La Isla Príncipe Eduardo (en inglés Prince Edward Island) es llamada la “Provincia jardín”, por sus tierras cultivables y el esmero de sus ciudadanos por sus jardines y huertos. También, se refieren a ella como el “Jardín del golfo”, “Isla escarda”, “Granja del millón de acres”, “Abegweit”, “Minegoo”, “PEI” o “La isla”. Para los mi’kmaq es la “Tierra mecida por las olas”. Tomó como eslogan “El pequeño bajo la protección del grande”.

Es una isla rodeada por el océano Atlántico, situada en la costa oriental de Canadá, entre Nuevo Brunswich, Nueva Escocia, Quebec y Terranova y Labrador, en el golfo de san Lorenzo. Es una de las cuatro provincias atlánticas del país, la más pequeña y muy verde. Se conecta al continente por el puente de la Confederación, de trece kilómetros de longitud, el más largo de los puentes continuos de varios tramos del mundo; y la separa de Nuevo Brunswick el estrecho de Northumberland. Su superficie abarca 5.660 km2 en total (la decimotercera posición nacional).

Además de la capital Charlottetown, conocida como la “Cuna de la Confederación Canadiense”, hay otras ciudades primarias: Stratford, Cornwall y Summerside, así como algunas secundarias o pueblos: Montague, Kensington, Souris, Alberton y Georgetown, entre otras.

Sus 139.451 habitantes (para el 2008) la colocan en el décimo puesto poblacional del país. Es la más densamente poblada, pero no superpoblada. La mayoría de su población tiene origen británico y el 2% pertenece a las primeras naciones, en particular a la mi’kmaq. La mitad de sus pobladores vive en zonas rurales.

Más sobre la forma de ser de los canadienses y su modo de vida en ¿Cómo son los canadienses?