Publicidad


 

Leyes y derechos en Canadá
En Canadá, los diferentes niveles de gobiernos (federal, provincial y territorial) incluyen un poder judicial. Esta institución privilegia los derechos fundamentales de justicia procesal e igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.

Leyes y derechos en Canadá – Emigrar a Canadá

El poder judicial es responsable por la interpretación y la aplicación de las leyes. Los jueces actúan de manera independiente del gobierno en el desempeño de sus obligaciones.

La Constitución canadiense es la ley fundamental del país. Establece el gobierno, el sistema de justicia, los derechos, responsabilidades y libertades individuales.

El capítulo de derechos de la Constitución garantiza el trato igualitario y la protección de la ley para todos los individuos: derechos fundamentales de libertad, derechos legales, derechos de idiomas, derechos de movilidad, libertad de expresión, libertad de religión y libertad de asociación y el derecho a elegir a las autoridades del país en elecciones.

Canadá reconoce explícitamente la igualdad de hombres y mujeres en todo sentido, especialmente en oportunidades de empleo, educación, participación democrática, estatus financiero y demás beneficios de las leyes.

Los residentes permanentes tienen garantizados la mayoría de estos derechos, salvo la participación en los procesos electorales. Se exige que los residentes y ciudadanos cumplan con sus responsabilidades, tales como la obediencia a la Ley, el respeto por los derechos de los demás y el pago de los impuestos.

El abuso doméstico y el maltrato infantil (violencia familiar o violencia de género) no son tolerados en Canadá y son fuertemente castigados por las leyes.

Los residentes permanentes pueden ser deportados en casos extremos como crímenes en general, crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra, terrorismo o por mentir en su aplicación de inmigración.

La aplicación de la justicia

La constitución canadiense proporciona unas garantías expresas de derechos individuales y civiles, sin embargo, como regla general, la protección de esas libertades queda de parte de los parlamentos federales y provinciales y de los tribunales en la aplicación del derecho consuetudinario.

Los tribunales tienen como responsabilidad fundamental la aplicación de la justicia: deciden si se ha cometido una infracción a la ley y la pena que deberá aplicarse a la persona declarada como culpable del delito.

En algunos casos la administración de la justicia la hará directamente un magistrado, quien dictará la sentencia. Sin embargo, en otros casos será un jurado de ciudadanos el que tomará la decisión, bajo la orientación de un juez.

En todas las circunstancias, el acusado es considerado inocente hasta que sea declarado culpable más allá de toda duda razonable. El acusado tiene derecho a ser representado por un abogado.

El máximo tribunal de Canadá es la Corte Suprema (Supreme Court o Cour Suprême), que representa la última instancia de apelación para todos los litigios.

Los derechos en Canadá

El orden y la paz social en Canadá se consiguen por medio de la aplicación estricta de las leyes.

Las leyes canadienses son promulgadas por los parlamentos (el federal y los provinciales y territoriales). Los tribunales se encargan de decidir si una persona cometió un delito y cuál será su pena.

Publicidad


 

La policía, por su parte, mantiene la paz y el orden en la calles y se encarga de llevar ante los tribunales a las personas que se presuma que han quebrantado la ley.

Además, los ciudadanos pueden solicitar la ayuda de la policía en caso de un accidente, de ser víctimas de un robo o una agresión o si son testigos de algún crimen. La relación entre la comunidad y la policía suele ser armoniosa y de mutua colaboración.

Cuando un oficial de policía detiene a una persona, conviene mantener la calma y cooperar. Se deben mostrar los documentos de identidad y responder a las preguntas de manera clara, mirando directamente a los ojos del oficial de policía.

Los policías canadienses, generalmente, ofrecen un trato respetuoso a los ciudadanos. Cualquier conducta inapropiada o abuso policial puede y debe ser denunciado.

Si una persona es detenida por la policía, tiene derecho a saber por qué y a solicitar un abogado y un intérprete, en caso de necesitarlo. Toda persona en Canadá es inocente hasta que se pruebe lo contrario.

Todos los residentes de Canadá, sean ciudadanos canadienses o residentes permanentes, deben respetar y acatar las leyes del país o enfrentarse a la posibilidad de enjuiciamiento penal o civil.

Al mismo tiempo, para mantener la armonía y la paz comunitaria, se espera que los ciudadanos respeten los principios, los valores y las costumbres sociales comunes de los canadienses, aunque no sean una obligación legal.

En tal sentido, es importante que los recién llegados conozcan sus obligaciones y derechos y mantengan una conducta de respeto hacia las costumbres informales de la comunidad en la que se establezcan.

