La provincia canadiense de Nueva Escocia (en inglés Nova Scotia) es descrita por la literatura turística como “El patio de recreo oceánico de Canadá”, en alusión a la enorme influencia del mar sobre Nueva Escocia y su gente. De hecho, todas sus zonas quedan cerca del mar. Algunos la llaman el “Muelle de Norteamérica”, “La tierra de Evangelina” o “Provincia de los nativos de Nueva Escocia” (Bluenosers). Eligió como eslogan “Uno defiende y el otro conquista”.

Una de las cuatro provincias atlánticas (la más populosa) y, también, una de las cuatro fundadoras de la nación. Se le ha considerado uno de los sitios más amistosos de la tierra. Está formada por la península de Nueva Escocia, rodeada por el océano Atlántico y con innumerables ensenadas y estuarios, más la isla de Cabo Bretón en el extremo norte del país. El istmo de Chignecto la une a Nuevo Brunswich, en el continente. Ocupa una superficie total de 55.283 km2 (la duodécima posición entre las provincias y territorios y la segunda más pequeña en área después de la Isla de Príncipe Eduardo). Encierra una excepcional historia épica, en lo marítimo y militar, como baluarte de un sinnúmero de batallas. Provincia de tradiciones célticas y galesas, sobresale por su rol en el comercio y la defensa. Alberga la mayor base naval de Canadá. En el interior de su territorio destacan dos regiones: la de la nación mi’kmag y la Acadia, de los colonialistas franceses.

En vez de ciudades, se establecieron diez condados, a saber:

Halifax – la capital y un puerto muy importante de Norteamérica, llamado el “Guardián del Norte” y el “Gran pescador del océano Atlántico”-, Cabo Bretón, Kings, Colchester, Lunenburg, Pictou, Hants, Cumberland, Yarmouth y Annapolis. Se incluyen en ellos unas tres mil ochocientas islas costeras, como Sagle.

En el 2011 su población totalizó 921.727 habitantes, para alcanzar el decimoprimer lugar entre todas las entidades canadienses. Entre los grandes grupos étnicos que integran su población, se mencionan los escoceses, ingleses, irlandeses, franceses y aborígenes.

Más sobre la forma de ser de los canadienses y su modo de vida en ¿Cómo son los canadienses?