busca de pruebas de enfermedades infecciosas que pueden transmitirse a los humanos.

Las autoridades sanitarias estadounidenses sugieren no usar paja, heno, hierba y ropa de cama confeccionada con fibras naturales para el transporte de las mascotas debido a que esos materiales pueden albergar varias tipos de plagas vegetales.

Algunos estados del país pueden tener sus propias reglas para la importación de mascotas. Por ejemplo, el estado de Hawaii exige cuarentena de 130 días en para el ingreso en su territorio de perros y gatos.

Conviene chequear con las autoridades municipales o estatales las restricciones locales sobre la importación de perros y gatos.

Información sobre la importación a Hawaii aquí:
Web: hawaii.gov/hdoa/Info/doa_importing

Despistaje del “gusano barrenador”
Estados Unidos controla también la entrada de mascotas provenientes de países donde se sabe que existe el llamado “gusano barrenador”, conocido en inglés como “screwworm” (Cochliomyia hominivorax). Varios países de Latinoamérica están listados.

La lista completa se puede consultar aquí:
Web: www.aphis.usda.gov/import_export/animals/animal_import/equine/equine_import7day_sworm.shtml#ctbl

Cuando la mascota proviene de alguno de esos países debe cumplir con los siguientes requisitos:

– El perro debe ir acompañado de un certificado firmado por un veterinario autorizado de la región de origen que garantice que el perro ha sido inspeccionado y que no posee el parásito “gusano barrenador”, dentro de los 5 días anteriores al embarque a Estados Unidos.

– Si el animal estuvo enfermo por el parásito, el certificado debe garantizar que el perro fue tratado y se le mantuvo en cuarentena hasta quedar libre de la larva.

Despistaje de la fiebre aftosa
Los propietarios de perros importados de países o regiones afectados por la fiebre aftosa deben tomar las siguientes precauciones:

• Las patas, pelo y ropa de cama de los animales domésticos deben estar libres de cualquier suciedad o barro.

• La ropa de cama de la mascota debe estar libre de cualquier paja, heno o ropa de cama confeccionada con fibra natural.

• La mascota debe ser bañada en cuanto llegue a su destino final.

La lista de países considerados libres de fiebre aftosa se puede consultar aquí:
Web: www.aphis.usda.gov/import_export/animals/animal_import/animal_imports_fmd.shtml

Más información sobre la importación de animales y mascotas en Estados Unidos aquí:
Animal and Plant Health Inspection Service
Web: www.aphis.usda.gov/import_export/animals/animal_import/animal_imports_pets.shtml

Conviene también consultar la sección Emigrar con la mascota.