Australia es un actor importante en la política internacional de protección a refugiados, desplazados y asilados. Su historia se remonta al término de la Segunda Guerra Mundial, cuando el país se erigió como uno de los principales receptores de refugiados, principalmente provenientes de Europa.

En 1951, Australia firmó la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, conocido como Convención de Refugiados o Estatuto de Ginebra, y también respaldó el posterior Estatuto de 1967. Ambos documentos constituyen, a la fecha, la piedra angular en derecho internacional en materia de asilo y de protección a los refugiados.

En 1978, Australia creó su propio comité para la determinación de la condición de refugiado. En 1992, el comité fue sustituido por un sistema adscrito al entonces Departamento de Inmigración y Asuntos Multiculturales, encargado de evaluar las solicitudes de asilo que posteriormente serían decididas en un tribunal de revisión de refugiados.

En la actualidad, el Departamento de Inmigración y Ciudadanía maneja la política de asilos y refugios humanitarios. Para realizar esta tarea, el gobierno se vale del Programa Humanitario de Australia conformado por un conjunto de visas de diferentes categorías, incluyendo el llamado Programa Especial Humanitario, conocido en inglés como Special Humanitarian Program ( SHP ).

Debe mencionarse que Australia exige una visa a todos los extranjeros que visiten el país, salvo los ciudadanos de Nueva Zelanda. Por esta razón, el gobierno australiano aplica una política de detención preceptiva a todas las personas que pretenden ingresar al país sin autorización y no se hacen excepciones con los solicitantes de asilo. Muchas personas que huyen de sus países por razones políticas, religiosas o por guerras y que intentan entrar en territorio australiano sin permiso son recluidas en diversos centros de detención hasta que se defina su situación.

Las personas que intentan ingresar a Australia por vía marítima sin permiso son detenidas y procesadas en el centro de detención de la Isla de Navidad ( Christmas Island), donde a los recluidos se les aplica la política conocida como Determinación de las Obligaciones de Protección ( Protection Obligations Determination ), que es un proceso que busca determinar de manera rápida la condición de refugiado de la persona.

En tal sentido, un oficial del Departamento de Inmigración y Ciudadanía realiza la evaluación del caso y concluye si la persona cumple con los criterios de protección señalados en la Convención de Refugiados para la obtención de una visa humanitaria. Cuando el oficial del Departamento no es capaz de llegar rápidamente a esa conclusión, el caso es referido por la vía rápida a un evaluador independiente para una determinación final, que se conoce como una Evaluación Independiente de Protección.

Polémicos centros de detención financiados por Australia
Australia financia también otros centros de reclusión de refugiados en países extranjeros. Tal es el caso de los situados en la isla de Nauru y en Papúa Nueva Guinea. Allí se interna a los centenares de emigrantes, principalmente provenientes de Indonesia, que cada año intentan llegar a las costas de Australia para pedir asilo. La mayoría son interceptados en alta mar por los guardacostas australianos y llevados a esos centros.

Cabe destacar que la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) critica desde hace tiempo las condiciones “inhumanas” de estos sitio de detención de inmigrantes financiados por Australia; especialmente el de Nauru.

Programa Humanitario de Australia
Resulta el compendio de visas que constituyen la contribución de ese país a la protección internacional de refugiados.

Posee dos grandes componentes: 1) la ayuda humanitaria para las personas que están fuera de Australia y se encuentran en peligro; 2) la protección para las personas que ya están en territorio Australiano y esperan ser acogidos como asilados.

Explicamos a continuación las visas que se otorgan en cada uno de estos componentes:

• Ayuda humanitaria para personas fuera de Australia
Este componente posee dos categorías:

  • Categoría de refugiado, en inglés Refugee Category : para las personas que son víctimas de persecución política o ideológica en su país de origen y requieren ser relocalizados en otro país.
  • Programa Especial Humanitario (PEH), en inglés Special Humanitarian Program (SHP) : para las personas que no son consideradas como refugiados, pero que son objeto de algún tipo de discriminación grave que atenta contra sus derechos humanos en su país de origen o de residencia.

Resulta importante señalar que el número de solicitudes que el gobierno australiano recibe cada año para estas categorías es mucho mayor que el número de visas que puede conceder anualmente. Por ejemplo, en 2008, más de 47 mil personas solicitaron visas de refugiados o del Programa Especial Humanitario, pero Australia sólo pudo otorgar 10.800 visas. Para el período 2009-2010, Australia otorgó 7.750 visas del Programa Especial Humanitario.

Las visas que se otorgan en ambas categorías, Refugiados y Programa Especial Humanitario, son las siguientes:

• Visa de refugiados
Esta visa, denominada clase 200, se otorga a personas que son víctimas de persecución política, ideológica, religiosa o por otra causa en su país de origen y ameritan establecer residencia en otro país. La mayoría de los candidatos de esta categoría son identificados por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y referidos por esta organización ante el gobierno de Australia.

Para ser elegible el candidato debe estar viviendo fuera de su país de origen, ser objeto de persecución en su país de origen y tener razones de peso para su relocalización en Australia.

Varios miembros de la familia pueden ser incluidos en la solicitud: el cónyuge o pareja del candidato, los hijos del solicitante y de su pareja y ciertos familiares dependientes que vivan con el demandante.