Algunos importantes derechos de los ciudadanos en Canadá son los siguientes:

Derecho a servicios jurídicos en Canadá

Todo ciudadano que requiera servicios jurídicos para ser defendido en la corte debe pagarlos. Sin embargo, de acuerdo al ingreso familiar, una persona puede tener derecho a solicitar “ayuda jurídica”, es decir, servicios legales gratuitos.

Derechos de los niños en Canadá

En Canadá, los padres tienen la obligación jurídica de proveer a sus hijos los bienes de primera necesidad hasta la edad de 16 años. La violencia contra los niños, física o psicológica, es severamente penada, pues es considerada como un crimen grave.

Está prohibido golpear a los niños. La policía, los médicos, los maestros y los responsables de organismos de protección de los jóvenes pueden intervenir en caso de que sospechen que un niño es maltratado. En los casos graves, los padres pueden perder la guardia y custodia de los hijos.

Derechos de la mujer en Canadá

En Canadá, las mujeres y los hombres son iguales y gozan de los mismos derechos contenidos en la Carta canadiense de derechos y libertades. La discriminación y la violencia contra las mujeres son contrarias a la ley y, en consecuencia, severamente penadas.

Todas las formas de mutilación de los órganos sexuales femeninos (ablación) están prohibidas por la ley canadiense. Cualquier mujer que sea víctima de violencia por parte de su marido, está protegida por la ley y puede solicitar ayuda a la policía a través del número de emergencias 911.

La policía está en capacidad de intervenir en caso de emergencia, de solicitar ayuda médica y de llevar a la víctima a un lugar seguro. También existen centros comunitarios que prestan atención gratuita y confidencial.

Derechos de las personas mayores en Canadá

Los hombres y mujeres mayores de 65 años son consideradas miembros de la tercera edad. Gozan de ciertas ayudas sociales, como la pensión de vejez. Algunas provincias canadienses proporcionan, además, una ayuda social para la compra de los medicamentos.

Ciertas empresas ofrecen tarifas especiales o servicios personalizados para mejor servir a las personas de la tercera edad. En general, se trata a los ancianos con gran consideración y respeto y no se toleran abusos contra ellos.

Derechos lingüísticos en Canadá

Canadá es un país oficialmente bilingüe inglés/francés. Por lo tanto, todo ciudadano tiene el derecho de recibir los servicios gubernamentales federales en los dos idiomas. En los niveles provincial, territorial y municipal los servicios bilingües pueden variar.

Nuevo Brunswick es la única provincia oficialmente bilingüe de Canadá.

Los delitos en Canadá

En Canadá, algunos de los comportamientos que son considerados como delitos, civiles o penales, son los siguientes:

Asesinato, ataque, agresión sexual, tener relaciones sexuales con jóvenes menores de la edad consensual legal, pedofilia, violencia contra personas o propiedades, robo a mano armada.

Violencia en el hogar, definida como cualquier acto por el cual la víctima (sea hombre, mujer o niño) puede sufrir o temer maltrato o daño físico, sexual o psicológico, relaciones sexuales forzadas, aislamiento forzado o privación económica.

Nadie tiene el derecho de golpear o amenazar a otra persona

La violencia de género (violencia contra la mujer) es severamente penada. Cualquier persona que sea víctima de violencia puede llamar al 911 y solicitar ayuda.

Realizar prácticas religiosas o rituales que incluyan mutilaciones o cualquier tipo de violencia o agresión física.

Suministro o posesión de drogas ilícitas, especialmente producir, suministrar o venderlas. El tabaquismo y el consumo de bebidas alcohólicas no son actividades ilegales, pero están sujetas a muchas restricciones en la vía pública. Vender tabaco o bebidas alcohólicas a menores de 18 años es un delito.

Cabe mencionar que fumar está prohibido en las oficinas del gobierno, los hospitales, lugares de trabajo, restaurantes, clubes nocturnos, bares, escuelas y centros comerciales.

Desobedecer las leyes de tránsito o cometer infracciones de tránsito

Por ejemplo, pasar el límite de velocidad máxima permitida, conducir bajos los efectos del alcohol, conducir y hablar por celular al mismo tiempo, no llevar el cinturón de seguridad, transportar a un niño o bebé sin el dispositivos de seguridad aprobados (silla de bebé).

Maltratar o descuidar a los animales, tanto los de compañía como los silvestres. Esto incluye violar las leyes de caza y pesca y matar animales dentro de propiedades ajenas. Asimismo, hay restricciones sobre el tipo de mascotas que se pueden tener en casa.

Portar armas como cuchillos o armas de fuego

Toda persona que desee tener su propia arma de fuego para fines tales como caza, tiro deportivo y para uso en propiedades agrícolas debe obtener una licencia. Es ilegal tener un arma sin licencia.

Hacer ruido excesivo o que perturbe a la comunidad.

En Canadá no existe la pena de muerte.

 

Publicidad