Publicidad


 

El sistema escolar en Australia, proporciona a los jóvenes estudiantes una sólida base para el estudio universitario, ofrece una amplia variedad de asignaturas, cuenta con un profesorado de buena formación, emplea tecnología de punta para facilitar la enseñanza en todas las áreas del conocimiento y fomenta el aprendizaje de lenguas extranjeras.

Son 13 años de educación escolar que los australianos comienzan a la edad de los 5 años, con un año de preescolar o preparatorio, seguido de 12 años de educación primaria y secundaria. La educación en Australia es obligatoria hasta el décimo año, cuando el alumno tiene 15 o 16 años. A partir del año 10 el estudiante puede elegir continuar en la educación secundaria o recibir capacitación laboral o una combinación de las dos, hasta terminar el año 12 cuando el alumno tiene 17 o 18 años.

Australia tiene escuelas públicas y privadas. Los estudiantes internacionales pueden asistir a escuelas gubernamentales de todos los estados y a la mayoría de las privadas. Las escuelas públicas (Government Schools) ofrecen educación gratuita, pero pueden solicitar a los padres o representantes un arancel para colaborar con las actividades deportivas o culturales extra-cátedra.

Las escuelas privadas (Non-Government Schools) son pagas y pueden tener una orientación religiosa o aceptar sólo niños o niñas o ser mixtas.

Los extranjeros son recibidos cálidamente en los colegios australianos, que valoran su gran aporte a la sociedad multicultural australiana. Al finalizar los estudios escolares, la mayoría de los alumnos son aceptados fácilmente en las universidades más importantes de Australia.

En general, el currículo académico en el ámbito nacional cubre nueve áreas del conocimiento: Inglés, Idiomas distintos al inglés, Salud, Educación Física, Matemáticas, Ciencias, Tecnología, Artes y Sociedad y el Medio Ambiente.

Estas áreas de aprendizaje se complementan con la discusión de un tema de justicia social de tolerancia hacia las demás culturas. En todas las escuelas se enseña el valor de la diversidad lingüística y cultural. Los estudiantes son estimulados para que contribuyan activamente a la diversidad y para que se beneficien de ella.

Además, los estudiantes de institutos de educación secundaria pueden elegir materias especializadas que pueden variar de una escuela a otra. Algunas de las más importantes materias a elegir son: derecho, psicología, informática, diseño gráfico, aviación y teatro. Todas las materias se imparten por profesores calificados.

Las escuelas primarias y secundarias evalúan individualmente los resultados de los candidatos.

Niños en edad escolar que no hablan inglés
Los niños inmigrantes que no hablan inglés pueden inscribirse en escuelas que ofrecen programas intensivos de inglés diseñados para niños. Estas escuelas preparan a los alumnos para el ingreso en la educación escolar formal australiana.

Además, existe el Programa de Inglés como Segundo Idioma para Recién Llegados (English as Second Language New Arrivals Program) que brinda la enseñanza del idioma en escuelas primarias y secundarias para niños y jóvenes inmigrantes que califiquen para recibirlo.

En general, para cursar estudios secundarios en Australia el nivel de inglés requerido es el siguiente:

• Prueba IELTS: entre 5 y 6 puntos.

• Prueba TOEFL: entre 500 y 550 puntos, según los requisitos de la escuela y la disponibilidad de clases de apoyo de inglés.

Publicidad


 

El costo anual de cursar estudios secundarios en Australia se calcula entre 7 mil y 10 mil dólares.

Inscripción en la escuela
Para inscribir a los niños en la escuela los padres deberán dirigirse personalmente a la institución para formalizar el trámite.

Deben aportar un documento de identidad (pasaporte), la visa respectiva, un documento que pruebe la fecha de nacimiento de los hijos, y documentos que demuestren su historial de estudios (boletas de notas).

También puede ser necesario aportar los documentos que prueben las vacunas recibidas por los niños.

Guarderías infantiles
Los niños menores de 4 años que no tiene edad suficiente para ingresar en el sistema escolar australiano pueden recibir cuidados en un servicio de guardería infantil que le permite a los padres trabajar o estudiar.

Existen diferentes tipos de guarderías para niños, con horarios a medio tiempo o a tiempo completo. Las opciones incluyen la guardería infantil (child care), el cuidado durante el día (day care) y el llamado “family day care”, servicio en el cual una madre cuida a los niños junto con su propia familia. También existen los jardines preescolares (preschools o kindergartens) que preparan a los niños para el ingreso a la escuela primaria.

Existen también los grupos de juegos (playgroups), muchas veces organizados espontáneamente por padres interesados en que sus hijos aprendan a interrelacionarse con otros niños.

La mayoría de los servicios de guarderías son privados, es decir, deben ser pagados por los padres. Sin embargo, si los padres están asistiendo a un programa de inglés para adultos pueden ser elegibles para recibir ayuda del gobierno australiano para costear los gastos de guardería.

El servicio de de Línea Nacional de Acceso a Guarderías Infantiles (Australian Government Child Care Access Hotline) es una línea telefónica gratuita para ayudar a os padres a encontrar un servicio de guardería que se adapte a sus necesidades.

El número telefónico es 1800 670 305

Más información sobre esta línea aquí:
Web: australia.gov.au/service/child-care-access-hotline 

En el foro de discusión ¿Cómo es la vida de un inmigrante en Australia?,  hispanoparlantes de diversos países comparten preguntas, opiniones y experiencias sobre el procesos de emigración a ese país.

 

Publicidad