Esta visa otorga la residencia permanente en Australia, por lo que el beneficiario y su familia pueden trabajar, estudiar, ser beneficiarios del sistema público de salud, acceder a ciertos beneficios de la seguridad social, patrocinar la residencia permanente de otros ciudadanos y ser elegibles para obtener la ciudadanía australiana.

• Visa del Programa Especial Humanitario (clase 201)
Se trata de una visa que ofrece la relocalización en otro país a personas que sufren persecución en su país de nacionalidad o residencia habitual y que no han podido salir de ese país para buscar refugio en otros lugares.

La autoridad australiana evaluará el grado de persecución o discriminación a la que el solicitante esté sujeto en su país de origen. Asimismo, examinará la conexión del solicitante con Australia y verificará si hay otro país que no sea Australia disponible para proporcionar la solución al solicitante y la protección contra la discriminación. Contará también la capacidad de la comunidad australiana para proveer una solución permanente al demandante.

• Visa Global del Programa Especial Humanitario (clase 202)
Se otorga a personas que sufren discriminaciones graves y abusos a los derechos humanos en su país de origen.

Para optar por este programa, la persona debe estar viviendo fuera de su país y contar con el apoyo de un proponente que puede ser un ciudadano australiano o neozelandés, o un residente permanente de Australia, o alguna organización de ayuda humanitaria que opere en territorio australiano.

El solicitante puede incluir en la demanda al cónyuge o pareja, a los hijos dependientes de ambos y a algunos otros familiares que vivan con el solicitante.

Esta visa otorga la residencia permanente en Australia, por lo que el beneficiario y su familia pueden trabajar, estudiar en escuelas y universidades, ser beneficiarios del sistema público de salud, acceder a ciertos beneficios de la seguridad social, patrocinar la residencia permanente de otros ciudadanos y ser elegibles para obtener la ciudadanía australiana.

• Visa de Rescate de Emergencia
Identificada como clase 203, esta visa ofrece un proceso acelerado de relocalización de residencia a personas que satisfacen la condición de refugiado y cuya vida o libertad se encuentran en peligro riesgo si continúan en su país de origen o residencia.

Las dos condiciones necesarias que debe cumplir el solicitante son:

  • Ser objeto de persecución en su país de origen;
  • Que existan razones urgentes y apremiantes para que sea relocalizado en Australia.

Generalmente, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) evalúa y refiere casos muy específicos al gobierno de Australia para que se beneficien de esta visa, alegando que si el solicitante espera el tiempo habitual para que se le otorgue una visa de ayuda humanitaria, la vida o la libertad de esa persona estarían en riesgo.

• Visa de Mujer en Riesgo
Clasificada como visa clase 204, se otorga a mujeres y sus familiares dependientes que son objeto de persecución, victimización, hostigamiento o abuso grave debido a su género. Generalmente, son refugiadas en situación de alta vulnerabilidad y no cuentan con la protección de un pariente del sexo masculino.

Las mujeres elegibles para obtener esta visa deben reunir las siguientes condiciones:

  • vivir fuera de su país de origen;
  • ser objeto de persecución en su país de origen o ser un motivo de preocupación para la oficina del Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR);
  • carecer de la protección de un familiar varón;
  • estar en grave riesgo de abuso, victimización u hostigamiento por ser mujer.

La mayoría de las candidatas que se consideran dentro de esta categoría son identificadas y referidas al gobierno de Australia por el ACNUR.

Esta visa otorga la residencia permanente en Australia, por lo que la beneficiaria y su familia pueden trabajar, estudiar en escuelas y universidades, ser beneficiarios del sistema público de salud, acceder a ciertos beneficios de la seguridad social, patrocinar la residencia permanente de otros ciudadanos y ser elegibles para obtener la ciudadanía australiana.

• Protección para las personas que se encuentran en Australia
En este componente se agrupan las visas que se pueden otorgar a personas que ya se encuentran en territorio australiano y que requieren asilo.

• Visa de Protección – Clase XA
Se otorga a personas que pueden ser definidas como refugiados, según la Convención de Refugiados del ACNUR, de la cual Australia es país signatario.

En general, se entiende como refugiado a una persona que al ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, grupo social, política o ideología en su país de origen o de residencia habitual, se encuentra fuera de ese país y no puede o no quiere, por temor, regresar a ese país ni disponer de algún tipo de protección en ese país y no cuenta con otra nacionalidad que lo ampare.

La persona debe encontrarse en territorio australiano, pasar todos los controles de seguridad del gobierno, someterse a exámenes obligatorios de salud y firmar la Declaración de Valores de Australia, con la cual el solicitante se compromete a respetar la forma de vida en Australia y las leyes del país.

El candidato tiene derecho a incluir a miembros de su familia en la solicitud. En algunas circunstancias, se le permite trabajar mientras la solicitud es procesada.

Esta visa permite trabajar y vivir en Australia como residente permanente, tener acceso al servicio público de salud y a una amplia gama de servicios públicos de ayudas para establecerse en el país.

Conviene visitar el foro ¿Cómo es la vida de un inmigrante en Australia? para conocer las experiencias de otros que ya eligieron Australia como destino de emigración.